Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

En el Día del Minero: Mineros de Chancón siempre preocupados de su seguridad y oficio

Comparte esta noticia

Para visibilizar este día, visitamos un yacimiento de oro ubicado en uno de los más importantes distritos mineros de la Región de O’Higgins. Si bien, en este lugar solo se elabora la pequeña minería, no existen excusas para no estar preocupados permanentemente de la seguridad de estos trabajadores y productores al interior de las faenas.
Anuncios

Fotos: Hernán Silva Mella.

Este 10 de agosto muchos rincones del país celebran a sus trabajadores y trabajadoras de la gran, mediana y pequeña minería. Es el día de San Lorenzo, su patrono de quien se sienten muy protegidos, y para celebrar y rendirle honores como merece una fiesta religiosa, se ha decretado feriado especial en dos regiones de Chile hoy: Tarapacá y Atacama.

Por nuestra parte, la región de O’Higgins posee una historia centenaria ligada a los mineros gracias a la existencia del yacimiento El Teniente. Sin embargo, hay otro distrito minero que aporta su granito de arena al desarrollo de este rubro económico. Se trata de la localidad de Chancón, a 10 kilómetros de Rancagua, que desde tiempos prehispánicos ya conocía de la extracción de minerales desde estos cerros. Deben ser entre 70 y 80 las pequeñas minas que se ubican en este sector. El Rancagüino visitó la Mina La Flor, perteneciente a la Minera VICMAR, como una forma de vislumbrar y homenajear a los trabajadores mineros en su día.

En nuestra visita conversamos con Michael Jiménez Obreque, dueño y representante legal de la Minera VICMAR, a cargo de las minas La Flor, Arboleda y San José, desde donde se extrae principalmente oro, y subproductos como por ejemplo el cobre y la plata. El encargado nos describe su proceso de extracción que consiste en una labor de reconocimiento, buscar la veta, ver qué máquinas ocupar dependiendo del tipo de veta y de acuerdo a todo esto se comienza a complementar el método de exploración para seguir trabajando y extrayendo el mineral. “Un grupo de mineros, los que trabajan por turnos, ingresan a la mina por la tarde para hacer las perforaciones y tronaduras, y queman aproximadamente a las 8 PM para quedar toda la noche ventilándose para que al día siguiente entren los demás operarios a extraer todo el material dejado por las explosiones”.

Chancón tiene muchos años de historia y de trabajo de antiguos mineros pirquineros. Esta mina, La Flor, comenzó en los años 80 a explorarse, pero en los 90 apareció la crisis financiera asiática y mundial lo que redujo el precio del oro. “Quedaron muy pocas minas trabajándose en el sector, pero está en particular la tomé en 2002 para comenzar a explotarla hasta hoy”.

En la actualidad, Jiménez dice que los precios son lo que manda todo, y estos se han mantenido. “Lo único que nos dificulta un poco son los compradores, dónde poder vender el mineral. Pero siempre estamos luchando y esperando siempre una alternativa a futuro que nos dé mayor tranquilidad”.

En materia de seguridad, la empresa cuenta con un prevencionista de riesgos propio, a pesar de que por parte de la Seremi de Minería ofrecen profesionales en el rubro. “Nos gusta tener nuestros propios profesionales para hacerlos más cercanos y otorgarles más charlas. De acuerdo a cómo se dé la explotación adentro conversamos con el prevencionista entre todos y hacemos una mancomunión para cuidarnos entre todos y ver qué pasa en el día a día”, concluye.

Anuncios

MINEROS

Juan Olivares, es jefe de mina y fue quien nos introdujo al corazón de la misma. Nos cuenta que toda su vida ha estado relacionada con la minería, por parte de su padre y su madre. “En esta faena me incorporé en 2017 y llevo cinco años como jefe. Siempre trabajé en esta zona de Chancón. Aquí la minería es súper linda, es algo único, me gusta mi trabajo y lo hago a gusto. Desde pequeño siempre quise ser minero y acá estoy”.

Cristopher Sánchez, supervisor en estas faenas, lo acompaña. Él nos cuenta que lleva una década en el rubro y cinco años como integrante de la labor en Mina La Flor. “Esta ha sido una experiencia única ya que esta es una de las mineras más grandes del sector de Chancón y es la que cuenta con mayor número de personas trabajando. Me encanta lo que hago. Soy de Rancagua y aprendí todo lo que es minería acá en Chancón”, agrega, asegurando que no se iría a trabajar a la gran minería, porque le gusta mucho donde está hoy.

Agrega que, en el tema de la seguridad, “la hacemos nosotros mismos. Con Juan estamos a cargo de esta faena y estamos siempre preocupados que todos los compañeros lleven sus medidas de seguridad para evitar accidentes y tener un día muy bueno”. Para Juan, en tanto, el minero se tiene que cuidar solito y explica que el autocuidado es lo primordial. “Lo demás lo vamos viendo nosotros, fijándonos en que las cajas de seguridad estén en condiciones, dejando pilares muy firmes, siempre haciendo una buena planificación antes del desarrollo”.

La gran diferencia con la gran minería es que allí cada trabajador tiene delegada su función y acá “nosotros vemos más cosas, como es lo relacionado con la seguridad, la ingeniería o el tema mecánico, por nombrar algunas preocupaciones. Por eso me gusta, porque aquí tenemos más responsabilidades”, aportó Cristopher. “Trabajar aquí es como tener una gran familia. El compañerismo es bueno y como somos hartos lo tratamos de mantener ameno todos los días”, dijo finalmente este supervisor de mina.

SEREMI DE MINERÍA

Si bien visitamos una de las minas más grande de este distrito, hay muchas otras donde las labores mineras son a mucho menor escala y donde en algunas la extracción minera es de forma artesanal. Es ahí donde pretende llegar con fuerza el quehacer de la Seremía de Minería a cargo de Bárbara Gavia.

Según indica la autoridad, Chancón es un distrito que permaneció trabajando en pandemia, y “hoy vemos que los pequeños mineros continúan con sus labores, las cuales son bastantes sacrificadas. Si uno no conoce y viene por primera vez llama la atención el tamaño de las labores, cómo se trabaja, los equipos que ingresan y los turnos que tienen. Estos son grupos pequeños y la labor que realizan es muy importante y sacrificada-prosigue- y “espero que hoy la pequeña minería esté mucho mejor que años anteriores. Porque después de la pandemia, muchos productores pequeños se vieron afectados. Es por eso que el año pasado tuvimos Chile Apoya con el fin de otorgar financiamiento a los productores de baja escala y así reactivar sus operaciones”.

Anuncios

En el tema de la seguridad, añade la seremi, como Ministerio “siempre queremos apoyar a los pequeños mineros para que caminen a la cero fatalidad. Es un tema que nos ha tocado de muy cerca porque tuvimos un accidente fatal en 2022 acá en Chancón. Por ello se trata siempre de reforzar el tema de la seguridad, de hacer charlas y visitas con los profesionales que tenemos. Pese a todo ellos saben que deben trabajar el autocuidado”.

¿Por qué celebramos a San Lorenzo como patrono de los mineros cada 10 de agosto?

La historia cuenta que San Lorenzo, un sacerdote español que vivió en Roma en el siglo III D.C., fue mandado a apresar por el emperador Valeriano, quien le exigió que le entregara todos los tesoros de la iglesia. Como respuesta, este le pidió tres días para reunirlos. Entonces Lorenzo, enterró todos los metales preciosos y demás objetos valiosos de la iglesia. Luego reunió a los pobres, ancianos y enfermos y se los presentó ante el emperador como el “verdadero tesoro de la iglesia”. Ante la burla, este lo castigó ordenándolo a morir en una parrilla ardiente un 10 de agosto. Se dice que, a pesar de la sentencia, este sacerdote nunca reveló el lugar donde había escondido el tesoro.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios