Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Continúa la violencia contra la mujer, aunque las cifras digan lo contrario

Comparte esta noticia

Anuncios

34 femicidios se han cometido en Chile entre el 1 de enero y el 04 de noviembre de 2020, de ellos 6 en la región de O´Higgins, solo uno menos que en la región metropolitana que es la que muestra la mayor cantidad hasta la fecha.

Los registros de Carabineros señalan que en marzo de 2020 las denuncias por violencia intrafamiliar disminuyeron en un 14% respecto del marzo del año pasado; sin embargo, los llamados relacionados a violencia contra la mujer aumentaron en un 20%.

A lo anterior hay que agregar que muchas veces las constancias en Carabineros quedan solo en eso, y lamentablemente no pasan a denuncias formales, lo que no quiere decir que no existe violencia o que esas mujeres no estén sufriendo violencia en estos momentos. Lo mismo ocurre con otras medidas como el fono orientación del SernamEG que, si bien recibe la llamada y orienta a la víctima de violencia, no necesariamente transforma el caso en una denuncia formal. Esta situación es la que se traduce en una baja tasa de casos de violencia, pues estos registros solo hacen referencia a los casos policiales, los cuales corresponden a las denuncias más las capturas en flagrancia. Para estas últimas, muchas veces es Carabineros de Chile quienes realizan una denuncia por oficio.

Pese a que en la última encuesta de violencia de género la región, mostró una notable disminución, creemos que definitivamente la violencia contra la mujer, sigue en alta incidencia pese a que algunas cifras digan lo contrario.

Hoy vemos como un “joven” hombre puede sentir que tiene el derecho de abusar en plena calle y a plana vía pública de mujeres que transitan por las vías, donde ya han pasado 3 meses y aun el individuo sigue deambulando, provocándole un terrible miedo y dolor a sus víctimas, familia,  y otras mujeres que hoy no pueden pasear por Requínoa tranquilas, debido que existen altas posibilidades que un sujeto pueda atacarlas.

Es urgente cambiar medidas para enfrentar el “machismo” que mata, el machismo que cree que las mujeres son objetos a quien dirigir, poseer y castigar cuando el otro no comparte mis decisiones. Tenemos que crear organismos que realicen seguimientos a las constancias, ya que tras ellas hay tal presión y necesidades que la mujer violentada no puede “oficializar las denuncias”, pero esto no significa que desaparezcan o no sigan produciéndose, es muy sabido para los expertos que estudian ese fenómeno que las mujeres pasan por muchos años, incluso décadas antes de poder separarse del violentador.

Anuncios

Tenemos que crear más casas o espacios de acogida para poder apoyar a las violentadas a encontrar una red de apoyo que las mantenga segura y en buenas condiciones a ellas y sus hijos, donde encuentren un espacio físico para comenzar el difícil proceso de salir adelante, sin recursos económicos, ni sicológicos, donde puedan construir una nueva vida.

 

Alejandra Sepúlveda

Jefe de informaciones

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios