Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Hospital Regional estuvo más de 6 horas sin agua por rotura de matriz.

Comparte esta noticia

Anuncios
  • Representantes de Fenats acusan falta de mantenciones en el establecimiento de salud.

 

Por: Gisella Abarca.

 

Una irregular situación fue la que se vivió la tarde de este martes en el Hospital Regional Rancagua; y es que pasadas las 19:00 horas fue interrumpido sorpresivamente el suministro de agua potable en el recinto asistencia por una rotura de matriz.

Desde la dirección del centro de salud señalaron que los inconvenientes con el suministro de agua potable, obedecieron a una rotura en el PVC hidráulico de una cañería conducente al módulo A, que se registró en el sector J -informaron- por lo que “se realizó un recorrido inspectivo por las instalaciones aledañas, a objeto de evidenciar si hubo afectaciones a las mismas. Mientras tanto, se dispuso un equipo técnico para realizar la reparación correspondiente a modo de brindar una solución inmediata al fortuito”, sostenía el comunicado de prensa.

Para reparar, los trabajos implicaron la suspensión temporal del suministro de agua potable, que se extendió hasta la 01:40 de la madrugada, tiempo en que se realizaron acciones de mitigación para minimizar inconvenientes, “lo que permitió que el establecimiento de salud continuara su funcionamiento” expusieron.

DESCARTARON QUE EL CORTE AFECTATRA DE MANERA SIGNIFICATIVA EL TRABAJO DE SERVICIOS Y/O UNIDADES

Desde el establecimiento de salud detallaron que producto de la rotura el agua ingresó a dos instalaciones, Bodega Economato de abastecimiento y Medicina Física y Rehabilitación, “donde se contuvo oportuna y rápidamente los accesos principales de cada dependencia, sin causar daños, ni alteraciones a su normal funcionamiento” agregaba el documento.

Desde el Hospital aseguran que  “el evento fue resuelto con éxito y prontitud, sin observar mayor incomodidad para los usuarios del establecimiento, asimismo el funcionamiento habitual de cada una de sus dependencias”. Destacando que la suspensión del suministro “no importunó de manera significativa el trabajo habitual de los distintos servicios y/o unidades, tampoco para los usuarios y pacientes”.

Ante esta situación, la Directora de Onemi, Alejandra Riquelme, indicó que se trabajó en la coordinación de los servicios de emergencia como Essbio, Bomberos y Personal sub contratista del Hospital Regional “Essbio nos apoyó con una cuadrilla especializada. Si bien era un problema interno en términos de una mantención, apoyó también con un camión aljibe para poder mantener las operaciones normales de un servicio tan estratégico como es el Hospital Regional. También estuvo apoyando Bomberos de Rancagua con manguera y acoples para poder cargar los estanques”.

Anuncios

En esta línea, desde la dirección del recinto asistencial agregaron que “Se contó con un camión aljibe, coordinado con ONEMI y Essbio para su distribución acorde a necesidad, además de 200 bidones de agua purificada para efectos de higienización. Colaboró también Bomberos en el llenado de estanques tanto de Hemodiálisis y Laboratorio”. Cabe destacar que la jornada de este miércoles se estaba ejecutando la reposición del pavimento donde se realizó el trabajo y el retiro de escombros.

 

Fenats acusa falta de mantenciones en el establecimiento de salud.

Respecto a la emergencia, el Presidente de la Fenats Base del Hospital Regional Rancagua, Roberto Vasconcello expuso que “Esta es una rotura de matriz hace tiempo estamos hablando de los deterioros y las mantenciones que se tienen que hacer en el establecimiento. A 5 años de habernos cambiado hay muchos deterioros del recinto que se están manifestando y las autoridades no le han dado la real importancia para solucionar estos temas que son complicados y aquí están los resultados”, dijo.

El dirigente agregó que “Esta rotura de agua potable generó paralizar el consumo de agua, lo que se convierte en una emergencia sanitaria”. Indicando que “todos los servicios fueron afectados, del área clínica y los de apoyo”.

Detalló que luego de la rotura de matriz, para trabajar “se tuvo que ocupar suero fisiológico, agua bidestiladas y llegó un camión aljibe coordinado por el Delegado Presidencial; pero si todas estas medidas se hubiesen prevenido y no haber reaccionado a última hora, no estarían hoy reventándose”.

El llamado que hace el representante de los trabajadores de la salud es que “tiene que haber una responsabilidad administrativa en este tema”.

 

 

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios