Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Con alegría el seminario recibe a dos jóvenes de la diócesis.

Comparte esta noticia

Anuncios

El 4 de enero dos jóvenes de la diócesis ingresaron al Seminario San Pedro Apóstol, de San Bernardo para comenzar sus clases introductorias. Se trata de Leonardo Espinoza, quien pertenece a la parroquia Santo Cura Ars de Rancagua y ha trabajado activamente en su parroquia como acólito y catequista; y Lucas Vega, perteneciente a la parroquia San Juan Evangelista de San Vicente, quien ha participado en diversos voluntariados, misiones y en la pastoral juvenil.

De acuerdo con lo expresado por el padre René Gaete, encargado de la Pastoral Vocacional diocesana, estos dos jóvenes participaron del proceso de discernimiento vocacional que se ha implementado. Así, a través de encuentros de reflexión y oración fueron escuchando el llamado de Dios en sus vidas.

Leonardo y Lucas se unirán a los otros seminaristas y vivirán unas vacaciones comunitarias, entre el 16 y el 27 de enero. Para luego ingresar formalmente en marzo al Seminario.

 

Más vocaciones

Otra buena noticia es que Luis Silva, seminarista, avanza en su proceso de discernimiento sacerdotal, por lo que recibió la Cruz y el Alba, pasando así a la etapa Discipular (filosofía) de su formación. La misa se realizó el sábado 7 de enero en la Iglesia Catedral de San Bernardo.

Así, hasta el momento, serían 7 los seminaristas de la diócesis en distintas etapas de formación. El padre René Gaete pide que toda la Iglesia de Rancagua siga orando por éstas y más vocaciones que se puedan despertar.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios