Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

La región decreció en un 2.0% durante 2023.

Comparte esta noticia

·       Álvaro Brunel, jefe de carrera de Ingeniería Comercial UOH, explica las razones de estas cifras y qué hacer para revertirlo.
Anuncios

En 11 de las 16 regiones de Chile el Producto Interno Bruto (PIB) creció durante 2023. Sin embargo, la Región de O’Higgins no se encuentra en este grupo, ya que registró una caída de un 2,0%. A esto se suma que el consumo de los hogares mostró un descenso de un 6,3%, lo que se explica por el consumo en bienes no-durables y durables.

Pero ¿cuál es el porqué de estas cifras negativas entregadas por el Banco Central? Álvaro Brunel, jefe de carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad de O’Higgins (UOH), indica que “se entienden –principalmente- por la disminución de la producción en el sector minero, con una caída de un 2%, seguido por el sector agropecuario-silvícola con un 0,6% y el comercio con un 0,4%. Este resultado no es, particularmente, sorprendente a la luz de los datos presentados por Codelco -a fines de marzo, en su memoria anual- dónde mostró que la producción de cobre -en 2023- había caído de manera importante respecto al año anterior. Y en esta situación la División El Teniente -ubicada en la Región de O’Higgins- juega un rol relevante, ya que durante el 2023 se vio afectada por la postergación en la preparación minera, los eventos climáticos de junio y un sismo en el mes de julio, afectando su producción”.

Asimismo, -acota Brunel- durante el 2023 hubo un incremento importante en los costos de producción que afectó a toda la industria minera nacional. 

Consumo en los hogares

“La caída en el consumo de los hogares es más preocupante”, señala el jefe de carrera de Ingeniería Comercial UOH. “Da cuenta que las caídas en la producción han tenido un efecto negativo en los ingresos y -por tanto- en el consumo de las familias de la región, además de posibles restricciones que éstas puedan enfrentar en el sistema financiero para hacer frente a estos shocks negativos de ingresos”.

En este escenario, se podrían tomar algunas medidas para cambiar estos magros resultados, que ubican a la Región de O’Higgins en el segundo lugar de las cifras negativas (la primera es Arica y Parinacota con un decrecimiento de un 2.42%).

El experto indica que por el lado de la producción minera y el dinamismo que le puede dar a la economía regional, “las noticias en el corto plazo no son muy auspiciosas, ya que la producción de cobre del primer semestre se vio afectada -negativamente, respecto de igual período del año anterior- ya que continúan los efectos de los hechos ocurridos durante el 2023”.

Sin embargo, explica que en el mediano y largo plazo las expectativas son diferentes. “El precio del cobre hoy está en aproximadamente a 4,5 dólares la libra, bastante por encima de los 3,8 de un año atrás; pero lo más importante es que existen proyecciones de un mayor precio de largo plazo, avalados por mayor demanda del mineral impulsada por las energías renovables y la electromovilidad”.

Anuncios

Añade que, para aprovechar estas expectativas de mayor precio, “necesariamente deben ser acompañadas de políticas públicas que incentiven la inversión. Avanzar en iniciativas de reducción de la carga burocrática o en acciones que den más certidumbre a nuevos proyectos que podrían ser de gran ayuda para incentivar la inversión y generar efectos positivos en el empleo. Lo anterior, es para todos los sectores de la economía y no sólo la minería”.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios