Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

¿Quién es su ayudador?

Comparte esta noticia

Anuncios

“Bienaventurado aquel cuyo ayudador es el Dios de Jacob, Cuya esperanza está en Jehová su Dios, El cual hizo los cielos y la tierra, El mar, y todo lo que en ellos hay; Que guarda verdad para siempre, Que hace justicia a los agraviados, Que da pan a los hambrientos. Jehová liberta a los cautivos; Jehová abre los ojos a los ciegos; Jehová levanta a los caídos; Jehová ama a los justos…” Salmo 146: 5-7

El texto empieza con una Bienaventuranza y esta es: “Bienaventurado, feliz aquel cuyo ayudador es el Dios de Jacob” ¿Quién era el Dios de Jacob?

El mismo texto nos da la respuesta:

“Es el Dios que hizo los cielos y la tierra, El mar, y todo lo que en ellos hay Que guarda verdad para siempre, Que hace justicia a los agraviados, Que da pan a los hambrientos, liberta a los cautivos; que abre los ojos a los ciegos; Jehová levanta a los caídos; Jehová ama a los justos. Jehová guarda a los extranjeros; Al huérfano y a la viuda sostiene…”

Esta es la razón del porque Jacob confiaba en Dios como su ayudador.

Por lo general el hombre se presenta dentro de nuestro contexto social como un “ayudador” un mesías que compite con Dios que puede tender la mano, estar al lado y brindar socorro al ser humano.

 La palabra de Dios nos enseña a no colocar nuestra confianza en el ser humano alimentando vanas esperanzas

Dios nos dice: “No confiéis en los príncipes, Ni en hijo de hombre, porque no hay en él salvación.  Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; En ese mismo día perecen sus pensamientos.”

Jesús puso el mismo énfasis en su ministerio, el evangelio según san Lucas nos dice: “El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor.” Lucas 4: 18-18. 

Dios hoy sigue haciendo las mismas maravillas. La Palabra de Dios en la carta a los hebreos nos dice:

“Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.”  Hebreos 13:8

Jesucristo toma interés especial en el pecador, como también en el Forastero, en el huérfano, la viuda los débiles y desvalidos.

La interrogante es ¿Quién es su ayudador? ¿Dios o el hombre?

Si usted confía en el hombre, debe pensar que el hombre es limitado, no tiene poder y solo puede conseguir cosas en forma limitada; sin embargo, si confía en Dios, lo puede conseguir todo.

Anuncios

La invitación es a poner nuestra fe, esperanza en Dios, único ayudador de verdad y hacer nuestra esta promesa que será de bendición para nuestras vidas:

 “Bienaventurado, dichoso, feliz aquel cuyo ayudador es el Dios de Jacob, Cuya esperanza está en Jehová su Dios, El cual hizo los cielos y la tierra.” Salmo 146:6

Pastor: Alejandro H. Cabrera C.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios