Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Juicio contra Eduardo Macaya Zentilli sigue su curso con dos de los tres jueces

Comparte esta noticia

A raíz de un problema médico, la magistrada Marcela Yáñez Cabello, no continuará integrando la sala del Tribunal Oral en lo Penal de San Fernando.
Anuncios

El Poder judicial informó que a raíz de un problema médico, la magistrada Marcela Yáñez Cabello, no continuará integrando la sala del Tribunal Oral en lo Penal de San Fernando que conoce del juicio que se desarrolla en contra del acusado. Eduardo Macaya Zentilli, por lo que el respectivo juicio seguirá su curso normal con la integración de los otros dos magistrados: la jueza Marisol López Machuca y el magistrado José Ruiz Stanke.

La medida de que un tribunal oral pueda seguir conociendo un juicio con dos de los tres jueces está contemplada en los artículos 76 y 284 del Código Procesal Penal. El juico comenzó el pasado 13 de junio y actualmente está en curso y,  el imputado es acusado por el Ministerio Público como autor de abuso sexual impropio.

Recordemos que al comienzo de este juicio el mismo fue declarado como reservado restringiendo el tribunal el acceso a los medios y al público general a las audiencias del respectivo juicio oral, junto con la prohibición de la difusión de la identidad de las víctimas y cualquier otra información directa o indirecta que pueda identificarlas, así como  también los hechos de la causa.

“Por regla general, las audiencias de juicio oral son públicas y, por tanto, cualquier persona tiene libre acceso a éstas, como lo establece nuestra legislación. Sin embargo, tal publicidad contempla algunas restricciones que se fundamentan en la protección de ciertos derechos. En este caso en particular se debe tener en cuenta quienes tienen la calidad de víctima en esta causa son personas menores de edad y por mandato legal expreso deben ser protegidas, sobre todo considerando la naturaleza de los delitos por los cuales se acusa (…). Ante este escenario, tal como lo han señalado todos, incluso la propia defensa, el tribunal tiene el deber de tomar todas las medidas de resguardo que estime necesarias para proteger la integridad tanto física o psíquica y la privacidad de las víctimas”, resolvió en ese momento el tribunal al decretar el secreto de este juicio.

La fiscalía pide 12 años de cárcel para el empresario, quien estuvo en prisión preventiva poco más de un mes, en 2023. Dicha medida fue revertida por la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Rancagua previo pago de $150 millones.

Macaya Zentilli ha rechazado los cargos y ha afirmado que es “completamente inocente”. “Si no fuese por el cargo de mi hijo, esta causa no existiría”, dijo en la ocasión.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios