Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Voraz incendio destruye casa y oficinas parroquiales del Santuario de Pelequén.

Comparte esta noticia

Anuncios

Por: Fernando Ávila F.

Fotos: Héctor Vargas.

 

 

Se quema el Santuario de Santa Rosa de Lima en Pelequén, esa fue la primera información que se conocía a eso de las 12:50 del día del martes, situación que no estuvo tan lejos de la realidad, ya que fueron decenas de bomberos pertenecientes a diferentes cuerpos del área Cachapoal y también Colchagua los que llegaron a controlar la emergencia.

Afortunadamente el trabajo de los voluntarios permitió que el  templo no fuera víctima de una destrucción. Si quedó totalmente destruida la casa patronal, así como el sector donde antiguamente se pagaban las mandas y la totalidad de las oficinas, ya que lo que no destruyó el fuego y el agua, quedó con serio riesgo de derrumbe.

En este sector el trabajo de bomberos fue arduo, debido a que se trataba de una antigua construcción, por lo que se debió realizar labores de ventilación en la techumbre para así impedir que el fuego se propagara hacia otras dependencias del santuario.

Ya con la situación un tanto más controlada la Fiscal, Isabel Sepúlveda  señaló que por causas que se desconocen el incendio comenzó en la Oficina Parroquial, acudiendo bomberos de diferentes comunas sin que se produjeran víctimas que lamentar. Agregó que al momento del hecho al interior del templo se realizaba un velorio, por lo que se debió realizar una evacuación, concurriendo al lugar personal del Laboratorio de Criminalística de Carabineros quienes deberán determinar la causa del siniestro.

Por su parte, el Teniente Coronel de Carabineros, Manzur Abutom, subprefecto  de los servicios de la Prefectura Cachapoal, sostuvo que se trató de un incendio estructural en las oficinas colindantes a la Iglesia, agregando que el fuego se inició a eso de las 12:50 de la tarde del miércoles y que las razones del inicio del fuego deben ser investigadas. Recalcó que sólo una puerta lateral secundaria se vio afectada, la que colinda con las oficinas siniestradas.

En tanto, el Párroco del templo Padre Juan Carlos Farías, indicó que al momento del hecho se encontraba en la ciudad de Rancagua, pero poco a poco le fue llegando información que indicaba que afortunadamente el templo estaba a salvo. Agregó que el siniestro destruyó la casa pastoral antigua, oficinas parroquiales y la casa habitación del sacerdote. Pese a las pedidas materiales, destacó que no se produjeran víctimas que lamentar, ya que lo demás asegura que es construcción que puede ser recuperada, en especial construcción que es patrimonial. Si bien la causa del siniestro es materia de investigacion, cree que esto se debió a un problema eléctrico, ya que se trataba de una dependencia que ha sufrido terremotos cuyo sistema eléctrico no estaba en las mejores condiciones.

Anuncios

También lamentó la situación el alcalde de Malloa, Luis Barra, quien manifestó que el humo que hubo en su momento al interior del templo fue importante, lo que provocó la preocupación inmediata. Afortunadamente adujo que el trabajo de bomberos logró controlar la situación, pero también de mucha gente del sector.

SECTOR PATRIMONIAL

Luis Barra indicó que el lugar donde ocurrió el siniestro es un sector patrimonial y que existe un compromiso del municipio de apoyar la implementación de un proyecto en el Gobierno Regional, el que tenía como fin la reconstrucción, sin embargo, con el panorama actual deberá ser rediseñado, ya que se deberá construir el sector. Sobre la causa, lo que pudo averiguar es que se trató de un problema eléctrico que deberá ser ratificada en la investigacion correspondiente.

Luego de controlada la emergencia, el Comandante de Cuerpo de Bomberos de Malloa, Luis Nilson Cantillana, explicó que producto de la emergencia se debió decretar alarma general solicitando la presencia de Cuerpos de Bomberos cercanos. Producto de la magnitud, se dio la segunda alarma de incendio, activando a los Cuerpos de Bomberos Provinciales, de ocho comunas del área Cachapoal Sur, entre ellos San Vicente, Pichidegua, Peumo, Las Cabras, Malloa, Requinoa, Quinta de Tilcoco y Peumo. La magnitud de la emergencia hizo necesaria la presencia de recursos del área Cachapoal Norte y Colchagua, con voluntarios de Rancagua Machali, Mostazal, Olivar, Placilla y San Fernando.

La emergencia dejó a cuatro bomberos lesionados y un funcionario de carabineros también con lesiones, ninguno de gravedad, los que fueron atendidos por el servicio de salud de la comuna. Sobre la causa, adujo que personal especializado del Departamento de Estudios Técnicos  realiza indagatorias para enviar los antecedentes a la Fiscalía. Recalcó que gracias al cortafuego realizado se impidió que las llamas llegaran hacia el templo, afectando en su totalidad las oficinas del Santuario y una bodega. Se trataba de una estructura antigua de construcción de adobe, las que actualmente quedaron con un peligro inminente de derrumbe.

Hasta el lugar también llegó la Seremi de Cultura, Lucia Muñoz, quien dio a conocer que quiso conocer en terreno la magnitud del siniestro, las condiciones en que quedó todo, agregando que llegó junto  la Directora Regional de Patrimonio, la encargada del Consejo de Monumentos y,  un restaurador del Museo Regional, para así ver el estado de algunas obras religiosas que se vieron afectadas.

Su intención fue asesorar al Párroco, quien deberá presentar junto al Obispado y el municipio un proyecto de construcción de la que era la casa parroquial, el sector de la sacristía, pago de mandas y donde operaba una radio. La tarea que viene es demoler y luego construir, sumado al trabajo de restauración de imágenes, realizando un catastro de las obras que se vieron afectadas.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios