Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

EDITORIAL: Elección en dos días y la participación electoral

Comparte esta noticia

Anuncios

Fomentar la participación electoral es más que un deber, es la base misma de una democracia saludable. En Chile, los esfuerzos para aumentar la participación han dado frutos significativos en los últimos años. La reinstalación del voto obligatorio y la implementación de medidas para acercar los locales de votación a los electores han sido pasos importantes en esta dirección.

Los números hablan por sí mismos: de poco más del 43% de participación en 2021, pasamos a un impresionante 85% en el Plebiscito Constitucional de 2023. Eso sí cabe preguntarse si este aumento se explica en si mismo por estas medidas o más bien en un gran interés por el asunto a votar.

El próximo evento electoral, programado para el 27 de octubre, presenta un conjunto de desafíos que no podemos ignorar. El aumento en la cantidad de cédulas de votación, la multiplicación de candidatos y listas, y el tiempo adicional necesario para completar el proceso de votación son aspectos que deben ser abordados con seriedad y responsabilidad.

La propuesta de llevar a cabo los comicios en dos días, presentada por el Servicio Electoral y respaldada por el Ejecutivo, es una medida sensata que busca garantizar una participación fluida y efectiva.

Es comprensible que existan preocupaciones legítimas sobre la logística y seguridad de un proceso electoral extendido a dos días. Sin embargo, debemos ser conscientes de que cualquier medida que facilite el ejercicio del derecho al voto merece consideración y apoyo.

Es alentador ver que la propuesta ha sido respaldada por la unanimidad de la comisión del Senado encargada de revisarla. Es un claro indicador de que, más allá de las diferencias políticas, existe un consenso general sobre la importancia de garantizar una participación electoral plena y efectiva.

Anuncios

Por supuesto, esto no significa que no debamos abordar otros aspectos del sistema electoral que puedan requerir mejoras. Es importante mantener un diálogo abierto y constructivo sobre cómo podemos seguir fortaleciendo nuestras instituciones democráticas. Sin embargo, no podemos permitir que estas discusiones se conviertan en obstáculos para implementar medidas que claramente beneficiarán a nuestra sociedad.

En última instancia, el objetivo debe ser claro: asegurar que el proceso electoral del 27 de octubre sea inclusivo, transparente y representativo. Apoyar la propuesta de realizar los comicios en dos días es un paso en la dirección correcta hacia una democracia más sólida y participativa. Eso sí, el comercio, el empleo y la economía no deben pagar la cuenta. Es decir no se puede obligar a cerrar todo por el solo hecho de que haya una elección, eso sí resguardando el tiempo para que quienes tengan que trabajar puedan cumplir con su deber cívico.

Luis Fernando González V.

Sub Director.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios