Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

A 9 años del día en que el soñador y el sueño al fin se encontraron

Comparte esta noticia

Anuncios

Por: Ricardo Obando / Fotos: Héctor Vargas.

Cómo pasa el tiempo. Este sábado se cumplen 9 años del día más feliz en la historia de O’Higgins de Rancagua. Un 10 de diciembre, pero de 2013, los celestes coronaron su mejor año y lograron de forma inédita el título nacional de Primera División.

El plantel, liderado técnicamente por Eduardo Berizzo, hizo historia al vencer a Universidad Católica por 1-0 con solitario tanto de Pedro Pablo Hernández.

Esa cálida noche en Ñuñoa, sigue presente en la memoria de una ciudad entera más cuando en aquel 2013, se pasó de la rabia -al ver como 16 de los suyos murieron tras los pasos del “Capo”- a la algarabía en unos cuantos meses.

El día en que el soñador y el sueño se encontraron es imposible de olvidar para un rancagüino o rancagüina, y más para un celeste.

Después de aquel partido, una caravana interminable de vehículos rumbo a Rancagua. Miles y miles de hinchas volvieron a la ciudad para seguir celebrando. En la Plaza de Los Héroes, en el escenario que se montó allí, una multitud se mantuvo esperando el arribo de sus ídolos. De madrugada, en el balcón del municipio, apareció la copa, Berizzo, el Tucu, el capitán Leal, el goleador Calandria y más. Todos, llenos de gloria y todavía madurando lo que habían conseguido.

Lo que se consiguió, se ha vuelto inalcanzable con el paso de los años. Solo una vez más se estuvo tan cerca de lograr aquello, pero goles de media cancha lo evitaron. Tras eso, frustración tras frustración, como la historia misma del club. Pero, como lo dijo el mismo Berizzo esa noche en las entrañas del Estadio Nacional, nuevamente llegará el día en que el soñador y el sueño se abracen.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios