Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

O’Higgins 2-2 Cobresal: No me hables de sufrir

Comparte esta noticia

Frente a Cobresal, la celeste tuvo un partido que le fue cómodo especialmente en el segundo tiempo, pero igualmente se complicó. Lo pudo empatar en el minuto 90’+13’ con un cabezazo salvador.
Anuncios

El título de una reconocida canción de Los Bunkers calza perfecto para dar cuenta de lo que le está costando a O’Higgins sumar unidades en el cierre de la primera rueda del Torneo Nacional. No me hables de sufrir dice aquella letra y claro, contra Cobresal, pese a tener un panorama que le fue muy benéfico en la segunda mitad, debió sudar la gota gorda para rescatar un punto cuando parecía que, otra vez, se quedaba con nada en el bolsillo.

En la previa, Víctor Fuentes había anticipado que el encuentro lo debían jugar con paciencia, lo que ocurrió especialmente en la primera parte. La celeste, sin brillo en esos primeros 45 minutos, jugó al ritmo de la visita, que pese a no tener la posesión, se generó las oportunidades más claras para abrir el marcador. Un mano a mano de Peranic con Sergio Carrasco, y un tiro cruzado de Valencia que casi se cuela por el segundo palo, fueron un llamado de alerta, pues segundos antes del descanso, llegó una daga dolorosa. Una clara falta penal de Juan Ignacio Díaz, la cambió por gol Leonardo Valencia dejando el 0-1 en los 45’+2’, marcador que dio por culminado el primer acto.

DESDE ATRÁS, OTRA VEZ

Como ha sido a tónico en el proceso que lidera Fuentes, otra vez O’Higgins tuvo que ir desde atrás para conseguir premio. Con intensidad y fútbol, metió a la visita en su área intentando lograr la paridad.

Esta llegó en los 66’ cuando Martín Sarrafiore quedó con espacio fuera del área y no lo desaprovechó. Un zapatazo que no pudo detener el portero Santander y el 1-1 encaminaba a una remontada, otra vez, heroica.

Pero, cuando el Capo tenía por las cuerdas a Cobresal y al borde del K.O., más que estaban volcados en ofensiva, un par de desconcentraciones en la zaga le brindaron un nuevo penal a los legionarios. Un mal control de Simón Contreras culminó en la falta sancionada –a sugerencia del VAR- por el juez Fernando Véjar. Nuevamente, Leo Valencia (90’+2’), puso cuesta arriba el partido para el elenco local que, con pundonor lo volvió a emparejar.

Eso sí, antes del empate, hubo una trifulca que dejó expulsados a Leonel Mosevich (OHI) y Marcelo Jorquera (CBS). Así, ambos cuadros, culminaron con 10 elementos.

Y, cuando parecía que se venía la noche, un cabezazo salvador de Juan Ignacio Díaz (90’+13’) consiguió desahogar a los más de 3 mil hinchas que llegaron a la fría noche sabatina pues, ese 2-2, evitó una derrota que por el trámite parecía inmerecida.

Anuncios

16 puntos suma la celeste en la tabla de posiciones, ya son siete fechas sin conocer de triunfos y el viernes por la noche en Calama, no queda otra que ganar para así cerrar la primera rueda con la ilusión de enmendar el rumbo perdido con la tardía salida de Juan Manuel Azconzábal.

Ficha del partido

O’Higgins (2): Nicolás Peranic; Moisés González, Leonel Mosevich, Juan Ignacio Díaz, Antonio Díaz; Juan Fuentes (83’, Joaquín Tapia), Camilo Moya (46’, Esteban Calderón); Simón Contreras, Bryan Rabello, Martín Sarrafiore (83’, Felipe Ogaz); Arnaldo Castillo. DT: Víctor Fuentes.

Cobresal (2): Alejandro Santander; Marcelo Filla, Franco Bechtholdt, Francisco Alarcón, Marcelo Jorquera; Diego Céspedes, Christopher Mesías, Leonardo Valencia; Franco García (77’, Felipe Barrientos), Sergio Carrasco (46’, Diego Coelho), César Munder (90’+12’, Rodrigo Sandoval). DT: Gustavo Huerta.

Árbitros: Fernando Véjar, Carlos Venegas, Leslie Vásquez, Gastón Philippe.
VAR: Juan Lara, Miguel Rocha.
Amonestados: González, Moya, Castillo (OHI); Alarcón, Bechtholdt, Céspedes, Carrasco (CBS).
Expulsados: 90’+8′, Leonel Mosevich (OHI); 90’+8′, Marcelo Jorquera (CBS).
Goles: 0-1, 45’+2′, Valencia (P); 1-1, 65’, Sarrafiore; 1-2, 90’+2’, Valencia (P); 90’+13’, J. Díaz.
Estadio: El Teniente, Rancagua.
Público: 3.580 espectadores.

Foto: Nicolás Carrasco / El Rancagüino.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios