Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

El día después del mega incendio que afectó a San Vicente de Tagua Tagua

Comparte esta noticia

Anuncios

Fue un amanecer triste para la comuna de San Vicente de Tagua Tagua, día que amaneció nublado, pero en el ambiente se percibía la sensación de que muchos de sus vecinos no lo estaban pasando bien. Es que llegar al lugar donde la tarde del miércoles ocurrió el mega incendio que destruyó alrededor de 15 locales comerciales (cifra entregada por los propios afectados), evidenciaba que se trató de un incendio que prácticamente tiene a los afectados de manos cruzadas, pero con la convicción de que pronto se volverán a colocar de pie.

Sólo restos de mercadería, cenizas y latas retorcidas era lo que se podía apreciar la mañana de este jueves, sumado al trabajo de Labocar, quienes periciaron los locales afectados así como la Casa Parroquial de la Iglesia San Juan Evangelista, la que también fue destruida por el fuego.

Además de los locales afectados, la emergencia dejó a un civil lesionado de carácter leve, cinco bomberos lesionados, uno con quemadura en dedos de una mano, uno con dolor torácico trasladado hasta un centro asistencial, tres descompensados y, uno con una contusión de carácter leve.

Según lo expresado por el Delegado Provincial, Fabio López, alrededor de 15 locales comerciales resultaron con pérdida total, pero fueron cerca de otros 15 los que de una u otra forma se vieron afectados. Junto  al municipio y la llegada del Gobernador, Pablo Silva, comenzaría el trabajo de catastro de afectados, los que hasta el  jueves ya superaba las 80 personas. De esta manera asegura que se irían canalizando las ayudas correspondientes.

Por su parte, el abogado asistente de la Fiscalía Local de San Vicente, Alonso Leiva, aseguró que las diligencias decretadas en el sitio del suceso tras el incendio que consumió diversos locales comerciales y la casa parroquial de la comuna apuntan a determinar la causa que originó el siniestro, disponiéndose por parte del Ministerio Público a personal de la SIP de la Sexta Comisaría para empadronar testigos y, de Labocar, quienes deben investigar el origen del fuego, el que hasta este jueves seguía en investigación.

 

LOCATARIOS A LA ESPERA DE AYUDA

Sandra Suárez fue una de las afectadas, perdió todo en su local de servicio técnico de teléfonos, pero espera una ayuda para poder seguir adelante. Si bien reconoce que el incendio está en investigación, esperan poder recibir ayuda teniendo en cuenta que al ser pequeños comerciantes no cuentan con seguros “En veinte minutos ya no había nada. En estos momentos  a uno todo le sirve”, dijo la locataria.

Anuncios

Julio César Pavéz también perdió todo en su florería. La mañana de este jueves apreciaba los restos de lo que fue su negocio, esto mientras Labocar realizaba peritajes. Espera poder levantarse de nuevo, pero ojalá con ayuda. “Necesitamos seguir trabajando, es harto lo que se pierde, todo el esfuerzo de uno, ya que la mayoría no tenía seguro”, dijo Julio César.

Rodrigo Pulgar tenía un local de venta de telas, perdiendo gran parte de su mercadería, ya que asegura que lo que no destruye el fuego, termina por destruirlo el agua. Al igual que el resto de los afectados esperan alguna ayuda, esto ante la incertidumbre que está viviendo al depender cien por ciento de su trabajo. Su opinión la comparte María Cristina Soto, quien perdió toda su mercadería de paquetería. Al momento del incendio no estaba en el local, al llegar ya estaba todo destruido. “Estamos todos en la calle, en el aire, quedamos sin nada. Necesitamos que alguien nos apoye, una palabra que nos ayude a todos”, dijo la afectada, quien además adujo que debieron ver como inescrupulosos llegaron a robar a locales que lograron salvarse de las llamas.

María Ignacia Gallardo trabajaba en la Distribuidora DecoHogar, donde se perdió todo. Junto a ella fueron cinco las personas que en estos momentos están sin empleo, llegando al lugar para ayudar en lo que se pudiese a la espera de que su jefe les informara que pasará con ellos. Al igual que los demás la ayuda es fundamental, pero también recalca que hubo muchos que llegaron al lugar, aprovechándose de la catástrofe, para robarse lo que los locatarios trataron de salvar.

 

CASA PARROQUIAL DESTRUIDA

El fuego también destruyó la casa parroquial de la Iglesia San Juan Evangelista, es por eso que la mañana del jueves el Padre, Luis Torrealba, realizaba una serie de acciones para evaluar los daños..

El sacerdote sostuvo que hasta ahora no ha tenido contacto con nadie, pero sobre la emergencia manifestó su extrañeza por la escasez de grifos y, los que existen, no funcionan, situación que considera muy grave siendo el lugar más céntrico de la comuna. Añadió que si supo del robo de muebles y artefactos eléctricos a los afectados, lo que refleja la actitud del chileno que ha perdido el sentido de la moral.

 

 

ACCIONES PARA AFRONTAR LA EMERGENCIA

La mañana del jueves, en el salón auditorio “Omar Ramírez Véliz” del municipio de San Vicente, equipos municipales de diversas áreas, concejales de la comuna, consejeros regionales y representantes de Subdere, Cámara de Comercio, Cuerpo de Bomberos, entre otros, se reunieron para coordinar acciones frente al lamentable incendio que consumió una serie de locales comerciales, oficinas y la casa parroquial.

Anuncios

Entre muchas aristas, se trabajó sobre las alternativas disponibles y/o que se puedan generar para ir en ayuda de quienes perdieron sus propiedades y su fuente de trabajo, así como también, reforzar estrategias para prevenir que otra emergencia de esta magnitud ocurra a futuro.

“Por ahora insistimos en el llamado a no acercarse al perímetro del siniestro para no entorpecer la labores de investigación y remoción de escombros y, también, evitar transitar por las inmediaciones de la plaza de armas, ya que las palmeras afectadas por el fuego siguen botando material, lo que significa un riesgo para la comunidad”, indicaron desde el municipio.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios