Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Víctor Hugo Bustamante, gerente regional de ESSBIO sobre la “Agenda Agua”: “Tenemos un 19% más de inversión para este 2021”.

Comparte esta noticia

Anuncios

La sequía afecta desde hace años a nuestro país y principalmente a la Región de O’Higgins, por lo que sus consecuencias pronto podrían repercutir en su consumo humano. Es por eso que la sanitaria ESSBIO, en su “Agenda Agua” ha definido para este año tres focos: inversiones en infraestructura, mejoras en atención a clientes, a comunidad y en sus servicios, además de la educación para un consumo más eficiente del agua.

En la zona, la empresa materializará importantes inversiones para hacer frente a la sequía y así lo confirma a #DiarioElRancagüino el gerente regional de ESSBIO, Víctor Hugo Bustamante.  “La calidad y continuidad del servicio para nuestros 260 mil clientes a nivel regional, son un desafío estratégico para nosotros, por eso tenemos un plan robusto que contempla una inversión de más de $82.000 millones para el próximo quinquenio y $22.500 millones para 2021”, según indicó. “Estamos tranquilos porque tenemos un 19% más de recursos para invertir este 2021, y un 27% más que en 2019. Esta región es la que más inversión por cliente experimenta”. De igual manera, recalcó que este plan de inversiones “ayudará mucho a la reactivación regional y nacional mediante la generación de puestos de trabajo”.

En total son 271 proyectos centrados en producción de agua potable (28%), seguido de distribución (26%), disposición de aguas (23%); recolección (18%) y soporte (3%). Entre ellos destacan las nuevas fuentes para los sistemas de producción de agua potable de Rancagua y Pichilemu (pozos), la sensorización de la red y el monitoreo de la cuenca del  Cachapoal. Se suman los recursos destinados a aumentar la capacidad de cuatro Plantas de Tratamiento de Aguas Servidas (Rancagua, Malloa, Chimbarongo, San Fernando). “Estas inversiones vienen a hacerse cargo del déficit producido por la sequía, a dar más resilencia a los sistemas, a sensorizar la red para identificar los puntos de bajas presiones, y a generar alertas tempranas de turbiedad y de derrame de hidrocarburo en captaciones superficiales con nuevos planes de automatización”, explicó el representante regional de la empresa. Asimismo están avanzando en Pichilemu, Navidad, Boca Rapel y otras zonas en Rancagua, para alcanzar el 100% de saneamiento. “Esto genera calidad de vida, descontaminación de las cuencas, disminuye el riesgo país, externalidades positivas a la agricultura, entre muchos otros beneficios”.

La escasez hídrica lleva a esta compañía a optar por plantas de producción y tratamiento no convencionales.  Por ejemplo, Pichilemu será la primera comuna en la región que contará con una planta desanilizadora al 2024, recalcó Bustamante. “Para eso se están realizando todos los estudios de impacto ambiental y económico para su levantamiento. Esta comuna se llevará 5 mil millones de pesos en la inversión de esta planta y de seis pozos, a lo que se suma el sistema Rancagua-Machalí donde ya se están construyendo pozos de un total de 21”, afirmó.

-¿Estas inversiones repercuten en los clientes, en un alza de precios?

Las tarifas se mantienen. Las grandes inversiones ocurrieron entre el 2005 y 2010 donde se produjo un alza de tarifas importante. Al día de hoy, si bien son obras importantes, estos son crecimientos marginales. Y como el modelo recoge economías de escala, las tarifas se mantienen.

-¿Ayudan las lluvias del año pasado y las del último temporal en verano, a que la empresa pueda seguir captando el recurso hídrico?

 Sí, ayudan. Las lluvias de 2020 nos ayudaron mucho y recargaron los acuíferos de toda la región lo que se notó en los niveles de los pozos. La proyección de la DGA (Dirección General de Aguas) y otros organismos especializados no son buenas a futuro para todo el país. Por ello nos estamos preparando con estas inversiones para mejorar la oferta de agua. También estamos trabajando en esta red hidrométrica con la DGA y coordinación en alertas tempranas por eventos de la naturaleza con los principales actores de la cuenca del Cachapoal.

Anuncios
El gerente regional de ESSBIO, Víctor Hugo Bustamante. (Foto: Marco Lara)

SERVICIOS Y COMUNIDAD

La pandemia nos ha obligado a digitalizarnos mucho más rápido en todo orden de cosas, más aún en los servicios básicos. La atención no presencial a clientes en empresas como ESSBIO, se ha potenciado mediante su fono clientes y las redes sociales como Twitter y Whatsapp. Bustamante adelantó que en esta región y especialmente en Rancagua se levantará un plan piloto consistente en una oficina 100% digital la cual estaría lista a fines de este primer semestre. Aquí mediante tele atención, las personas podrán realizar sus requerimientos en auto atención o con asesoría de los ejecutivos conectados para resolver sus requerimientos de manera virtual.

Al ser una empresa que entrega un servicio público, a su vez debe mantener una estrecha relación con las personas que se benefician con ello. Para eso, ESSBIO cuenta con un equipo de coordinadores de Relación Comunidad que están en contacto permanente con las Uniones Comunales y Juntas de Vecinos para generar un trabajo colectivo, esto es a través de mesas de trabajo, programas de sostenibilidad y campañas de sensibilización sobre el uso responsable del agua, cuidado de grifos y alcantarillado. Y dentro de esta relación destacan sus iniciativas como son los “Consejos Ciudadanos”, las Ecobrigadas, los fondos concursables y “Toma la sartén por el mango”.

CERO CORTES

El gerente regional de ESSBIO, Víctor Hugo Bustamante,  recalcó que esta industria no ha estado ajena a los efectos económicos de la pandemia. Por ello, desplegaron una serie de acciones para apoyar a sus clientes. Por ejemplo, desde marzo de 2020 a febrero de 2021, más de 28 mil clientes se han visto beneficiados con la suspensión de cortes de agua por su deuda; más de 124 hogares que tenían su servicio cortado por morosidad fueron reconectados en los dos primeros meses de pandemia. Por otro lado, más de 2.600 familias han suscrito al Plan Covid 19 que, de acuerdo a lo establecido en la Ley 21.249, permite reprogramar deudas sin multas ni intereses, y lo que fue extendida voluntariamente por ESSBIO hasta el próximo mes. “Nuestra sanitaria es una de las que tiene mayor cantidad de beneficiados a lo largo del país, más de 12.500”, añadió.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios