Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

El puntero armó la fiesta a casa llena

Comparte esta noticia

10 mil fanáticos de O’Higgins aplaudieron la actuación del equipo, que logró vencer a Colo-Colo y así sumar nuevos tres puntos.
Anuncios

Punteros. Corridas dos fechas del Torneo Nacional, O’Higgins de Rancagua registra campaña completa. Este domingo, ante su gente, se impuso por 1-0 sobre Colo-Colo y abrochó un arranque perfecto.
En el partido, el cuadro celeste siempre fue más que su rival. Fue efectivo, intenso. No dejó actuar al elenco forastero y eso fue clave para hacerse de la victoria.
En la primera parte, con un Bryan Rabello con todas las luces encendidas, logró meter poco a poco a un Cacique que puso en cancha a un cuadro alternativo, ya que tenía la cabeza en la Copa Libertadores. Y esa jerarquía había que dejarla en evidencia.
Además del creador, Octavio Bianchi y Martín Sarrafiore, cumplieron destacadas actuaciones. Lo propio la zona defensiva, que no tuvo mayores complicaciones para resolver con claridad.
La justicia en el marcador la puso Rabello mediante una acción que inició Bianchi, y que habilitó al pequeño volante que definió con calidad. Corría el minuto 32’ y ese gol terminó siendo clave para el final. Lo anterior, porque con eso alcanzó para cerrarlo.

En el segundo lapso, O’Higgins, hizo lo que tenía que hacer. Se dedicó a administrar los tiempos, darle cancha a la visita y aprovechar el contra ataque.

Un par de cambios, como por ejemplo el ingreso de Arnaldo Castillo por un agotado Bianchi, hizo que el Capo se metiera de lleno en su zona y mediante balones largos buscó al paraguayo-chileno para que complicada a la dupla de Emiliano Amor y Ramiro González.

En la otra vereda, el técnico Jorge Almirón buscó darle otro aire a su equipo, pero no lo logró. Su apuesta de venir a Rancagua con equipo alternativo le costó la derrota.

El conjunto celeste, por su parte, está feliz porque es el exclusivo líder del torneo, y el próximo fin de semana jugará en El Teniente. Everton, el venidero rival, acordó intercambiar la localía para así poder jugar y evitar una nueva suspensión en Viña del Mar a raíz de la emergencia por los incendios forestales. Así que, el público del mundialista se preparará para un nuevo encuentro, que sería el próximo sábado a las 18 horas.

LA VOZ DEL DT

Tras el encuentro, el técnico Juan Manuel Azconzábal, dijo que su equipo fue ordenado, que jugó como debía. “Fuimos ordenados, manejamos los tiempos del juego, a veces sin tener tanta posesión de pelota, fuimos certeros cuando superamos la primera línea de presión del rival, en el primer tiempo se vio mucha más circulación de pelota, llegamos en varias situaciones, pero no pudimos ampliar el marcador”.

Además, puntualizó que “en el segundo tiempo nos costó ante la falta de posesión, y modificamos desde lo táctico. Ahí si carecimos de una circulación similar a la del primer tiempo, pero el equipo fue sólido, absolutamente sólido”.

Anuncios

Finalmente, añadió que destaca “la buena predisposición la destacó, todos entregaron la mejor. Tenemos mucho para mejorar, el equipo es nuevo, hemos mostrado diferentes variantes tácticas y el equipo se adapta bien”.

Ficha del partido

O’Higgins (1): Nicolás Peranic; Antonio Díaz (83′, Brian Torrealba), Juan Ignacio Díaz, Leonel Mosevich, Moisés González, Simón Contreras (62’, Cristóbal Castillo), Camilo Moya, Bryan Rabello (85′, Diego Buonanotte), Martín Maturana (63′, Pedro Navarro), Martín Sarrafiore, Octavio Bianchi (63′, Arnaldo Castillo). DT: Juan Manuel Azconzábal.


Colo Colo (0): Fernando De Paul; Bruno Gutiérrez (55′, Leandro Hernández), Emiliano Amor, Ramiro González, Daniel Gutiérrez (84′, Leandro Benegas), César Fuentes, Vicente Pizarro, Diego Plaza (55′, Damián Pizarro), Jeyson Rojas, Guillermo Paiva, Matías Moya (55′, Lucas Cepeda). DT: Jorge Almirón.

Árbitros: Nicolás Gamboa, Miguel Rocha, Sergio Lagos, Héctor Jona.

VAR: Piero Maza, Leslie Vásquez.

Amonestados: J. Díaz, A. Díaz (OHI); V. Pizarro, Rojas, Paiva (CC).

Goles: 1-0, 32’, Rabello.

Estadio: El Teniente, Rancagua.

Público: 9.283 espectadores.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios