Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

EDITORIAL: Aguas Agitadas

Comparte esta noticia

Anuncios

Seguridad. Molestia existe entre vecinos del estadio El Teniente pues, pese a lo dicho en meses previos, nuevamente la Universidad de Chile vendrá a la ciudad a disputar un partido de fútbol.

Si bien es cierto, General Velásquez será local el domingo venidero y solo podría ingresar público de San Vicente de Tagua Tagua, la preocupación en el entorno del recinto deportivo está presente. Aquí los verdes quedan obviamente ajenos de la polémica porque, la preocupación, está puesta en otro foco: lo que atrae su rival.

Las poblaciones Rancagua Sur, Isabel Riquelme y otras ubicadas a pocas cuadras del recinto deportivo están bajo alerta. El año pasado la U se salvó del descenso jugando sin hinchas en el estadio, a puertas cerradas, y de igual forma se produjeron los incidentes que todos conocimos.

Hace poco, vino un grupo no menor de fanáticos de Universidad Católica y Colo-Colo en días sucesivos. Con los primeros hubo algunos inconvenientes y con los segundos no se conoció de hechos violentos (no así como en otros años donde hasta un fallecido hubo a metros del Parque Estadio).

Es más, también los forofos de O’Higgins se han visto envueltos en peleas, como una que se registró contra fanáticos de la Unión Española en una plaza aledaña.

Parece que cada vez que hay un encuentro deportivo en el Mundialista son los vecinos quienes deben encerrarse o alejar sus automóviles hacia otros sectores para no tener problemas con los violentos.

Es hora de analizar el porqué y buscar soluciones concretas. No puede ser que un encuentro deportivo culmine, sea cual sea el resultado, con riñas que causen temor en los habitantes que por años han convivido con el fútbol cerca de sus hogares. Las autoridades han manifestado que han hecho variadas acciones para lograr controlar la actuación del público antes y después de cada juego. El alcalde, inclusive, expresó que no quieren a la U jugando acá y también lo hizo saber de cara al próximo fin de semana.

Anuncios

Las aguas agitadas no calmarán fácilmente. En julio nuevamente se repetirá una visita azul a Rancagua, esta vez contra los locales, y esta historia se volverá a leer.

Por: Ricardo Obando, Editor.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios