Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Viruela del mono: el virus que se sigue expandiendo por el mundo

Comparte esta noticia

Anuncios

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró esta enfermedad como emergencia de salud internacional, el nivel de alerta mundial más elevado que, hasta la fecha, solo han alcanzado el COVID-19 y la polio.

La viruela del mono, o viruela símica, es una enfermedad zoonótica viral (enfermedad provocada por virus transmitido de los animales a las personas) de la familia de los ortopoxvirus el mismo del virus Variola causante de la viruela humana ya erradicada en 1980, y que produce síntomas parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, de menor gravedad.

En la actualidad, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han contabilizado más de 19.000 casos en 76 países. Según información entregada por la autoridad sanitaria, el número de pacientes infectados en nuestro país ya alcanzó los 68 casos, uno de ellos en nuestra región. Frente a eso, aseguraron mantenerse alerta y dar cuidados a todos aquellos que lleguen a servicios de urgencias por sospecha.

Tradicionalmente, el virus de la viruela del mono se ha registrado en su mayoría en África Central y Occidental, y tiene apariciones de forma esporádica. La cepa circulante en el brote mundial actual es similar a la encontrada en Nigeria, pero se han identificado más mutaciones que podrían relacionarse con una adaptación humana acelerada.

El Dr. Carlos Pérez, infectólogo de Clínica Universidad de los Andes, explica que generalmente el cuadro se caracteriza por tras unos días  de presentar fiebre, aparecen erupciones vesiculares sistémicas en la piel, gruesas y profundas, que evolucionan hasta la aparición de costras y afectan a las mucosas de la boca, genitales, la conjuntiva palpebral y la córnea. “Es importante saber que, de igual manera, la infección puede manifestarse exclusivamente con lesiones en la piel y sin síntomas generales. Estas, pueden comenzar en los genitales y luego extenderse a más partes del cuerpo”, agrega el especialista.

Quienes tienen mayor riesgo de tener una complicación con este virus son pacientes con enfermedades crónicas o en estado de inmunodeficiencia. “Hay que recordar que no tiene el nivel de contagio del COVID y los casos que se han reportado, han tenido un contacto mucho más cercano. No es a través del aire”.

Anuncios

Según señala el Minsal se considera en Chile un caso sospechoso  a una persona de cualquier edad con antecedente de viaje en los 21 días previos que presente un exantema agudo inexplicable y que tenga uno o más de los siguientes signos o síntomas, desde el 15 de marzo de 2022: cefalea, inicio súbito fiebre superior a 38,5, mialgia, dolor de espalda, astenia y linfadenopatía.

Por otra parte se considera caso probable cuando una persona que cumple con la definición de caso sospechoso además tiene nexo epidemiológico con un caso sospechoso o confirmado de viruela del mono y/o visitó un país endémico del virus, ambos factores en las 3 semanas anteriores al inicio de síntomas. Y finalmente un caso confirmado es aquel que  cumple con los criterios de caso sospechoso o probable y está confirmado por laboratorio de viruela del mono mediante pruebas moleculares. En Chile esta prueba la realiza el ISP.

Además, para ser declarado caso sospechoso, se deben descartar las siguientes causas habituales de exantema aguda: varicela, herpes zóster, sarampión, Zika, dengue, chikungunya, herpes simple, infecciones bacterianas de la piel, infección gonocócica diseminada, sífilis primaria o secundaria, chancroide, linfogranuloma venéreo, granuloma inguinal, molusco contagioso, reacción alérgica (por ejemplo, a las plantas); y cualquier otra causa común localmente relevante de erupción vesicular o papular.

Hoy existen tratamientos antivirales que pueden ser efectivos, sin embargo, en la mayoría de los pacientes, basta con aislamiento y tratamiento para aliviar los síntomas, señala el dr Carlos Pérez.

Al mismo tiempo en la pagina web del Ministerio de Salud de Chile( https://www.minsal.cl/viruela-del-mono/) se indica que  se ha demostrado que la vacunación contra la viruela ayuda a prevenir o atenuar la viruela símica, con una eficacia del 85%,. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la vacunación contra la viruela finalizó en 1980, cuando la enfermedad fue declarada erradicada en nuestro país. Al mismo tiempo desde el Minsal señalan que las vacunas contra la viruela ya no están disponibles en el mercado pero que existe una vacuna que se desarrolló para la viruela símica (MVA-BN), siendo aprobada en 2019, pero que  aún no está ampliamente disponible.

El gobierno chileno asegura que la OMS está coordinando con el fabricante para mejorar el acceso a esta vacuna. Poro, ya que la infección por la viruela símica es inusual,” no se recomienda la vacunación universal”.

Anuncios

 

¿Cómo se transmite?

Principalmente por contacto directo o indirecto con sangre, fluidos corporales, lesiones en la piel o mucosas de animales infectados. La transmisión en personas puede producirse por contacto directo con lesiones cutáneas o gotitas exhaladas de una persona infectada, o con objetos contaminados recientemente con los fluidos del paciente (como toallas o sabanas). El periodo de incubación promedio puede ir desde los 6 a los 13 días con rangos de entre los 5 a los 21 días.

 

– ¿Cuáles son los síntomas?

Normalmente se trata de erupción cutánea aguda en manos y pies, sin embargo, muchos de los casos han presentado unas pocas lesiones o, incluso, una sola lesión. Son de especial cuidado y sospecha las lesiones que se presentan en el área genital, perineal o perianal. A estas lesiones puede precederle cefalea, inicio súbito de fiebre superior a 38,5 °, dolor muscular, dolor de espalda, sensación de agotamiento e inflamación o hinchazón de los ganglios linfáticos.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios