Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

El “Avioncito”, Richard Blanco, volvió a Rancagua.

Comparte esta noticia

El recordado atacante venezolano enfrentó a Palestino el martes en el estadio El Teniente. A sus 42 años sigue demostrando calidad y peligrosidad en la defensa rival.
Anuncios

Hace más de una década, el delantero venezolano Richard Blanco (42) tuvo un ciclo importante defendiendo la casaquilla de O’Higgins.
En la temporada 2012, en el antiguo estadio El Teniente, el “Avioncito” como le apodan, rompió redes e hizo festejar a la fiel hinchada que, hasta ese momento, sabía más de decepciones que de alegrías.
Aquella temporada, Blanco, marcó 10 goles en el Capo, tanto por torneo nacional, Copa Chile y Copa Sudamericana. Es más, el recuerdo de Richard sigue muy presente en la hinchada.
Esta semana, el atacante, volvió a la ciudad después de 12 años. Como capitán y referente del Club Portuguesa, disputó la Copa Libertadores frente a Palestino.
Pese a que el resultado no fue el que esperaba, se fue con el pecho inflado gracias al cariño de las y los rancagüinos. “Estoy muy feliz”, fue lo primero que comentó, confesando también que, en el hotel donde concentraron, “comencé a recibir visitas de personas y fanáticos de O’Higgins, quienes me hicieron sentir como en casa”.

El recibir el cariño de las y los rancagüinos, dijo, lo reconforta, pues recuerda con agrado su paso en la ciudad. “Llegar acá, ver todos los momentos que conseguimos acá, importantes, bonitos. Es lindo cuando pasas por un sitio y dejas sensaciones buenas”. Es más, agregó que en el club, “hice las cosas bien, capaz que no haya sido el mejor goleador, dejé mucho cariño en la gente, mucho respeto y eso es lo que estoy recibiendo hoy”.

Por torneos internacionales, con la casaquilla celeste, el 27 de julio de 2012 fue figura en el 3-3 frente a Cerro Porteño en la cancha del Mundialista y prácticamente 12 años después nuevamente jugó, pero esta vez sin anotar y con una derrota a cuestas. Tras este partido contra Palestino, manifestó que la “sensación es amarga por el resultado de hoy, pero aquella noche hice dos goles frente a Cerro, fue muy bonito y nunca lo he olvidado”.

Y con 42 a cuestas, Blanco sin duda que es un ejemplo de mantenerse física y futbolísticamente activo. ¿La receta? “Estoy haciendo trabajos con nutricionista, terapeuta, mucho trabajo fuera de la cancha y me ha ayudado a mantenerme”, puntualizó.

En esta conversación con El Rancagüino, también tuvo un comentario para el estadio.  “Excelente. No es un cambio como esos estadios europeos de nivel internacional que son una locura, pero se la hizo un cariño bien bonito al estadio, porque tiene lo necesario. Espero que O’Higgins vuelva a estar en la platea internacional porque se lo merece”.

Finalmente, el “Avioncito”, señaló –entre risas- que para un hipotético regreso a la celeste, “si me quieren como asistente o como gerente, yo vengo”.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios