Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Incendio de proporciones afectó a bodegas de colegio Don Guanella

Comparte esta noticia

Anuncios

Este lunes por la noche, un incendio de proporciones se registró en instalaciones de la Obra de Don Guanella, ubicada en la Población Centenario de Rancagua. Específicamente, el siniestro afectó a un taller localizado en la parte trasera de la Escuela Julio Valenzuela de la Obra Don Guanella, cercano al hogar de acogida de adultos mayores de la comunidad parroquial.

En total, siete de las ocho compañías de la capital regional se desplegaron en el lugar para extinguir el incendio. El comandante del Cuerpo de Bomberos de Rancagua, José Villalobos, informó que no hubo voluntarios ni personas lesionadas: “Todos los adultos mayores fueron llevados a un recinto donde están acompañados de personal del hogar y están en buenas condiciones”.

Así mismo, Villalobos sostuvo que las llamas “se iniciaron e ingresaron desde el exterior, por el costado de la calle”, lugar donde una docena de personas en situación de calle se hallan instalados. “En estos momentos, Carabineros con el Departamento de Inspección de Incendios se encuentran evaluando los inicios del incendio”, comentó el comandante de Bomberos una vez extinguido el siniestro.

Por su parte, el padre Jorge Avilés, sacerdote a cargo de la Obra de Don Guanella en Rancagua, explicó que en el sector afectado “estaba el taller donde se hacía mantención del mobiliario de los estudiantes”. En la bodega, pueden apreciarse restos de madera quemada y fierros de respaldos y estructuras de cerca de 60 mesas y sillas. Además, máquinas de jardinería y otros elementos cotidianos fueron consumidos por las llamas, junto a documentos históricos del colegio que no contaban con respaldo.

Respecto al hogar de ancianos aledaño al sector del incendio, Avilés expresó que los residentes del lugar fueron evacuados, ya que, pese a que no existió riesgo de expansión de las llamas hacia allá, parte del humo se coló por el hogar, donde actualmente residen 17 adultos

En cuanto a cómo se manejó la contingencia, el director de la Escuela Julio Valenzuela, Gabriel Núñez, afirmó que “se estaba esperando que pasara el incendio y este martes por la mañana se comunicó a través de un audio a los apoderados que las clases seguían normales”. “Muchos ya sabían del incendio, la comunicación fluyó rápido y no hubo problemas con la asistencia”, señaló el jefe del recinto educacional, que cuenta con 490 estudiantes matriculados.

Anuncios

 

 

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios