Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

La paternidad en igualdad de género: Un nuevo paradigma

Comparte esta noticia

Anuncios

En el contexto actual, donde las discusiones sobre feminismo y problemas de género están más presentes que nunca, la figura de la paternidad se presenta como un tema de gran relevancia y complejidad. En este Día del Padre, es esencial destacar la evolución hacia una “nueva paternidad”, aquella que ha transformado su rol de ausente a presente, cercano e incluso, en términos tradicionales, “maternal”.

La pandemia ha acelerado esta transición, obligando a muchos hombres a involucrarse más activamente en las tareas domésticas y en la crianza de los hijos. Ya no se trata de “ayudar” sino de participar plenamente, adoptando una corresponsabilidad que se traduce en una mayor dualidad en los quehaceres del hogar. A pesar de los avances, aún queda mucho camino por recorrer.

Hace unos años, al conversar con un amigo profesor sobre los apoderados de sus alumnos, mencionó que prácticamente todos eran mujeres, con solo un hombre en tres cursos que se ocupaba de este rol. Sin embargo, al retomar la conversación recientemente, me sorprendió escuchar que casi la mitad de sus alumnos hoy tienen a un hombre como apoderado o como apoyo en sus estudios. Este cambio refleja una tendencia creciente hacia una mayor implicación paterna en la educación y desarrollo de los hijos.

El estudio “Padres presentes: trabas culturales y tensiones de género” de Isabel Angélica Espinosa Bobadilla, resalta en sus conclusiones la ausencia de referencias claras para los hombres que buscan ser padres presentes. La mayoría de los sujetos estudiados se distancian del modelo de paternidad de sus propios padres, rechazando esa figura ausente que no desean replicar. En cambio, estos hombres buscan ser más cercanos y afectivos, desafiando las condiciones sociales y culturales que tradicionalmente fomentan su ausencia.

Hoy, al celebrar el Día del Padre, reconocemos este cambio hacia una paternidad más cercana y comprometida. Los padres modernos no solo se ven como proveedores económicos, sino como figuras integrales que participan activamente en todos los aspectos de la vida de sus hijos, desde el apoyo emocional hasta la participación en sus actividades diarias.

Este cambio no solo beneficia a los hijos, al ofrecerles un modelo más completo y positivo, sino que también enriquece a los propios padres, quienes encuentran en esta nueva paternidad una fuente de satisfacción y realización personal. En un mundo que busca la igualdad de género, la evolución del rol paternal es un paso crucial hacia una sociedad más equitativa y justa.

Anuncios

A todos los padres, tanto a aquellos que están construyendo esta nueva realidad como a los que han asumido este papel en todas sus formas, biológicos o no, les deseamos un feliz día. Su esfuerzo y dedicación han marcado y marcarán una diferencia significativa, no solo en sus familias, sino en la sociedad en general.

Luis Fernando González V.

Sub Director

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios