Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Lo bueno, lo malo y lo débil del nuevo reglamento para la ley de grabado de placas patente

Comparte esta noticia

Anuncios

Por Manuel Aspe

CEO y Fundador de Gravat 

Hace tres semanas nos sorprendimos con la noticia de que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones había retirado el reglamento para la nueva normativa que obliga a los dueños de automóviles a grabar su placa patente en vidrios y espejos. Si bien se sabía que este retiro era para realizar pequeños cambios, de todas formas, albergamos la esperanza de que no fuera 100% así, y que algunas de las deficiencias de la primera entrega fueran modificadas. Ahora, con esta nueva versión publicada podemos hablar sobre los aspectos buenos, malos y débiles que encontramos. 

Si bien sabemos que ninguna ley es perfecta, sí podemos reconocer cuando existen esfuerzos en trabajar para que esta lo sea, y es en ese marco queremos rescatar el hecho de que en esta nueva versión se define claramente el tamaño de la letra, estableciéndose en un rango de entre 5mm y 10mm, así como también se específica que esta debe ser permanente en vidrios y espejos. Esto último es una ayuda para que la gente tenga en consideración que al momento de grabar su auto no puede elegir cualquier servicio, por el contrario, debe buscar uno que se ajuste a la normativa, asegurándose de que este no se borre con el tiempo, y no solamente optar por la opción más barata del mercado. 

Por otro lado, debemos ser críticos de lo malo de esta nueva versión, y es que no reparó en las falencias que tenía el reglamento de origen. Por ejemplo, ¿cómo podemos saber si un vehículo fue grabado antes o después de la publicación de la ley? Específicamente en el caso de los autos usados no se explica si van a regir o no las especificaciones técnicas de la normativa ¿cómo podemos fiscalizar aquello? ¿Están las autoridades correspondientes preparadas para discernir entre quien cumple correctamente la normativa o no? Otra de las falencias, que para nosotros es una de las más preocupantes y que atenta contra la esencia misma de la propia ley, es que no se prohíbe el grabado por puntos. Y es que este no cumple con la condición de trazado como la misma normativa lo pide; y que además al no ser continúo es altamente vulnerable, no solamente pudiéndose borrar con el tiempo, sino que también modificar. Cualquiera de las letras o números grabadas con puntos se pueden transformar en otras y así adulterar la placa patente ¿cómo un trabajo así va a aprobar una fiscalización? ¿por qué no se les explica a las personas estas falencias y se prohíbe su uso? ¿por qué no se es categórico al explicar que, si bien este tipo de grabado puede ser lo más económico del mercado, su uso a largo plazo puede resultar muy caro para los usuarios? Nuevamente, y al igual que con su versión anterior, son más las dudas que respuestas las que nos quedan. 

Existe un último aspecto que solamente podemos calificar como débil, y tiene que ver con los plazos establecidos para fiscalizar que los dueños de vehículos, especialmente los usados, cumplan con la ley. Y es que esperábamos que estos se cambiaran, ya que al momento de cumplirse doce meses desde la entrada en vigencia de la normativa comenzarán las fiscalizaciones más intensas, lo que producirá un atochamiento de automóviles que no cuentan con sus espejos y vidrios grabados, pero querrán hacerlo lo más rápido posible para evitar multas. Esto es algo que vemos todos los años en las largas filas para realizar la revisión técnica y obtener el permiso de circulación, es algo innato a nosotros el esperar hasta última hora para hacer algo ¿por qué ahora sería diferente? ¿Cómo podrán dar abasto quienes realizan este servicio frente a un universo de más de seis millones de autos sin grabar? Otra vez, son más las preguntas que las respuestas. 

Finalmente, sólo nos queda hacer un llamado a quienes aún no han grabado su automóvil, y es que no solamente lo hagan con tiempo, sino que también se asesoren de la manera correcta al momento de hacerlo. No elijan lo más barato del mercado, porque esto a largo plazo puede salir muy caro, por el contrario, opten por lo mejor, que dentro de todas las opciones existentes que conocemos y hemos visto, podemos asegurar es el grabado continúo con ácido, el único que no solamente cumple con todas las exigencias establecidas, sino que entrega la seguridad que tiene como fin último la ley. 

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios