Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Hotel Termas de Cauquenes: Un lugar con historia y famosas aguas termales curativas en la Región de O’Higgins

Comparte esta noticia

-Un destino turístico imperdible para toda la familia que se puede visitar durante todo el año es el que ofrece este rincón precordillerano de nuestra región, sobre todo para quienes busquen las propiedades de sus famosas aguas termales curativas.
Anuncios

Hablar de Termas de Cauquenes y referirse a él como un “establecimiento hotelero, termal y vacacional” es correcto, pero la historia de sus pasillos, sus habitaciones y sus huéspedes ilustres, de seguro son un incentivo para venir, alojar y disfrutar de una parte de la historia de Chile y en un solo lugar.

A una hora y media de Santiago y a 20 minutos de nuestra capital regional Rancagua se encuentra el Hotel Termas de Cauquenes en la comuna de Machalí. Sus instalaciones entre montañas, reciben a los visitantes que buscan una mayor conexión con la naturaleza, paz, tranquilidad y por supuesto probar las famosas “aguas termales curativas” que el centro termal ofrece. Álvaro Pichara, propietario y Gerente del Hotel Termas de Cauquenes junto a su madre Nieves Abuhadba, son quienes hoy mantienen el legado de continuar entregando un servicio y atención de primer nivel a los visitantes.

Las Termas de Cauquenes con más de 450 años de historia, han conocido y compartido tradiciones ancestrales que van desde los Picunches y Promaucaes (antes de la llegada de los españoles), hasta los monjes Jesuitas, pasando además por Bernardo O’Higgins y el General San Martín, sin olvidar al naturalista Charles Darwin y por supuesto la ya mítica luna de miel de Arturo Prat y su esposa Carmela Carvajal en 1873, quien era reconocida médium y espiritista. Fue el visionario empresario Apolinario Soto quien adquiere los terrenos de la hacienda de Cauquenes en 1865, siendo el principal responsable de invertir una considerable suma de dinero de la época para construir el “más moderno hotel de Chile”.

Sus pabellones y habitaciones, son una evocación al pasado, principalmente el pabellón central por su estilo neogótico con vitrales traídos desde Europa que aún hoy se pueden apreciar. Allí encontramos las tinas de mármol de carrara, mármol que adorna además algunas de las 54 habitaciones para sus pasajeros. En estas cohabitan la madera y el adobe de sus muros, adosado a la modernidad que exige hoy el viajero: aire acondicionado en cada una de ellas, cortinas black out, wi-fi, televisión (pero sin cable) y un restaurant con dos chefs, más un bar que evoca a películas de los años 70 y 80. Los amplios pasillos del hotel están rodeados de un verdor que es vitalizado por el canto de los zorzales y picaflores gigantes que vuelan por el patio central en busca del néctar de las flores. Estas son solo algunas razones para invitarlos a conocer y disfrutar de este idílico lugar.  

Sus aguas curativas son conocidas desde la época Prehispánica. Su actual pabellón donde se ubican las tinas privadas data del siglo XVIII y está construido completamente en madera de pino Oregón.

AGUAS CURATIVAS

Sus aguas termales son una famosa fuente curativa certificada desde 1947 debido a que poseen magnesio, bicarbonato, potasio y litio entre otros componentes beneficiosos al cuerpo humano. Su temperatura oscila entre los 42° y 48° grados en el Apolinario, lo cual está indicado especialmente para personas que sufren de reumatismo, artritis, afecciones a la piel o respiratorias.

Estas termas eran el lugar frecuentado por el general argentino José de San Martin, quien en 1819 llega para curar sus dolencias producidas por la artrosis, luego de ser invitado por el padre de la patria, Bernardo O’Higgins, tras contarle por cartas las bondades del lugar. Así San Martin visitó en varias ocasiones las instalaciones, ya que las aguas “no son sulfurosas y pueden ser bebidas, y están ubicadas en un lugar estratégico”.

Anuncios

Junto a lo anterior, y mucho antes de O’Higgins y San Martin, el Jesuita e intelectual, Diego de Rosales (1605-1677), escribía en su obra “Historia General del Reyno de Chile” lo siguiente: “Los baños de Cauquenes situados en los valles de la cordillera, no lejos de las fuentes del río Cachapoal, en un paraje sumamente deleitable y ameno, a donde van todos los años, muchas partidas de gente, unas a recrearse, y otras a recobrar la salud. Las fuentes de estos baños son muchas, y todas de diversa especie, así por su temple, como por las materias de que están impregnadas: las hay calidísimas y en extremo frías…”

El hotel destaca entre los imperdibles para visitar en la Región de O’Higgins, zona que fue destacada por el New York Times entre otros 51 para ser conocidos en el mundo.

LO QUE SE VIENE

Hoy el Hotel Termas de Cauquenes mantiene la belleza de la época y se renueva. Esto porque a partir de marzo de este año contarán con 3 nuevas piscinas (sumada a las 3 ya existentes) para el disfrute de los visitantes. A esto se sugiere probar su rica gastronomía con preparaciones de 4 tiempos, más dos salones para conferencias con capacidades para más de 150 personas. No olvidando, además, sus tinas privadas (algunas con hidromasaje) en el pabellón principal de más de 200 años, incluida la tina de O’Higgins. A lo anterior se suman el servicio de masajes tradicionales y de piedras calientes, lo que hace el círculo perfecto que el cuerpo requiere para su bienestar físico y mental.  

ALOJAMIENTO

Los valores de las habitaciones van desde los $99.000 por persona por noche. Por 2 o más noches la tarifa cambia a $90.000 por persona por noche. Camas de dos plazas, camas king y camas adicionales de ser necesario. El precio incluye Desayuno, Almuerzo, Cena más piscinas, tinas individuales y acceso a gruta termal.  

PROMOCIÓN DÍA

Valor del pack por el día $35.000 p/p , incluye almuerzo y piscinas termales. No incluye bebestibles. Horario 10:30 hrs. a 17:30 hrs.

MÁS INFORMACIÓN

Reservas e información a los fonos +56942461351 y +56942461352, email reservas@htdc.cl , Instagram @hoteltermasdecauquenes o en su sitio web: www.htdc.cl

La gruta termal Apolinario es un baño de agua termal que abrió en 2015 para los huéspedes del hotel. Es techada, de estilo rústico y con una capacidad para 10 personas aproximadamente.
Álvaro Pichara, propietario y Gerente del Hotel Termas de Cauquenes junto a su madre Nieves Abuhadba, son quienes mantienen el legado de este lugar gracias a un servicio y atención de primer nivel.
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios