Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

En Requínoa: Nuevo aparcadero municipal ya comienza a prestar servicio a la comunidad

Comparte esta noticia

Anuncios
  • Se trata de un terreno, arrendado por el municipio, que recibirá los vehículos siniestrados en accidentes de tránsito, y aquellos “sacados de circulación” por multas, encargos de robo u otras causas legales.

Fernando Ávila F.

Fotos: Municipalidad Requínoa

El día miércoles 20 de abril se habilitó este nuevo espacio, que está ubicado en la caletera, a la altura del km. 99, cerca de la empresa David del Curto. Se trata de una hectárea de superficie, en modalidad de arriendo por parte de la Municipalidad de Requínoa, que viene a dar solución a una serie de dificultades generadas, principalmente, a partir de vehículos “chocados” estacionados en zonas no habilitadas para tales fines.

En este sentido, el alcalde, Waldo Valdivia Montecinos, principal impulsor de esta iniciativa, señala que “hace muchos años que se presenta una situación bastante incómoda para los vecinos, sobre todo para los niños y apoderados del Liceo San José, que debían convivir a diario con los autos accidentados, que por falta de espacios eran dejados en el frontis de este colegio, que es donde, además, está ubicado Carabineros”.

Agrega que “afortunadamente, y luego de algunos meses de gestión, puedo informar con satisfacción que hemos cumplido con esta promesa a los vecinos y vecinas. Desde ahora contamos con este aparcadero, donde también ingresarán los vehículos que por motivos de fuerza mayor, apegados a la legalidad, son sacados de circulación, y para tranquilidad de sus dueños, el lugar cuenta con guardias de seguridad para prevenir intentos de robo o situaciones similares que se puedan presentar”, explica el alcalde.

Cabe mencionar que otro de los primeros beneficiados tras la apertura del aparcadero, es la comunidad de Los Lirios, específicamente los vecinos y vecinas cercanos al cuartel de Carabineros del sector, pues las decenas de vehículos acumulados durante años en un patio adyacente, generando molestia e incomodidad entre los lirianos, han sido trasladados a este nuevo espacio.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios