Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Fruteros señalan que no habrían daños en el sector de la fruta y  precios no deberían verse afectados

Comparte esta noticia

Anuncios

El gerente general de Frutas de Chile, Miguel Canala- Echeverría, junto con lamentar la situación que viven cientos de familias debido a las fuertes lluvias que afectan diversas regiones del país, indicó que  la industria frutícola se encuentra monitoreando  la situación, y que hasta el momento no habrían efectos negativos en la fruta, ya que, estaría prácticamente todo cosechado.

“Estamos haciendo un monitoreo permanente sobre la situación productiva, y  hasta el momento, no hemos recibido información de  alguna alteración relevante en nuestras actividades. Estamos en temporada de manzanas, kiwis y cítricos, principalmente. Frutas que en su gran mayoría se encuentran cosechadas y en guarda en cámaras frigoríficas, como es el caso de kiwis y manzanas. En el caso de los cítricos quizá pueda haber algún pequeño impacto debido a que se deben suspender las actividades de cosecha, en resguardo de los trabajadores,  especialmente en la región Metropolitana y Coquimbo, pero creemos que cualquier impacto no sería de gran embergadura. No obstante, hay que esperar que los equipos técnicos puedan evaluar, en terreno, la real situación”, observó  el representante de los fruteros.

Agregó que “ahora la principal preocupación está puesta en resguardar la seguridad de los trabajadores y en especial posibles deslizamientos de tierra que puedan afectar a los productores , principalmente de Coquimbo, donde se vivieron hace algunos años aluviones que no sólo dejaron plantaciones de uvas de mesa completamente tapadas con barro y agua, sino que también afectaron a cientos de familias. Esperamos que esta situación no ocurra, y es por ello que el ministro de agricultura se encuentra en esa región “, observó. 

Al mismo tiempo, el dirigente indicó que Coquimbo es una región que está enfrentando una sería sequía, que no sólo afecta la disponibilidad de agua para riego y la generación de alimentos, sino que también para el consumo humano.  “Si la lluvia no causa problemas, creemos que es una buena noticia para la agricultura y los habitantes de la zona, pero también para otras regiones del país donde la disponibilidad de agua es un problema debido al cambio climático y una sequía que nos afecta ya por largos años “, sostuvo. 

Finalmente, Miguel Canala-Echeverría indicó que debido a que la fruta está prácticamente toda cosechada, no debería haber un trastorno a nivel de precios. 

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios