Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

En Rancagua: Colegio Pablo Garrido formando líderes sin distinción

Comparte esta noticia

Anuncios
  • El establecimiento invita a los ex alumnos de la Escuela Coeducacional Nº 37, Escuela Nº4 o del Colegio Pablo Garrido a participar en la recolección de fotografías, testimonios u objetos para el Archivo Patrimonial Profesor Luis Almonacid y enviarlos a la encargada de formación ciudadana Johana Toro al mail Johana.toro@colegio-pablogarrido.cl.

 

Por: Fotos Marco Lara

 

En el sector La Granja, el 5 de marzo de 1953, se inserta con el nombre de Escuela Coeducacional Nº 37, la cual fue trasladada desde fundo Callejones ubicado en la comuna de Graneros.

El 28 de julio de 1986 con el decreto de ley Nº 250, a solicitud del Club de Amigos de la Cueca Clodomiro Barril Soriano de Rancagua, el Gobierno nombra a la escuela como Colegio Pablo Garrido Vargas, en memoria del ilustre musicólogo, historiador y folclorista chileno don Pablo Garrido Vargas.

El colegio Pablo Garrido Vargas cuenta con 69 años de servicios educativos, siendo una institución que en la actualidad potencia tanto los procesos de enseñanza aprendizaje como también, la calidad humana de sus estudiantes por medio de la formación integral.

La institución educativa municipal cuenta con una matrícula de 305 niños y niñas de los cuales el 31,8% corresponden al Programa de Integración Escolar, atendiendo a una población que representa un 90% del índice de Vulnerabilidad Escolar.

Así lo expone el director del colegio Pablo Garrido de Rancagua, Javier Jara “somos un colegio inclusivo, donde atendemos una cantidad importante de niños y niñas con necesidades educativas especiales, más del 30% de la matrícula corresponde a estudiantes que presentan necesidades educativas, donde el equipo que tenemos para atenderlos, es un equipo muy potente comprometido con la educación”.

En esta línea Jara añadió “Somos un colegio donde se igualan las oportunidades para todos los niños y niññas, aquí ellos reciben uniforme, caja escolar, alimentación a través de Junaeb, transporte a través de Cormun. Un colegio que responde a las necesidades del sector y las condiciones de vulnerabilidad que presentan las familias”.

Anuncios

Y es que para muchos estudiantes, el establecimiento educacional es más que eso, revela Jara “Este colegio es un hogar para muchos de los niños y niñas que tenemos acá, hay muchas necesidades y carencias en el sector y cumplimos un rol fundamental en contención emocional, muchas veces estamos asumiendo el rol de la familia, son muchos niños que requieren de atención en este colegio. Llega un fin de semana y se nos complica porque este tiempo para los alumnos y alumnas es no sentirse seguros como en el colegio; por lo tanto, el colegio cumple más que el rol de educar, es seguridad, los niños son acogidos por los funcionarios y asistentes. Es un colegio que tiene una función que trasciende a lo educativo, que rescata el sentido de familia y de identidad con la comunidad”.

 

 FORMACIÓN CIUDADANA Y ARCHIVO PATRIMONIAL

Desde el área de formación ciudadana, indicaron que en el establecimiento educativo rancagüino se ha implementado un Plan de Formación Ciudadana que tiene por objetivo, promover en la comunidad educativa las competencias y habilidades ciudadanas, por medio del pensamiento crítico en los espacios de convivencia de forma participativa profundizando en prácticas democráticas en la interacción de los miembros de la comunidad escolar. En este sentido, se han realizado distintas acciones que han potenciado el valor de la formación ciudadana en la escuela.

En la actualidad, la profesora Johana Toro lidera un proyecto de archivo patrimonial Profesor Luis Almonacid, que busca reivindicar la memoria pedagógica del docente y rescatar la historia de la institución escolar.

Luis Alfredo Almonacid Arellano nació el 19 de agosto de 1931, fue un destacado profesor de educación básica y dirigente gremial. Durante la década del ‘60, ingresó a la escuela básica n°37 La Granja en la ciudad de Rancagua, “donde el legado del profesor Almonacid ha traspasado generaciones, su educación desde el cariño, el juego y el afecto dejo huella en sus estudiantes”, indicó el director.

El 16 de septiembre de 1973, en el contexto de dictadura cívico-militar, el profesor fue interceptado  en su hogar por Carabineros, para luego ser ejecutado a las afueras de su hogar donde se encontraban sus hijos y esposa.  Carabineros trasladó al profesor Almonacid al Hospital de Rancagua donde falleció al día siguiente a causa de heridas a bala.

En la actualidad, tras el fallo por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a favor de la familia del profesor Luis Almonacid el colegio revindica su memoria a partir de su labor pedagógica en la institución educativa pues el profesor entregó a distintas generaciones una pedagogía social e integral en base a valores como el respeto, la tolerancia y solidaridad, por medio del ejercicio de la ciudadanía.

Anuncios

Es por este hecho que los primeros días de octubre, la comunidad educativa del Colegio Pablo Garrido rindió un homenaje en memoria del profesor instalando una placa en su honor, valorando el rol pedagógico y la figura del profesor, dirigente social y gremialista.

En esta línea, el colegio invitan a los ex alumnos de la Escuela Coeducacional Nº 37, Escuela Nº4 o del Colegio Pablo Garrido Vargas a participar en la recolección de fotografías, testimonios u objetos para el Archivo Patrimonial Profesor Luis Almonacid y enviarlos a la encargada de formación ciudadana Johana Toro al mail Johana.toro@colegio-pablogarrido.cl

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios