Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

OPINION: El estado de cambio de la Reforma Tributaria.

Comparte esta noticia

Anuncios

Por Claudio E. Castillo Rojas

Contador Auditor

Docente del Área Administración

IP-CFT Santo Tomás, sede Rancagua

 

La reforma tributaria ha comenzado cubierta de luces y sombras. En las esferas o círculos de negocios, no han sido sorpresivas las normas, más bien han reaccionado a la apertura que Hacienda ha tenido con los grandes temas que buscaba incorporar en este proceso. El devenir de las semanas ha dado pasos ligeros a cambios en la forma y en la óptica que están siendo abordados previendo sus efectos en la inversión y por ende en la reactivación de la economía.

Se necesitan estímulos para reconfortar las economías familiares y que esto no se transforme en un test de estrés donde algunos puedan acomodar sus negocios a los cambios impositivos y otros desistan de sus emprendimientos. Es así como la esencia del proyecto continúa en mantener los pilares de recaudación, manteniendo un impuesto a la riqueza, controlando en mayor medida la evasión y elusión tributaria, además de eliminar las exenciones tributarias. Asimismo, la propuesta de reforma por estos días se ha centrado en evitar la doble tributación en el caso de pagos de impuestos en el exterior.

Sin embargo, algunos cambios significativos que han sido discutidos por los paneles de expertos tienen relación con el impuesto a las utilidades retenidas (tasa que implicaría un impuesto de 1,8%) en la sociedad de inversiones. Sobre este punto, es propio señalar que estas utilidades ya pagaron sus impuestos, el hecho de mantenerlas en espera de retirar no debería implicar un impuesto adicional – tal como se plantea en la reforma – por eso se ha dado paso a un cambio en la base cálculo, teniendo en vista a los impuestos retenidos por la sociedad. Este giro implicaría que por el hecho de posponer el impuesto se pague de cierta forma un interés por el costo financiero que significaría para el Estado que se postergue el pago, en los contribuyentes finales.

La depreciación acelerada – en un cambio que de alguna forma permitiría el incentivo a la inversión del activo fijo – con la posibilidad de usar las pérdidas tributarias por las pérdidas que genere sería relevante bajo el supuesto que se cambie el límite de uso de pérdidas del 50%. De no ser así, perdería su utilidad y significado.

Finalmente, el royalty minero busca cambiar su visión a la expansión de proyectos y la inversión en proyectos nuevos, a través de la ampliación de menores tasas de impuesto por tonelada métrica de mineral fino extraído. Para algunos, esto busca frenar el posible cierre de proyectos o la prospección de nuevas faenas.

Es así como la necesidad de preservar la esencia de este nuevo pacto tributario, que no es tema menor en las actuales condiciones económicas, busca equilibrar el crecimiento, inversión y empleo. Septiembre es un mes para esperar que los cambios permitan continuar con la discusión técnica y llegar finalmente a una reforma tributaria realista y que permita mantenerla por un tiempo suficiente para ver sus resultados.

Anuncios

 

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios