Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Pensar, decir y hacer. La coherencia como base de nuestras decisiones diarias

Comparte esta noticia

Anuncios

Por: Osvaldo Cartagena Anguita, Bioquímico, Magister Ingeniería Bioquímica.

En la vida cotidiana, nos encontramos constantemente tomando decisiones que afectan no solo nuestro presente, sino también nuestro futuro. Pensar, decir y hacer son tres acciones que van de la mano y que deben estar en perfecta sintonía para lograr la coherencia y ser auténticos en nuestras vidas. Por otro lado, cuando pensamos de una manera y actuamos de otra, estamos rompiendo la coherencia. Rompemos esa motivación. Esa inspiración que debería regir nuestras vidas y mas aun, dejamos de ser auténticos o genuinos o íntegros. Dejamos de ser percibidos como confiables, destruyendo así las relaciones o haciéndolas menos duraderas o estables.

Mucho de esto, de dejar de ser confiables, mantiene hoy en día a los chilenos con una muy baja percepción positiva de los políticos y de sus instituciones. Hay muchas promesas incumplidas, cambios de opinión, ofertas, medias verdades, discursos vacíos que de alguna manera son percibidos como poco confiables. A modo de ejemplo, la encuesta Cadem del 31 de marzo indicó una valoración sistema político con nota 3,1 y un 75% de los consultados indicó una nota bajo en 4. Otra encuesta Cadem, una del 26 de mayo comentó que el Congreso y los Partidos Políticos son los perores evaluados por los chilenos con un 26% y 16% de aprobación. Entonces algo esta pasando y lo estamos percibiendo ¿Quién se hará cargo? o ¿Qué haremos?

Claramente, la coherencia genera confianza y credibilidad, fortaleciendo nuestros vínculos personales, profesionales e institucionales. Así, si queremos ser lideres debemos tener en cuenta que nos evaluaran por nuestra coherencia y que al ser líderes nos están observando constantemente, nos están evaluando y nos están imitando.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios