Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Condiciones meteorológicas desfavorables y el uso de calefactores a leña explican últimas alertas ambientales.

Comparte esta noticia

Anuncios

Ximena Mella Urra

Fotos: Archivo

La semana recién pasada, en el valle central de la Región de O’Higgins vivimos cinco días consecutivos de Alerta Ambiental. Ello porque el material particulado respirable 10 (MP 10) estuvo peligrosamente concentrado y en ciertos rangos se vuelve peligroso para la salud de los habitantes de las 17 comunas de la zona saturada insertas en el Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) que rige desde 2013.  Estas son Graneros, Rancagua, Doñihue, Olivar, Coltauco, Coinco, Quinta de Tilcoco, San Vicente de Tagua Tagua, Placilla, Mostazal, Codegua, Machalí, Malloa, Rengo, Requínoa, San Fernando y Chimbarongo.

Pero, ¿por qué se producen?. Estos contaminantes, así como el MP 2,5, tienen un fuerte comportamiento estacional durante otoño e invierno. En estos meses se registra un empeoramiento en las condiciones de contaminantes y un incremento de la estabilidad atmosférica en el valle. Durante este periodo se presentan recurrentes “configuraciones meteorológicas” (altas presiones, vaguadas costeras, sistemas frontales débiles) que asociadas a una mala ventilación, generan condiciones propicias para que se produzcan episodios críticos (alerta, pre emergencia y emergencia), especialmente cuando hay bajas temperaturas y más fenómenos de inversión térmica.

Es que en base a los datos de las estaciones de monitoreo de la calidad del aire en nuestro Valle Central, ubicadas en Rancagua, Rengo y San Fernando, los episodios de contaminación más altos se registran entre los meses de mayo y agosto, concentrándose principalmente entre el mes de junio y hasta aproximadamente los primeros 20 días del mes de julio, explicaron desde la seremi de Medio Ambiente. En este aspecto, “la ocurrencia de episodios de alta contaminación se produce en días de estabilidad atmosférica que se asocian a los patrones meteorológicos típicos de la zona central, como es el caso de la zona saturada de nuestro valle. En los meses de otoño-invierno se registra un empeoramiento en las condiciones medias de transporte de contaminantes y un incremento de la estabilidad atmosférica”, de acuerdo a lo indicado por el seremi de Medio Ambiente, Rodrigo Lagos.

Por ende, a estas condiciones típicas de la estación fría se suma el uso de leña para calefacción domiciliaria. “Las condiciones meteorológicas desfavorables sumadas al uso mayoritario de calefactores a leña en los hogares, contribuye a la ocurrencia de alertas ambientales. Recordemos que la combustión residencial a leña es la principal fuente de contaminación del aire en el valle central de O´Higgins”, señaló la autoridad a #DiarioElRancagüino. Este año, expuso, “se han presentado condiciones meteorológicas muy desfavorables, con escazas precipitaciones y bajas temperaturas, lo cual explicarían los episodios de alerta ambiental consecutivos registrados esta última semana”.

Entonces, le consultamos si era previsible tener 5 episodios críticos de Alerta ambiental consecutivos a lo que argumentó que “al analizar la información histórica de episodios críticos de contaminación en las estaciones de monitoreo de esta zona saturada, se observa que desde la entrada en vigencia del Plan de Descontaminación en 2013, se ha logrado una fuerte reducción de estos episodios. Cabe recordar que hasta 2016 se registraban niveles de alerta y preemergencia ambiental por MP10, lo que ya no ocurre. También se ha observado una disminución en los episodios de material particulado respirable fino MP2,5, con más de un 50% de reducción en el caso de preemergencias desde 2013 a la fecha, y en emergencias, que no se registran a contar del año 2015”, aclaró Lagos.

FISCALIZACIÓN

Cuando se declara un episodio crítico su objetivo es preventivo y que las personas eviten exponerse a estos altos niveles de contaminación del aire. Es por ello que se informa diariamente el pronóstico de calidad del aire para el día siguiente, tomando en consideración su evolución, las condiciones de ventilación y los resultados del sistema de pronóstico, de acuerdo a lo señalado desde la SEREMI de Medio Ambiente.

Anuncios

Rodrigo Lagos hace un llamado al autocuidado evitando la exposición a la contaminación. “Es importante mantenerse informado sobre el pronóstico de calidad del aire, el cual se publica diariamente en nuestras redes sociales y en la página airechile.gob.cl. Pero además, debemos respetar las medidas establecidas en el PDA, privilegiando los sistemas de calefacción sustentables y más eficientes. No podemos manejar las condiciones meteorológicas, pero si podemos reducir el aporte de material particulado producto del uso de leña para calefacción, usar leña seca en caso de no contar con otros métodos y respetar las medidas en caso de episodio”, reiteró la autoridad.

Recordemos que el Plan de Descontaminación prohíbe el uso de calefactores a leña no certificados en aquellos días en que se declare un episodio de alerta, preemergencia y emergencia ambiental. La fiscalización correspondiente atañe a la SEREMI de Salud, organismo que habilitó un número celular para denunciar aquellas personas que enciendan calefactores a leña no certificados en días de episodios críticos: +56989036974. Este es el único organismo encargado de fiscalizar el uso de artefactos a leña en los hogares en días de alerta, preemergencia y emergencia ambiental.

Seremi de Medio Ambiente, Rodrigo Lagos.
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios