Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Consejos de un experto para ahorrar a la hora de manejar

Comparte esta noticia

Experto destaca la importancia de tener las mantenciones del auto al día, conducir con eficiencia y elegir el vehículo adecuado.
Anuncios

Las constantes alzas en el precio de la gasolina golpean duramente el bolsillo de los conductores, especialmente en un contexto económico complejo. Pese a ello existen medidas que se pueden adoptar para reducir el consumo de combustible y optimizar el rendimiento del vehículo, mitigando el impacto de este incremento en el presupuesto.

Javier Arenas, ingeniero civil mecánico, piloto de carreras y dueño del taller Boxes Car Center, entrega algunos consejos entre ellos contar con las mantenciones del auto al día, conducir con eficiencia y elegir el vehículo adecuado. También recuerda la importancia de planificar viajes y compartir el auto.

  1. Mantenimiento al día: Un mantenimiento oportuno y regular reduce el consumo de combustible. En todos los vehículos de combustión, un filtro de aire saturado aumenta el consumo, ya que el motor no puede “respirar” de manera correcta. Un filtro con problemas dificulta el paso del combustible y daña los inyectores, que son los encargados de dosificar la cantidad de bencina que pasa al motor. En los motores bencineros el cambio de bujías es fundamental, ya que son las que producen la chispa para el proceso de combustión. En general, el cambio debería hacerse máximo a los 40 mil km, exceptuando algunos motores que usan bujías especiales que podrían durar 100 mil km.
  2. Conducción eficiente: Conducir eficientemente podría ser lo que más puede terminar ahorrando combustible. Se recomienda evitar aceleraciones bruscas, mantener una velocidad constante y soltar el acelerador con la mayor antelación posible antes de detener el vehículo.
  3. Presión de los neumáticos: Un neumático con baja presión aumenta la resistencia al rodado del vehículo, lo que se traduce en un aumento (entre 5 a 10%) en el consumo de combustible. El inflado correcto varía según el tipo de llanta y perfil de neumático, pero en todos los vehículos viene indicado por el fabricante en el pilar de la puerta del conductor. Un rango de presión puede partir en los 30 PSI para neumáticos tradicionales y terminar en 40 PSI para llantas de perfil bajo. Procura mantener la presión del aire de acuerdo a las recomendaciones del fabricante y chequear cada 15 días (siempre con los neumáticos en frío).
  4. Elegir el vehículo adecuado: Seleccionar el auto pensando en el propósito para el cual se destine es clave. El ejemplo más claro es la elección de motores diésel, donde se recomienda recorrer alrededor de 30 mil km al año, evitando trayectos frecuentes cortos (el típico recorrido casa-colegio-supermercado). De lo contrario pueden presentarse problemas recurrentes en el sistema anti partículas (DPF), además de terminar gastando más entre la inversión inicial, mantenimiento y reparaciones versus el monto ahorrado en combustible. Por lo tanto, si la distancia frecuente a recorrer es menor, un vehículo bencinero puede ser una mejor alternativa. Incluso sería bueno considerar como opción híbridos o completamente eléctricos.

MITOS Y VERDADES

  • Conducir con el estanque de combustible al mínimo: Al considerar el peso extra en el estanque, podría pensarse que se logra un ahorro. Sin embargo, esto aumenta la evaporación del combustible por el movimiento interno. Además, un bajo nivel en el estanque daña al auto; afecta la refrigeración eficiente de la bomba de combustible interna, aumentando su temperatura y reduciendo su vida útil.
  • Un auto viejo gasta más que uno nuevo: Si comparamos vehículos de características similares (principalmente peso y potencia), la tecnología suele mejorar la eficiencia con el tiempo. No obstante, en términos de ahorro, invertir en mantener un auto en buenas condiciones puede seguir siendo un mejor negocio que la inversión sustancial en un auto más sofisticado y moderno.
  • Llevar las ventanas abiertas en vez de encender el aire acondicionado: A velocidades bajas, como dentro de la ciudad, se puede generar ahorro evitando el uso del A/C. Sin embargo, al superar los 70 km/h, es más eficiente subir las ventanas y encender el aire acondicionado debido al efecto “paracaídas” dentro del habitáculo, que aumenta la resistencia al avance y, por lo tanto, el consumo de combustible. (Fuente: Boxes Car Center).
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios