Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

El Reino de Dios se ha acercado

Comparte esta noticia

Anuncios

“Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.”   Marcos 1:14-15

El Padre nuestro es un pasaje muy conocido de la Biblia, la mayoría de los cristianos han repetido estas palabras muchas veces: “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.” La interrogante recurrente es: ¿Estamos consiente de lo que estamos pidiendo a Dios? ¿Qué es su reino, dónde está y quién es parte del mismo?

Un reino es un territorio donde gobierna un rey. Y como entendemos que Dios es el Creador de todas las cosas, su reinado se extiende hacia toda la creación.

En la carta del apóstol San Pablo a la Iglesia en Roma nos dice:

“porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.” Romanos 14:17

Más concretamente, el reino de Dios es un reinado espiritual en las vidas de aquellos que están dispuestos a someterse a la autoridad y gobierno de Dios, aceptando sus condiciones que implica un cambio de mente, vida, conducta. Hacer caso de las enseñanzas de Cristo es fundamental; de nada sirve creer que Él es el Rey si no creemos que debemos vivir de acuerdo con las leyes del reino Dios. Jesucristo dijo: “El que me ama, mi palabra guardará” (Juan 14:23).

Quienes desafían la autoridad de Dios y se niegan a someterse a él, no son parte del reino de Dios; en cambio, aquellos que reconocen el señorío de Cristo y se rinden voluntariamente al reinado de Dios en sus corazones, son parte del reino de Dios.

El evangelio según san Marcos nos enseña que el rey tan esperadamente anunciado ha llegado, el texto dice: “El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.”  

 Creer en el Evangelio, significa creer en Jesús mismo como el Hijo de Dios, como el Salvador, porque El y Su obra en la cruz constituyen la esencia y el contenido mismo del Evangelio. Solo por este medio se puede entrar en el reino de Dios; se recibe como un regalo de la gracia de Dios. El texto bíblico de colosenses nos dice: “el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo” Colosenses 1:13

Anuncios

El Rey, Jesucristo no vino para ser servido sino para servir, Lucas en su evangelio deja estampadas las Palabras de Jesús en la sinagoga: “Por cuanto Dios, me ha consagrado, ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor.”

 La invitación de nuestro Señor Jesucristo, es “buscar primeramente el reino de Dios y su justicia” (Mateo 6:33).

Pastor: Alejandro H. Cabrera C.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios