Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Envejecer en Chile, ¿el camino a la pobreza?

Comparte esta noticia

El país se encamina a una etapa muy avanzada de envejecimiento poblacional por el aumento de la esperanza de vida -que superaría los 85 años en 2050-, la reducción de la mortalidad en edades jóvenes y el descenso de la fecundidad.
Anuncios

.

Con una alerta meteorológica por ola de frío, comenzamos una nueva semana de julio en Rancagua. Es uno de los días más helados del año donde el termómetro en la ciudad marcó -3 grados. Mientras que hasta los -8°C llegó en la Región Metropolitana: hasta ese entonces, el día más frío del 2023.
Así, con un hielo que calaba los huesos iniciamos un nuevo día laboral en la capital regional bajo una densa neblina que acompaña a cientos de personas que trabajan en la calle.
No hay techo, ni oficina, menos aire acondicionado o comodidades, solo una banquita de madera ubicada en la esquina de calle Bueras con Independencia, en pleno centro de Rancagua. Es aquí donde se instala Erasmo Gajardo Guajardo de 74 años, un anciano que hace siete años vende parche curitas en la calle.
Cuenta que en ese lugar trabaja de lunes a viernes de 09:00 horas y “hasta que la salud diga, porque no he estado muy bien”, dice.
“La salud está malaza, porque sufro de la columna, tengo una hernia y estoy esperando porque me dieron hora para el 12 de septiembre para operarme en el hospital. Me duele re tanto y por eso traigo este piso para sentarme. Estoy sordo, pero para los audífonos tengo que esperar 3 años. Se demoraron 6 en entregarme estos y ya no me sirven, pero así es el sistema”, dice resignado de su situación.
Don Erasmo nos cuenta que sale a trabajar cada día, porque al igual que a la mayoría de los jubilados chilenos “la pensión no me alcanza”. Agrega, “con la jubilación y esto (ventas) me doy vueltas, pero ahora está mala la cosa”, nos comenta mientras vocifera sus parches curitas a $100, donde varios transeúntes se le acercan y le cooperan con una que otra moneda, muchos de ellos sin llevar nada a cambio.
Y como una paradoja, en una pantalla de una tienda comercial cercana de donde se instala don Erasmo, las autoridades llaman a los adultos mayores y niños evitar exponerse a las bajas temperaturas y resguardarse en lugares calefaccionados, un llamado imposible para alguien que necesita mantenerse económicamente.
“En la casa no me quedo, qué voy a hacer solo y encerrado, además que no escucho mucho, mejor vengo para acá porque esto me ayuda y me entretengo”, sonríe. Eso sí, asegura que “cuando llueve no vengo, porque aquí no tengo dónde estar”.
De este modo, sin importar el frío, cada mañana, el anciano sale desde la Población Tomás Guaglén donde paga arriendo por un par de piezas en un patio interior de una casa, donde se acomodó con sus perros y gatos.
“Trabajé en la construcción 27 años, también de guardia y 20 años de mantención en un motel hasta que me accidenté, me quebré la cadera el 2004. Llevo más de 20 años pensionado por invalidez. Estuve diez años haciendo aseo en un gimnasio y me volví a accidentar el 2016, de ahí no tengo trabajo estable”, comenta don Erasmo resignado con el pasar que le tocó vivir.
“Para seguir viviendo, sólo pido tener la salud buena; porque teniendo eso, puedo hacer cualquier cosa”, dice, mientras se da ánimos en la fría jornada invernal que envuelve la ciudad.
Don Erasmo, es uno de los cerca de dos millones (1.915.990) pensionados por vejez con los que cuenta el país al 31 de mayo de 2023, según cifras de la Superintendencia de Pensiones. De ellos, 793.096 son mujeres y 1.122.894 son hombres, donde la gran mayoría son jefes de hogar que deben buscar la forma de mantenerse económicamente, situación en la que se encuentra más de la mitad de la población de adultos mayores en el país.

AL 2050 UNA DE CADA TRES PERSONAS SERÁ ADULTA MAYOR

En las últimas décadas, nuestro país ha experimentado un incremento sostenido de la esperanza de vida y, con ello, un mayor envejecimiento poblacional donde las personas mayores alcanzan los 3.6 millones de habitantes, representando un 19 por ciento de la población. Al 2050, se proyecta que superen los 6.1 millones, equivalentes al 32 por ciento de habitantes.
La mayoría de esas personas seguirían siendo del rango de los 60 a 79 años, dentro del total de personas mayores, la que tendería a descender pasando de 83 por ciento en 2022 a 72 por ciento en 2050. Por el contrario, la cantidad de adultos en la cuarta edad (80 y más años) aumentaría tres veces su tamaño en igual período y representaría el 28 por ciento del total de personas mayores.
En contraste, el porcentaje de menores de 15 años seguiría descendiendo, pues en 2022 bajó a 18.9 por ciento y se proyecta que en 2050 descienda al 14 por ciento del total de habitantes del país. Así lo establece el estudio “Envejecimiento en Chile, evolución y características de las personas mayores”, que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) elaboró con el fin de entregar un panorama del fenómeno del envejecimiento poblacional en el país y la tendencia proyectada para las próximas décadas.
El documento señala que Chile se encamina a una etapa muy avanzada de envejecimiento poblacional por el aumento de la esperanza de vida -que superaría los 85 años en 2050-, la reducción de la mortalidad en edades jóvenes y el descenso de la fecundidad.
El análisis, además, refleja que la proporción de hogares con presencia de personas mayores aumentó, así como las personas mayores jefes de hogares y las mayores de 60 años que residen solas (hogares unipersonales).
En suma, según proyecciones del INE, al 2050, una de cada tres chilenos será adulta mayor, a lo que se le suma que nuestro país ya es uno de los más envejecidos de América Latina.

CERCA DE UN MILLON DE PERSONAS MAYORES TRABAJA EN CHILE

En nuestro país, de los más de 17 millones de habitantes, 3.843.488 son adultos mayores y según los datos brindados por la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen 2020), el 19 por ciento de la población chilena está integrada por personas mayores, donde las mujeres tienen una expectativa de vida de 82 años y los varones alcanzan los 77 años.
En tanto, el último estudio efectuado por el Observatorio del Envejecimiento de investigación UC de 2022, mostró una proyección al alza de las personas mayores en la fuerza laboral reportando que Chile tendrá la más longeva de Sudamérica.
A través de los datos obtenidos en el estudio ¿Está Chile preparado para envejecer?, destaca que desde 2010 los trabajadores han ido envejeciendo y que hacia 2031 la población en edad de trabajar llegará a su máximo estimado de 13.7 millones de personas, para luego iniciar una disminución, hasta llegar en 2050 a 13.1 millones, un 27.7 por ciento mayor a la de 2002, pero 640 mil personas menos que las del año 2031.
Por su parte, el informe 2023 “Trabajo y personas mayores en Chile: Desafíos y políticas para la promoción del trabajo decente” de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para el Cono Sur de América Latina, que analiza los desafíos que presenta el trabajo de las personas mayores en Chile, señala que a medida que envejecen, aumentan sus probabilidades de salir del mercado laboral formal y de la fuerza de trabajo en general donde en la tercera edad existe alta informalidad, desempleo y bajas remuneraciones.
El estudio identifica y dimensiona los desafíos que presenta el trabajo de las personas mayores en Chile donde la inserción laboral obedece a la necesidad de generar ingresos y que es más precaria que la del resto de la población, pues quienes logran entrar al mercado laboral, lo hacen en trabajos por cuenta propia (4 de cada 10 personas mayores).
De acuerdo a datos del INE (2021), entre los mayores de 65 años, la tasa de informalidad alcanza un 51,8 por ciento y es superior en mujeres (58,7 por ciento) que en hombres (48,6 por ciento).

Mientras que la Encuesta Nacional de Empleo (2021), añade que las personas mayores de 65 años que continúan trabajando se concentran principalmente en el sector comercio; agricultura, ganadería, silvicultura y pesca; industria manufacturera y construcción, indicando que los mayores de 60 años que trabaja, lo hace por necesidad de ingresos, sobre todo en el caso de las mujeres, pues la mayoría de ellas carecen de una pensión suficiente o una prestación monetaria, lo que les obliga a mantenerse en el mercado laboral.


Por su parte, la Unidad de Estudios de SENAMA a septiembre del 2022, da cuenta que según la Encuesta Casen del 2020, cerca de un millón de adultos mayores trabaja en Chile (960.930) indicó la Coordinadora Regional (s) SENAMA, Carla Guajardo. “En general las personas mayores a nivel país se desempeñan en el comercio, a la reparación de vehículos, automotoras y motocicletas, esa es la mayor ocupación de personas mayores”.
Guajardo añadió que, en el país, el 25 por ciento de personas mayores están ocupadas (960.930 mayores), el 27 por ciento se encuentran desocupados (104.758) y un 72.3 por ciento están Inactivos (2.777.800).
Es necesario considerar que, en función de la esperanza de vida actual, las personas mayores que jubilan, deben sostener su nivel de vida durante más de 20 años, con una reducción de más del 50 por ciento a lo que ganaba en su edad activa. Con esta drástica disminución de los ingresos en las pensiones, se configura un panorama en que los hogares con jefaturas de personas mayores comienzan a enfrentar condiciones económicas precarias, teniendo en cuenta que en Chile el 61 por ciento de los adultos mayores son jefes de hogar, y 1 de cada 4 hogares dependen de una persona de la tercera edad.
“Por eso a nivel gubernamental se están buscando algunas alternativas como el aumento de las pensiones. Tenemos a las personas viviendo la mayor cantidad del tiempo en promedio con $600 mil, llegamos a los 65 años y bajamos a $200 mil donde aumentan los requerimientos, medicamentos, arriendos, sube la canasta básica, etc. Esperamos que con un acuerdo se pueda generar, se pueda aumentar las pensiones con un nuevo Sistema de Pensiones y el proyecto de ley de Envejecimiento Digno, Activo y Saludable que viene a potenciar nuestro servicio”, dijo la Coordinadora Regional (s) SENAMA.
Por su parte, la seremi de Desarrollo Social y Familia, Nayareth Ahumada, indicó que “El 2030 van a ser más de 4.6 millones las personas mayores, entonces hoy día lo que se está trabajando a través de esta ley de Envejecimiento Digno, Activo y Saludable es pensando que en 7 años más vamos a tener un millón más de personas mayores y debemos tener un entorno que nos permita generar condiciones de vida donde todos tengamos un espacio”.

¿JUBILLARSE = EMPOBRESERSE?

Ante la proyección de un mayor envejecimiento, las críticas recaen en el actual sistema de pensiones que no garantiza una seguridad social para los actuales y futuros jubilados, lo que desencadena que muchas personas mayores deban volver a trabajar, endeudarse o vivir de la caridad de sus familiares.
“Hay varias acciones que nuestro gobierno ha ido generando durante este periodo como la propuesta para la Reforma de Pensiones. Sabemos que un número importante de personas está bajo la línea de la pobreza, porque en las pensiones autofinanciadas uno de los grupos más vulnerables son las mujeres. Por otro lado, hay otro grupo vulnerable que tiene que ver con las personas cuidadoras y parte de gobierno del presidente Boric pretende sentar las bases de un sistema nacional de cuidados”, dijo la seremi de Desarrollo Social y Familia (MIDESO), Nayareth Ahumada.
Y si las pensiones son bajas en general, las mujeres adultas mayores son las más perjudicadas, esto porque han trabajado de manera intermitente o simplemente no tienen salario. A esto se sumar que hay mujeres adultas mayores cuidando de otras personas mayores, y que ellas tienden a vivir más que los hombres.
“Hoy se han inyectado más recursos para poder aumentar el número de personas que reciban la PGU (Pensión Garantizada Universal) entendiendo que la mirada de este gobierno es que podamos en algún minuto tener personas que no estén bajo la línea de la pobreza. Hoy es alrededor de $207.000 lo que una persona recibe por PGU y el Plan de Gobierno propuso poder aumentar durante este periodo las pensiones hasta $250.000; sin embargo, claramente hay que seguir trabajando y avanzando en esta materia, por eso es que el Gobierno presentó la Reforma de Pensiones”, añadió Nayareth Ahumada.
La representante regional de MIDESO añadió que, “sabemos que las pensiones son insuficientes, que hay un grupo importante de personas que por una infinidad de motivos tienen lagunas previsionales que genera que las mujeres sean las más perjudicadas al momento de jubilar y la Reforma de Pensiones plantea un sistema con una mirada solidaria, porque por una parte está el autofinanciamiento; y por otra, está el aporte del empleador y una tercera es el aporte del Estado. En tanto, para las personas que no pudieron cotizar, se va a generar un aporte del Estado para que pueda tener una rentabilidad y al momento de jubilar pudiera tener un aporte económico”.

OHIGGINS, UNA REGION ENVEJECIDA Y EMPOBRECIDA

La región de O’Higgins se compone de 780.627 habitantes, de los cuales 211.091 mil son parte de la tercera edad que representan el 24.9 por ciento de la población. Aquí más de la mitad ellos se concentran en el rango de los 60 a 69 años (110 mil personas) según datos del INE.
En nuestra zona, gran parte de los adultos mayores se considera jefe de hogar, cifra preocupante en el panorama actual, ya que muchos de los jubilados como don Erasmo, deben mantenerse o reingresar al mercado laboral al no poder financiar los servicios básicos con sus pensiones, situación en la que se encuentra más de la mitad de los adultos mayores del país.
Según datos estadísticos de la Seremi del Trabajo, la realidad local da cuenta que, de las más de 200 mil personas mayores, 52.482 de ellos trabajan, donde 37.260 son hombres y 15.222 son mujeres. En cuanto a sus trabajos, 31.618 adultos mayores cuentan con una ocupación formal, mientras que 20.864 tienen una ocupación informal. La mayor parte de la fuerza de trabajo senil es asalariada del sector privado (25.063), le sigue ocupaciones elementales (17.258) y trabajos por cuenta propia (16.146).

Anuncios
María Teresa Vega (68), trabaja en Santa María #371 en la venta de ropa donde lleva cerca de 60 años. “Sigo trabajando, porque me sirve para la poca pensión que recibo y no me veo quedándome en la casa, me gusta trabajar y aportar, porque si uno se queda en la casa, se vienen los años encima”, comenta.


Respecto a la cantidad de adultos mayores por comuna, Navidad es la que presenta número más alto de personas mayores en relación a sus habitantes con un 26%, y junto con Lolol los más pobres con un 14.37 por ciento y 14.38 por ciento respectivamente según la Encuesta Casen 2020 (ver recuadro) medición que indica que O’Higgins presenta un 5.6 por ciento de pobreza en la tercera edad, superior a la Casen del 2017 que arrojó que existía un 5.1 por ciento personas mayores en situación de pobreza en la región.
De acuerdo a los datos del Registro Social de Hogares (RSH), al mes de abril de este año (2023), hay 115.720 personas mayores (60 años o más) que forman parte del 40 por ciento más vulnerables socioeconómicamente. De ellos 49.658 son hombres y 66.062 son mujeres.
De las comunas con mayor cantidad de tercera edad en situación de vulnerabilidad económica se encuentra Rancagua (23.101 personas), San Fernando (8.649) y Rengo (7.544). Del total de personas inscritas en el RSH, el 12 por ciento de los adultos mayores se encuentran en situación de vulnerabilidad económica.
En este tema, la seremi de Desarrollo Social y Familia, Nayareth Ahumanda, indicó que “Nuestro país está envejeciendo, la expectativa de vida cada vez ha ido aumentando y hoy nos encontramos con una estadística nacional que habla que 3 millones de personas son mayores, y a nivel regional a partir de nuestro Registro Social de Hogares tenemos catastradas alrededor de 195.515 personas mayores, de las cuales 115.720 pertenecen al 40 por ciento más vulnerable, éste es un indicador que nos muestra que hoy los ojos se deben dirigir a las políticas públicas que nos permitan levantar acciones para disminuir las brechas de vulnerabilidad de las personas mayores”.
En tanto, la Coordinadora Regional (s) de SENAMA, Carla Guajardo expuso que “De acuerdo a la Casen 2020, de las 33 comunas, 19 de ellas están por sobre la media nacional de pobreza en personas mayores que es del 11 por ciento. Somos una región envejecida y empobrecida, porque tenemos 19 comunas que tienen el índice de pobreza superior al promedio nacional”, indicó la Coordinadora Regional (s) de SENAMA, Carla Guajardo.
“Existe una proyección de la población total de personas mayores para el Censo del próximo año y el aumento es significativo de personas mayores. Navidad que hoy está en el 26 por ciento tendría una proyección al 33 por ciento de adultos mayores”, añadió Guajardo (ver recuadro).
Respecto a las familias que presentan como jefe de hogar a una persona mayor, en O’Higgins existen 88.226 personas mayores que forman parte del 40 por ciento más vulnerables. En esa línea, 42.633 corresponden a hombres y 45.593 pertenecen a mujeres. Las comunas con mayor cantidad de personas mayores como jefes de hogar en situación de vulnerabilidad económica son Rancagua con 18.458, San Fernando con 6.757 y Rengo con 5.596.
Para finalizar, la Coordinadora Regional (s) de SENAMA es enfática y de manera segura dice “No estamos preparados para ser un país viejo. El envejecimiento nos pilló en pañales y todos lo sabemos. Para los adultos mayores tenemos poca oferta en todos los ámbitos, desde la recreación, espacios públicos en términos de infraestructura, hasta el área de cuidados, y la demanda en todas las áreas es muy grande y sigue creciendo. Hoy los espacios en las plazas están adaptados para niños que cada vez son menos. Antes los alcaldes luchaban por una sala cuna para su comuna, hoy debieran luchar por un centro diurno, pero eso todavía no lo vemos. Para avanzar en este tema en Chile, la clave es una Reforma a las Pensiones, y aprobar la Ley de Envejecimiento Digno y Saludable que viene a reforzar nuestras atribuciones como servicio, que siempre estamos al debe con las personas mayores”, remarcó Guajardo.
Chile es uno de los países con mayor envejecimiento a nivel Latinoamericano, lo que impone exigencias, cambios estructurales y sociales profundos. Entonces cabe plantearse ahora ¿Está nuestra sociedad a nivel para los más de tres millones y medio de adultos mayores con los que cuenta el país?, ¿estamos preparados para que en 30 años más, uno de cada tres personas sea adulta mayor?, o planteado de otra manera ¿Tenemos conciencia que en el 2050 un tercio de la población va a tener más de 60 años? Esta son algunas de las interrogantes que como sociedad nos queda aún por responder y muchas cosas por hacer en esta materia.

Luis Burgos Lagos (74), trabaja de lustrabotas hace 57 años en las afueras de la Corte de Apelaciones de Rancagua y asegura que lo seguirá haciendo porque no puede mantenerse sólo con su pensión.


PRESENCIA DE PERSONAS MAYORES POR COMUNA

Navidad, Pumanque y Paredones son las comunas que, respecto al porcentaje de habitantes, cuentan con mayor cantidad de adultos mayores en la región, según proyecciones de personas mayores de la Unidad de Estudios de la División de Planificación y Control de SENAMA que indica que las personas mayores por comuna al 2023 son las siguientes:

  1. Navidad 33.3%
  2. Pumanque 31.4%
  3. Paredones 30.6%
  4. La Estrella 29.8%
  5. Lolol 27.6%
  6. Marchigue 27.0%
  7. Litueche 25.8%
  8. Coinco 24.7%
  9. Chépica 24.4%
  10. Peralillo 24.0%
  11. Pichidegua 23.9%
  12. Malloa 23.3%
  13. Placilla 23.2%
  14. San Vicente 23.0%
  15. Pichilemu 22.8%
  16. Peumo 22.4%
  17. Palmilla 22.2%
  18. Las Cabras 22.2%
  19. Quinta de Tilcoco 22.1%
  20. Coltauco 21.9%
  21. Santa Cruz 21.9%
  22. Nancagua 21.6%
  23. Chimbarongo 20.8%
  24. San Fernando 20.4%
  25. Doñihue 20.3%
  26. Rengo 20.0%
  27. Mostazal 19.9%
  28. Rancagua 19.9%
  29. Codegua 19.5%
  30. Olivar 19.5%
  31. Requínoa 17.8%
  32. Graneros 17.0%
  33. Machalí 15.1%

LAS COMUNAS MÁS POBRES DE O’HIGGINS

Según datos de la Encuesta Casen 2022, 19 de las 33 comunas tienen el índice de pobreza superior al promedio nacional que es del 11 por ciento. Aquí les dejamos las comunas que, según porcentaje de habitantes, superan el promedio nacional de pobreza:

  1. Lolol 14.38%
  2. Navidad 14.37%
  3. Chépica 13.96%
  4. Paredones 13.58%
  5. Coinco 13.24%
  6. Quinta de Tilcoco 13.12%
  7. Pumanque 13.09%
  8. Codegua 13.08%
  9. Nancagua 12.75%
  10. Mostazal 12.73%
  11. Placilla 12.73%
  12. Litueche 12.21%
  13. Malloa 11.87%
  14. Pichidegua 11.56%
  15. Peralillo 11.46%
  16. Las Cabras 11.16%
  17. Coltauco 11.12%
  18. Olivar 11.00%
  19. Marchigue 10.89%
  20. Pichilemu 10.80%
  21. Chimbarongo 10.68%
  22. Rengo 10.54%
  23. Requínoa 10.49%
  24. Graneros 10.27%
  25. Palmilla 10.08%
  26. San Vicente 9.24%
  27. Peumo 9.22%
  28. Doñihue 9.17%
  29. San Fernando 8.94%
  30. Rancagua 8.93%
  31. Santa Cruz 7.67%
  32. La Estrella 7.52%
  33. Machalí 6.98%
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios