Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

No se trata de cuotas. Con más mujeres en TI construimos un mejor futuro

Comparte esta noticia

Anuncios

Por Isabel Almarza, vicepresidenta de ACTI y CEO de Microsystem

La industria de las tecnologías de la información (TI) enfrenta un desafío que es cada vez más urgente: aumentar la presencia femenina. Pero, ¿con eso se acaba el desafío? ¡Por supuesto que no! Debemos aspirar a un ecosistema donde las mujeres no solo participen, sino que prosperen, lideren y tomen decisiones.

Hemos avanzado, pero ahora es deber de todos apretar el acelerador. La presencia femenina en carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), aunque ha experimentado un crecimiento, aún se encuentra por debajo del ideal, alcanzando solo el 35% de la fuerza laboral. Este desbalance no solo refleja una oportunidad perdida para las mujeres sino también para las propias empresas. Contar con equipos heterogéneos enriquece, trae perspectivas únicas y, como demuestra el estudio “La diversidad importa” de McKinsey, puede potenciar el rendimiento de las juntas directivas en un 53% por encima del promedio. ¿No es lógico, entonces, avanzar en esa línea? Estoy segura que sí, y debemos hacerlo mucho más rápido de lo que acostumbramos.

Y es que, además, se trata de cultivar un espacio que ofrece oportunidades ilimitadas que abarcan desde la flexibilidad laboral y equilibrio personal/profesional, hasta la equidad salarial y el aprendizaje constante al que esta industria nos desafía día a día.

Por lo tanto, además de incrementar el ingreso de mujeres al sector, los desafíos para las empresas, serán levantar más referentes para motivarlas y reconocer a las mejores impulsando su ascenso a posiciones de influencia.

Un estudio de ACTI realizado hace unos años reveló que el 63% de las mujeres cree que sus opiniones sí son consideradas a nivel estratégico, a pesar de no tener cargos de responsabilidad. Sus opiniones son valiosas, son tomadas en cuenta, pero pocas veces se les promueve a cargos más altos. Algo está fallando en esa ecuación. Debemos promover su participación activa en roles de liderazgo y toma de decisiones y que dejen de ser tareas invisibles.

Con toda la evidencia existente, y más allá de las cuotas, la diversidad de género en el sector TI no sólo debe ser adoptada para lograr una sociedad más justa, sino que además debemos mirarla como una inversión estratégica que promueve la innovación, la adaptabilidad y un mejor desempeño de las empresas en un entorno en constante evolución.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios