Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Mónica Contreras no pudo contra el cáncer.

Comparte esta noticia

Anuncios

A las 22:30 horas cerró los ojos a la vida Mónica Contreras Jofré, una mujer rancagüina que tuvo que dejar todo de lado para someterse al invasivo tratamiento para luchar por su vida.

Su batalla contra el cáncer de mieloma múltiple, comenzó hace siete años -el 2015- tiempo en que rápidamente se sometió a tratamientos para parar la enfermedad.

No obstante, esa no sería la única mala noticia que recibiría Mónica, ya que dos años más tarde, en el 2017 le detectan cáncer al pulmón a su querido marido Francisco Guajardo, ex funcionario de finanzas en Fusat quien fallece cuatro meses más tarde.

Así lejos de la compañía de su amado esposo; pero con el apoyo de sus hijas la psicóloga Paola Guajardo y la asistente social María José Guajardo, y el incondicional cariño de su nieta Laurita le quiso doblar la mano al destino y siguió el camino por su recuperación.

Pero la vida dijo otra cosa y este martes 22 de diciembre, a las 22:30 horas ese camino llegó a su fin para la vecina que llegó en 1959 a ser parte de la Población Isabel Riquelme, cerrando así una etapa que comenzó el 23 de junio de 1958 cuando Sewell la vio nacer y ahora Rancagua la despide.

Su velatorio se está realizando en Funerarias Paz y este jueves a las 10:00 horas en el mismo lugar será la misa por el eterno descanso de Mónica Contreras Jofré para luego trasladar sus exequias hasta el Cementerio Número 1 de Rancagua.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios