Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Comunidad de Zúñiga anhela su templo parroquial

Comparte esta noticia

Anuncios

Hace más de 12 años que los habitantes de Zúñiga, en la comuna de San Vicente de Tagua Tagua, esperan la restauración de su templo, monumento nacional, dañado por el terremoto de febrero del 2010.

En noviembre pasado el Alcalde Jaime González, de San Vicente, reunió una mesa de trabajo en la que participaron el obispo de Rancagua, Guillermo Vera; el párroco de Zúñiga, Osvaldo Rodríguez; el arquitecto encargado de patrimonio en la Dirección de Arquitectura del MOP regional, Orlando Faúndez; y el Director de SECPLA de la Municipalidad, Joel Reveco. En esa ocasión el Alcalde expresó su interés en activar el proyecto para la pronta restauración del templo, encargando a SECPLA las tareas necesarias para lograr ese objetivo valioso no sólo para la comunidad local, sino también para la Región por el atractivo turístico de esa localidad.

Cuando ocurrió el terremoto que dañó el templo, su párroco de entonces inició gestiones para restaurarlo y, con el entusiasta apoyo de sus habitantes, contrató al arquitecto Marcelo Montenegro quien dirigió la elaboración del proyecto presentado al Consejo de Monumentos Nacionales donde fue aprobado en febrero del 2016, según el Ordinario 584/16. Antes, el año 2005, ese Consejo había declarado Zona Típica al pueblo de Zúñiga y Monumento Nacional al templo de su parroquia “Nuestra Señora de la Merced”.

Es un pueblo de origen colonial típico de localidades agrícolas y campesinas de la zona central del país, con viviendas de fachada continua, construidas en base a adobe, que se extienden alrededor de uno de los edificios más antiguos de la zona: el templo de la Parroquia Nuestra Señora de la Merced.

Este templo fue edificado, en parte, el año 1765 por el padre Antonio Zúñiga, cuando el pueblo era conocido como Toquigua, donde vivían trabajadores de fundos cercanos. Para ellos, la Iglesia fue un espacio de encuentro y comenzaron a llamarla la “Capilla del Cura Zúñiga”. Este sacerdote atendía la vecina parroquia de Peumo y llegaba hasta este sector donde encontró tal acogida a su predicación, que levantó este templo.

Al morir el padre Zúñiga, en 1812, los vecinos decidieron cambiar el nombre del pueblo en memoria del sacerdote.

El templo es sencillo: con una sola nave y al costado del altar un ala que parece haber sido la capilla original, construidas a partir de albañilería de adobe, que casi ya no se utilizan en la zona. Su techo es de tijerales de madera, cubiertos con tejas de arcilla coloniales. El daño que le provocó el terremoto del 2010 no impide que la nave principal esté en uso, aunque con signos claros del daño en sus muros, que lo afean.

Anuncios

Con la aprobación del Consejo de Monumentos Nacionales al proyecto de restauración, se intensificaron las gestiones para que el Estado lleve adelante las obras necesarias. Para lograr pronto ponerlas en marcha, la Dirección de Arquitectura del MOP regional ha hecho observaciones al proyecto que lleva adelante la Municipalidad de San Vicente de Tagua Tagua en las gestiones ante los organismos respectivos. También profesionales de la Seremi de Desarrollo Social y de la Oficina Técnica regional del Consejo de Monumentos Nacional han colaborado con entusiasmo para facilitar las gestiones que permitan su pronta restauración, a cargo de SECPLA de la Municipalidad.

Después de casi 13 años, la comunidad de Zúñiga está a la espera de ver el inicio de las obras para recuperar a plenitud su templo, centro de actividades sociales, culturales y religiosas del pueblo, además de tener el prestigio del reconocimiento otorgado por el Consejo de Monumentos Nacionales, siendo parte de una de las localidades de mayor atractivo en la Región, por el atractivo de su estilo colonial.

 

 

Roberto Urbina A.

Director Ejecutivo

Fundación La Santa Cruz

 

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios