Síguenos

Chile en Crisis

Rector denuncia vejatorio control en contra de estudiantes de salud de la UOH

Publicado

el

A través de un comunicado de prensa, el rector de la Universidad de O´Higgins, Rafael Correa, denuncia lo que califica como un grave hecho del que habrían sido víctimas estudiantes de salud de la casa de estudios regional.

El escrito señala que «en la tarde del viernes en Rancagua, en el contexto de una manifestación pacífica, un grupo de estudiantes de la escuela de salud fue sometido a un vejatorio control de detención en la vía pública. Sin mediar provocación, se detuvo a las y los estudiantes y se destruyeron los insumos médicos que portaban».

El rector explica que «los estudiantes de la Escuela de Salud han participado en las manifestaciones apoyando y atendiendo a las personas afectadas por la violenta acción de las fuerzas policiales, a los heridos por perdigones, gas pimienta, golpes y bombas lacrimógenas. Su participación es de cuidado y asistencia a los demás, portando delantal blanco y elementos que les permiten hacer primeros auxilios. Sin embargo fueron tratados como delincuentes por la policía, sin que hubiera ninguna justificación».

«Quiero expresar un profundo y decidido rechazo a estas acciones. Me preocupa enormemente la seguridad de la ciudadanía, y en especial, de nuestras y nuestros estudiantes, señala el rector Rafael Correa

El comunicado asegura que directivos de la universidad tomaran contacto con las autoridades regionales y policiales, «e iniciaremos este lunes las acciones legales que correspondan para que se investiguen estos graves hechos».

La declaración pública termina asegurando que «nada justifica el uso indiscriminado de la fuerza para reprimir a la ciudadanía. La Universidad de O´Higgins espera ser un agente de paz y unidad de la región. Los ciudadanos y ciudadanas pueden confiar en que haremos todo lo posible por contribuir al bienestar de la comunidad, a la defensa de sus derechos y a la paz social».

Chile en Crisis

OPINION: ¿Fake news o falta de cultura digital?

Publicado

el


Fernando Sánchez, gerente general de Fundación País Digital


Años atrás, la única forma que teníamos para informarnos era a través de los medios convencionales. Con el desarrollo y masificación de las nuevas tecnologías, han surgido maneras de conocer de forma inmediata las noticias, mediante redes sociales tales como Facebook, Twitter e Instagram, entre otros.


Hoy, estas mismas redes facilitan la “democratización de la información”, permitiendo que más personas comuniquen y difundan lo que sucede. Pero, lamentablemente, estos múltiples canales, muchos de ellos, sin explicitar quiénes están detrás ni conocer sus reales intenciones comunicacionales, han hecho que proliferen informaciones que no están corroboradas o que son derechamente falsas, mal informando a las personas, surgiendo de esta forma las llamadas fake news o noticias falsas.

¿Cómo llegan las fakes news? El Massachusetts Institute of Technology (MIT) afirma que una de las principales fuentes de información es Twitter, estableciendo que las noticias falsas tenían un 70% más de probabilidad de ser retuiteadas, en comparación a una verdadera. Esta situación es más preocupante aún, cuando conocemos que el 60% de la población reconoce haber creído en una noticia falsa, de acuerdo a un estudio de la Universidad Complutense de Madrid.

Para enfrentar la proliferación de estas fake news se creó en Europa The Trust Project, un consorcio internacional de medios de comunicación, el que estableció un sistema de indicadores de confianza que permite la identificación de noticias provenientes de medios fiables. Estos indicadores ya son utilizados por plataformas digitales como Google, Facebook, Bing y Twitter. Pero debemos preguntarnos, ¿es suficiente? ¿Qué más podemos o debemos hacer entendiendo que estamos inmersos en esta Cuarta Revolución Industrial?.

Para lograrlo es importante desarrollar un trabajo articulado con los diversos actores de la sociedad civil, con el propósito de ayudar a fomentar prácticas de responsabilidad del contenido en las diferentes plataformas web, apoyando así a que todas las personas accedan a la información verídica y de calidad, sobre todo en la actualidad. El desafío de una cultura basada en lo digital no solo supone disponer de redes sociales o conectarnos a Internet, sino de relacionarnos de nuevas maneras y de utilizar todas las herramientas tecnológicas a nuestro favor y de forma responsable.

Debemos trabajar no solo para que podamos tener las herramientas del siglo XXI a nuestra disposición, sino también los conocimientos necesarios para aprovecharlas y potenciarlas. Nuestra visión es que la tecnología puede impactar positivamente en la sociedad para alcanzar una mejor calidad de vida y bienestar. Un buen punto de partida es asegurar su buen uso y enfrentar los desafíos que suponen los cambios de paradigma.

En abril del presente año, los chilenos participaremos de un plebiscito que definirá la posibilidad de una nueva Carta Magna. Este escenario supone posibilidades de mayor proliferación de noticias falsas y donde será necesario trabajar en conjunto por la veracidad del contenido que se ponga a disposición en los diferentes medios con ciudadanos digitales mejor informados.

Continuar Leyendo

Chile en Crisis

En 2012 monseñor Goic predijo el estallido social

Publicado

el

En el marco de la carta pastoral Pastoral “Humanizar y compartir con equidad el desarrollo de Chile” el en ese entonces obispo de Rancagua, manifestó que “si no se es capaz de responder a las demandas sociales justas, se puede crear un proceso de ingobernabilidad”.

Luis Fernando González-Gisela Abarca

Mucho se ha hablado de lo sorpresivo que fue el estallido social que en octubre cambio Chile, sin embargo no fueron pocos los actores que ya habían advertido de la complicada situación que vive el país y lamentablemente no fueron escuchados.


La Iglesia Católica a través de la Carta Pastoral “Humanizar y compartir con equidad el desarrollo de Chile” realizada por el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal, CECh en septiembre de 2012 criticó las desigualdades sociales en Chile. El documento de 63 páginas, expresaba “Chile ha sido uno de los países donde se ha aplicado con mayor rigidez y ortodoxia un modelo de desarrollo excesivamente centrado en los aspectos económicos y en el lucro, sin poner atención a sus consecuentes tensiones y desigualdades escandalosas entre ricos y pobres”, señalaba el documento.


En ésta línea, la carta de 2012 agregaba que “hoy escandalosamente en nuestro país muchos trabajan y, sin embargo, son pobres y esto ha afectado el fondo de la vida familiar(…)La desigualdad se hace particularmente inmoral e inicua cuando los más pobres, aunque tengan trabajo, no reciben los salarios que les permitan vivir y mantener dignamente a sus familias”.


Siguiendo con esta idea, el documento ya en 2012 hacía referencia a las movilizaciones sociales, párrafos que podrían ser reproducidos hoy con igual contingencia “justas en sus demandas pueden poner en peligro la gobernabilidad sin adecuados canales de expresión, participación y pronta solución”.


En este sentido, el documento explicaba que existen muchos tipos de movimientos sociales donde las personas se han empoderado de los temas entre ellos el movimiento estudiantil, Aysén y Calama, donde los involucrados se organizan rápidamente para la búsqueda de soluciones; y si bien para la Iglesia estas demandas son legítimas “si no se es capaz de responder adecuadamente a las demandas sociales justas, es evidente que se puede crear un proceso de ingobernabilidad”, por esto llaman a los que tienen responsabilidades en la organización de la sociedad para buscar soluciones a los problemas que los movimientos sociales plantean.


La Carta Pastoral extraordinariamente vigente hoy , además realiza un mea culpa a raíz de las denuncias de abusos sexuales cometidas por religiosos, reiterando “con la más profunda verdad nuestra petición de perdón a quienes hemos ofendido. La Iglesia ha perdido credibilidad por nuestras propias debilidades y faltas”. En este sentido, el documento expresa la necesidad de revisar distintos aspectos de la actividad pastoral declarando que “Nosotros somos los primeros que debemos ser evangelizados. Debemos revisar nuestros comportamientos personales y las estructuras de la Iglesia: el modo de ejercer nuestro sacerdocio, las formas de participación, el lugar otorgado a los laicos y en especial a la mujer. Será preciso revisar nuestra predicación y nuestros sistemas educativos para ver qué valores transmitimos”, subraya el documento.


En esos años, el en ese entonces obispo de Rancagua señalaba proféticamente “Creemos que el modelo económico liberal que hoy impera en el mundo occidental es un sistema que trae grandes debilidades, porque no se centra en la persona humana, sino en la economía; y una verdadera concepción cristiana es donde la economía esté al servicio del hombre y no el hombre al servicio de la economía. En esta carta hablamos que Jesús nos ayuda a entender la centralidad y la dignidad humana en el sentido profundo de la vida, Jesús nos ayuda a reemplazar el individualismo por el amor y la solidaridad, Jesús nos ayuda a encontrar la verdadera libertad, darle verdadera dignidad del trabajo humano”.


Al mismo tiempo Goic en 2012 señalaba, “nosotros llegamos a afirmar que una sociedad donde hay trabajadores que trabajan, pero donde el fruto de su trabajo no alcanza para satisfacer sus necesidades fundamentales, significa que esa sociedad está en deuda con los trabajadores”.


Y en palabras que podrían ser dichas hoy el obispo señalaba “sostenemos, además, que la actual crisis que vive el mundo occidental, no es sólo económica financiera; es una crisis de la humanidad, porque el sistema neoliberal que dirige la marcha del mundo, permite que algunos -muy pocos- gocen de un bienestar a veces exagerado; y una gran mayoría ve que su vida está destruida, porque el sistema los hace esclavos del ansia de acumular endeudándose mucho más allá de lo que pueden pagar, porque la sociedad del consumo le hace ver que se es feliz mientras consume, porque el sistema ha instruido que la satisfacción de poseer cosas está la centralidad de la vida y no es eso. La centralidad de la vida está en las relaciones humanas, en el amor, en la solidaridad, en el espíritu de fraternidad, etc. Aquí hacemos un llamado de atención señalando que este sistema requiere correcciones muy profundas para que se convierta en un sistema que humanice y que comparta los frutos del desarrollo y que no sólo beneficie a algunos(…)Hoy día la gente tiene mayor conocimiento de los problemas, a través de las redes sociales hay una comunicación instantánea y la gente va sabiendo y se van comunicando los problemas y la búsqueda de soluciones; entonces, por un lado nos parece que muchas manifestaciones sociales que han habido, nos parecen legítimas excluyendo los momentos de violencia, pero si no se es capaz de responder adecuadamente a las demandas sociales justas, es evidente que se puede crear un proceso de ingobernabilidad y por eso la sabiduría de todos los que tienen responsabilidades en la organización de la sociedad y buscar cómo captar ese sentir ciudadano y buscar soluciones a los problemas que esos movimientos sociales plantean”. Proféticas palabras.

Continuar Leyendo

Chile en Crisis

OPINION: Estado y salud pública

Publicado

el

Recientemente el Gobierno presentó su propuesta sobre el nuevo Plan de Salud Universal. Esta ley es una alternativa interesante para modernizar nuestro sistema de salud público, sin embargo aún queda por delante una extensa discusión en el Congreso, donde sin duda se realizarán nuevas propuestas y modificaciones para obtener una mejor ley para Chile.


Quisiera destacar algunos elementos significativos que aportarán al desarrollo de la discusión del proyecto. Nuestra especialidad (cirugía plástica) está en falencia en el país, existen largas listas de espera de pacientes que requieren de cirugías plásticas y muchos de los nuevos procedimientos y técnicas quirúrgicas fueron incluidas en el catálogo de Prestaciones de Fonasa que fue presentado en diciembre de 2017, cuya completa implementación aún no ha sido lograda. Por tanto, es importante aclarar qué se va a legislar específicamente, si es sobre el catálogo nuevo y completo de Prestaciones de Salud de Fonasa o sobre el catálogo antiguo del año 2016 con algunas prestaciones obsoletas y otras insuficientes para lo que es la medicina actual.


Nuestra sociedad participó en la elaboración de este catálogo de prestaciones al igual que otras sociedades científicas médicas de Chile, logrando modernizar significativamente el sistema después de más de 20 años.


El nuevo Plan de Salud Universal incluiría la posibilidad de obtener prestaciones en centros no necesariamente públicos, sino en instituciones privadas. Por este motivo es que es de vital importancia que el proyecto de ley recientemente presentado en la Cámara de Diputados, que regularía el ejercicio de la cirugía plástica en Chile, siga su curso pronto, su votación y promulgación definitiva, de tal manera de dar seguridad a nuestros compatriotas con respecto a este tipo de cirugías.


Dr. Claudio Thomas
Presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto