Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Hogar Catalina Kentenich dejó de tener niños y niñas bajo tutela física.

Comparte esta noticia

Anuncios

Por: Patricio Miranda Humeres

 

Luego de hacer pública una denuncia relacionada a malos tratos, presuntos abusos y robos en el Hogar Catalina Kentenich de Rancagua, Paola Delgado, auxiliar de aseo del recinto, fue recibida, la mañana del martes, por la directora regional (s) del Sename, Pamela Urquhart. La titular, Jessica Ponce, está con licencia médica.

“Nos fue súper bien”, dice triunfante Delgado, quien fue acompañada a la cita por la activista y directora de la agrupación Rancagua lucha contra el maltrato infantil, Alejandra Fuentes.

Y es que tras la reunión, Sename informó que, con autorización de Tribunales de Familia, “los cuatro niños que aún permanecen en el recinto no continuarán en él. Dos de ellos se reintegrarán con su familia extensa, con quienes se ha trabajado para habilitarlos parentalmente, y se espera trasladar a los otros dos a otra residencia”.

Con todo, y aunque la residencia ya no tendrá la tutela física de los niños y niñas y estos no estarán en el recinto, el Hogar “deberá seguir funcionando por un tiempo, ya que los profesionales deben continuar por un periodo con el seguimiento ambulatorio de los menores de edad que se encuentran en reintegro familiar”. Ello, además, porque el convenio con la entidad aún está vigente, aunque se acordó dar término anticipado.

En esa línea, Urquhart agradeció la labor de la activista y la sociedad civil que denuncia estas situaciones y reconoció que si bien “Sename advertía lo que estaba ocurriendo (…). El llamado de atención ha sido severo”.

 

Antecedentes fueron remitidos al Ministerio Público

El relato de Paola Delgado, la funcionaria que hoy está con licencia médica tras dos meses de trabajo en la residencia Catalina Kentenich, fue puesto en conocimiento de la directora (s) Urquhart, quien tomó los antecedentes y los remitió al Ministerio Público.

Según el testimonio de Delgado, presenció robos a pertenencias de las y los menores por parte de trabajadores del Hogar, malos tratos a niños y niñas e incluso negligencias del personal, toda vez que Delgado sorprendió, en una oportunidad, a una menor de 11 años en una pieza con otro menor, de seis y con autismo, con sus pantalones abajo, sin supervisión alguna por parte de las cuidadoras.

Anuncios

“Los niños estaban siendo manipulados, usados, maltratados. Tengo alegría de que acabe este proceso, siento que pude aportar un gran granito de arena”, comenta emocionada la mujer con respecto a la resolución del Sename.

Con todo, Delgado opina que la institución colaboradora debería quedar inhabilitada para futuras licitaciones y trabajo directo con niños y niñas: “María Ayuda no debería tener nada que ver con menores. Es una casa de acogida que no merece a los niños, porque no tienen al personal idóneo que ellos merecen”.

Mediante un comunicado de prensa desde el Sename confirmaron que  “todos esos antecedentes fueron puestos a disposición del Ministerio Público a través de una denuncia, la cual fue ingresada el 7 de junio”.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios