Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Papa Francisco pide orientar la inteligencia artificial a una comunicación humana

Comparte esta noticia

“Inteligencia artificial y sabiduría del corazón para una comunicación plenamente humana”, así se titula el Mensaje del Santo Padre Francisco para la 58ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que se hizo público el 24 de enero.
Anuncios

El Papa Francisco reflexionó sobre la Inteligencia Artificial en su mensaje “Inteligencia artificial y sabiduría del corazón para una comunicación plenamente humana”, publicado el 24 de enero, fiesta de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas. En él, el Pontífice mira con admiración y preocupación la evolución de los sistemas que están “modificando radicalmente incluso la información y la comunicación” y, “algunos de los fundamentos de la convivencia civil”.
Este mensaje se dio a conocer con motivo de la 58ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, pero es de interés general, no sólo de los profesionales de las comunicaciones.

En el texto, el Papa indica que “el uso de la inteligencia artificial podrá contribuir positivamente en el campo de la comunicación si no anula el papel del periodismo sobre el terreno, sino que, por el contrario, lo respalda; si aumenta la profesionalidad de la comunicación, responsabilizando a cada comunicador; si devuelve a cada ser humano el papel de sujeto, con capacidad crítica, respecto de la misma comunicación”. Menciona también el Pontífice que esta época corre el riesgo de ser rica en tecnología y pobre en humanidad, por lo que señala que se necesita sabiduría, y ella no podemos exigírsela a las máquinas.

“No se trata, pues, de exigir que las máquinas parezcan humanas; sino más bien de despertar al hombre de la hipnosis en la que ha caído debido a su delirio de omnipotencia, creyéndose un sujeto totalmente autónomo y autorreferencial, separado de todo vínculo social y ajeno a su creaturalidad”, indica.

REDES SOCIALES

El Papa también se detiene en las redes sociales, que son “herramientas que en las manos equivocadas podrían abrir escenarios negativos”. “Como todo lo que ha salido de la mente y de las manos del hombre, también los algoritmos no son neutros”, señala Francisco, y pide una “acción preventiva”, proponiendo modelos de regulación ética. El llamado se dirige a la comunidad internacional para que formule “un tratado internacional vinculante, que regule el desarrollo y el uso de la inteligencia artificial en sus múltiples formas”.

“La revolución digital puede hacernos más libres”, añade el Pontífice, subrayando que, sin embargo, “no es aceptable que el uso de la inteligencia artificial conduzca a un pensamiento anónimo, a un ensamblaje de datos no certificados, a una irresponsabilidad editorial colectiva”. La representación de la realidad en big data corre el riesgo de “dañar nuestra misma humanidad”, sentencia.

El mensaje completo se puede encontrar en www.iglesia.cl

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios