Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Un problema con el que habrá que acostumbrase a lidiar

Comparte esta noticia

Anuncios

La lluvia de la última semana, nos trajo a colación que, en estos tiempos, la gran cantidad de agua caída en pocas horas será la tónica.

Lo anterior, ya expresado por expertos, traerá consigo un problema no menor. Muchos terrenos agrícolas y que siempre se inundaban con la subida de esteros y canales, hoy son ocupados por viviendas. Cientos de personas optaron por dejar la ciudad y conseguir una vida tranquila, en el campo, alejados del bullicio diario.

Lamentablemente, esa paz y calma que buscaron pasó a ser una pesadilla en un abrir y cerrar de ojos. El agua avanzó, comenzó a subir, pasó deslindes y volvió a recuperar espacios alguna vez tuvo a disposición.

Al poniente de las comunas, especialmente en el valle central, prácticamente todos los inviernos había terrenos que quedaban cubiertos de agua. En el sur, los llaman vegas, y allá nunca se construía. Acá, como la sequía pasó a ser una realidad, los cauces desaparecieron y se inició la venta de los espacios para la ocupación humana. Hoy las consecuencias de dar autorizaciones a diestra y siniestra están a la vista. Personal de emergencia trabajó en ayudar a los afectados, hoy damnificados, pues sus viviendas quedaron rodeadas por el agua.

En varias situaciones, todos, vecinos y rescatistas, se vieron superados por el escenario. Es más, este domingo, sin lluvia, el agua que escurrió desde la zona precordillerana causó estragos en zonas de Graneros y Rancagua, dos de las comunas más afectadas por las inundaciones.

El año pasado, no olvidemos, los ríos anegaron a miles de personas en localidades como Coltauco, Doñihue, Palmilla y otras. Nuestra zona, nuevamente pasó a vivir este tipo de hechos que, muchos habían olvidado. Los eventos de los años 80 casi eran parte de los libros de historia. Pero, la realidad está presente otra vez. ¿Qué hacer para evitarla? Es complejo dar una respuesta, en especial para los expertos, porque el clima es una variable que cambia minuto a minuto, y pese a los anticipos, será un problema con el que habrá que acostumbrarse a lidiar.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios