Síguenos

Revista Agro

Placillanos intercambiaron semillas ancestrales en pos de su conservación

Publicado

el

El intercambio de semillas es una iniciativa que cada vez toma más fuerza en el país. Ya lo han hecho entidades expertas como la Universidad de Chile y su facultad de Ciencias Agronómicas con el fin de mantener vivo y en resguardo aquellas semillas endógenas chilenas. La idea de estas actividades es que cada participante llegue con sus semillas e intercambie con otros aquellas especies que no posee y desea plantar. En el caso de las instituciones que buscan preservar la tradición genética, estas aprovechan la oportunidad de recolectar semillas originarias para conservarlas en lugares específicos dedicados al resguardo de la historia genética vegetal del país. La idea es que este patrimonio agrícola nunca termine.

Fue así como hace algunas semanas, la comuna de Placilla, a través de su oficina de Medioambiente junto a Prodesal organizaron este evento de intercambio que tuvo una acogida masiva no solo entre los placillanos sino también con la presencia de habitantes de comunas vecinas.

El jefe de operaciones de INDAP O’Higgins, Alvaro Gálvez, manifestó que “el rescate de estas semillas ancestrales es velar por la soberanía y seguridad agroalimentaria del país, es contar con una rica historia de sabores donde las semillas locales y adaptadas entregan potencial a nuestros alimentos más preciados. Creo que es vital que nos sumemos a impulsar este tipo de iniciativas, porque el desarrollo endógeno alimentario del país es relevante para poder generar sustentabilidad en la economía”, precisó. Gálvez a su vez destacó la gran presencia de mujeres en el encuentro, lo que a su juicio demuestra la preocupación especial de ellas por este tema, quienes llevaron a la cita semillas de maíz, porotos, sandía, tomates y quínoa, entre otras. Desde el punto de vista medioambiental, dijo que INDAP ha asumido una apuesta importante, y que la posibilidad de usar semillas autóctonas permitiría ir supliendo el uso de pesticidas que está asociado a paquetes de las grandes empresas.

Ximena Guzmán, pequeña agricultora del sector Puente Negro, dijo que esta fue una muy buena idea, que espera replicar en octubre en San Fernando a través de la Asociación Gremial Comunal de la Agricultura Familiar de dicha comuna. “Esto es la base del cuidado de nuestro patrimonio agroalimentario. La idea es crear redes que nos hagan posible cuidar esto que tenemos”, dijo.

La casona del empresario y gerente de la Empresa Greenvic, Jorge Salazar Urzúa, fue el lugar de encuentro que concitó a los pequeños productores de la región de O’Higgins y Bío Bío, y asesores técnicos del Prodesal-INDAP, el alcalde de Placilla, Tulio Contreras, y los concejales Cristian Contreras, Hernán Santa María y María Teresa Mora.

Revista Agro

La innovadora forma para evitar que los animales mueran de hambre frente a la falta de forraje

Publicado

el


El Forraje Verde Hidropónico, es la alternativa que propone el proyecto para mitigar los efectos de cambio climático, y producir el alimento que escasea en la Región de O’Higgins.

El impacto que ha causado el cambio climático en la agricultura, ha llevado a la búsqueda de acciones que permitan mitigar estos efectos, protegiendo los suelos, a los animales, y la calidad de vida campesina, principalmente del secano costero de la región.

Dentro de los principales problemas, se da cuenta de la disminución de las precipitaciones y la baja productividad de las praderas naturales, principal fuente de alimentación utilizada por la agricultura familiar campesina para nutrir a sus animales.

Problema que se agrava en la época estival, donde el forraje disponible es aún más escaso y de bajo nivel nutricional; ya que las praderas están supeditadas a las precipitaciones. A raíz de esto, nace la necesidad de utilizar técnicas paliativas para el problema, como la producción de forraje verde hidropónico.

Este forraje, consiste en disponer de bandejas donde pueda crecer el pasto. Este alimento complementario para ser producido, solo necesita de semillas y agua, ya que se origina en total ausencia de suelo. Estas semillas pueden ser de trigo, avena, cebada, centeno, triticale y maíz, pero por la disponibilidad en la zona, se recomienda utilizar semillas de trigo o avena.

“El forraje verde hidropónico surge como una interesante alternativa para generar forraje en épocas donde aumenta la escasez. Sabemos en la Seremía de Agricultura, que el alimentar a los animales es una constante preocupación de nuestros campesinos, por lo que contar con proyectos como el de Resiliencia al cambio climático, es de suma importancia para nosotros”, comentó Joanquín Arriagada, secretario ministerial de Agricultura.

El factor tiempo es relevante debido a la necesidad inminente de producir alimento suficiente para alimentar al ganado o animales de granja. Utilizando este método, esta producción demora entre 15 a 20 días en verano y de 18 a 23 días en invierno, en los cuales las plantas alcanzan una altura de 20 a 25 centímetros.

Al momento de la cosecha, el forraje verde hidropónico posee un alto contenido de agua y nutrientes, además de ser altamente palatable, sirviendo de alimento para variadas especies de animales. Resultados positivos pensando de cara al verano y las altas temperaturas que complican la situación productiva de los campesinos de nuestra región.

Con esta técnica, al utilizar solo 350 gramos de semilla, se pueden obtener aproximadamente 2,7 kilogramos de forraje verde 100% aprovechable, ya que al ser producido de esta manera, no contiene fecas, malezas y tampoco está expuesto al pisoteo de otros animales. Además, permite controlar de mejor manera el momento y la cantidad de alimento que se les suministra a los animales.

Para obtener información sobre esta y otras iniciativas del Proyecto de Resiliencia al Cambio Climático, la estrategia cuenta con la página web cambioclimatico-ohiggins.cl. Además, encontrarás video explicativo de los métodos utilizados para mitigar los efectos nocivos del cambio climático.


Más información en la web cambioclimatico-ohiggins.cl

Continuar Leyendo

Actualidad

Con nuevos tractores se intenta mitigar los efectos de la agricultura en los suelos de la región de O’Higgins

Publicado

el

  • Con una nueva técnica de arado se pretende detener la erosión del suelo.

“Mejoramiento de la resiliencia al cambio climático de la pequeña agricultura de la región de O’Higgins”, es el proyecto que ha beneficiado a pequeños propietarios de las ocho comunas donde se ejecuta: Pichilemu, Lolol, Pumanque, La Estrella, Litueche, Navidad, Paredones y Marchigüe. Y está pensado en mejorar la calidad de vida de los beneficiarios y a disminuir el impacto de la agricultura en los suelos de la zona.

«Nuestro Ministerio de Agricultura, ha asumido con mucho compromiso este proyecto, dada la grave situación de sequía que atraviesa nuestro país en los últimos años. Creemos que es muy pertinente preparar a la pequeña agricultura ante los duros efectos del cambio climático. Este proyecto tiene un alcance profundo en los sectores agrícolas más vulnerables, para que puedan desarrollar capacidades e innovación para el manejo de sus cultivos y también para el uso racional del agua», comentó el Subsecretario de Agricultura, Alfonso Vargas.

Quien además puso énfasis en la entrega de ocho tractores que estarán disponibles para los usuarios del proyecto en las unidades demostrativas de las comunas que participan de la iniciativa. La idea es que las comunidades rurales agrícolas en el secano costero e interior de la Región de O’Higgins, puedan aumentar la capacidad de resiliencia, y prepararse de mejor forma ante la sequía o las bajas precipitaciones, las que están impactando en la productividad.

Este aporte de maquinaria que entrega el proyecto, se justifica debido al impacto que el arado tiene en los suelos de la región. Tradicionalmente las labores de aradura se han realizado con arados de discos y de vertedera, siendo una de las tareas fundamentales para el establecimiento de cultivos. Sin embargo, éstos provocan problemas en el suelo, porque afectan sus propiedades físicas, afectando la estructura y generando problemas de erosión al dejar el terreno desnudo sobre la superficie, lo que favorece el impacto de las gotas de lluvia sobre él, facilitando la escorrentía del agua, y con ello procesos erosivos.

Sumado a la compactación de suelos, principalmente lo que se define como “pie de arado”, que es una capa endurecida que se va formando aproximadamente entre los 20 y 40 cm de profundidad, como consecuencia del tránsito de las ruedas del tractor en la labor de aradura.

Por lo que el proyecto ha definido que una de las formas más adecuadas para romper este problema, es haciendo uso del arado susbsolador escarificador, que trabaja en forma más eficiente que el arado cincel, al superar los 30 centímetros de labor.

De esta forma se facilitará una mayor infiltración de agua en el suelo, permitiendo un mayor desarrollo del cultivo a establecer. Ante esto, el Ministro de Agricultura, Antonio Walker agregó que “No podemos trabajar la tierra y la agricultura de la misma forma en la que lo hacíamos como cuando no teníamos este calentamiento global. Como consecuencia de esto, hemos visto que hay un déficit de precipitaciones muy importantes, y tenemos que ir adaptándonos a esta realidad. Por eso es que hemos invertido 10 millones de dólares en estas ocho comunas de la región de O´Higgins para ir experimentando en la práctica, con pequeños agricultores cómo vamos enfrentar esto. Tenemos un tremendo desafío”.

La llegada de estos nuevos tractores, es un paso positivo hacia los cambios que se buscan, con costo cero para los beneficiarios de este programa y que llegan en ayuda a la resiliencia y productividad de sus cultivos.

El SEREMI de agricultura, Joaquín Arriagada, hizo un llamado extensivo, “queremos invitar a todas las personas que quieran aprender más de estas técnicas, que visiten nuestro sitio web cambioclimatico-ohiggins.cl donde podrán encontrar material práctico y videos tutoriales sobre este tema y muchos otros”, concluyó la máxima autoridad del agro en la región.

Continuar Leyendo

Actualidad

Gobierno inició entrega de ayuda a pequeños agricultores afectados por escasez hídrica

Publicado

el

  • Esto no es un regalo, es un reconocimiento al trabajo y a años de esfuerzo, y nosotros como Estado nos corresponde llegar con ayuda pronta ante una situación de emergencia como la sequía que nos afecta como región”, dijo el intendente Juan Manuel Masferrer.

A menos de 10 días que la región de O’Higgins fuera declarada Zona de Emergencia Agrícola por escasez hídrica, el gobierno, a través de INDAP del Ministerio de Agricultura, inició este jueves la entrega de ayuda a los pequeños agricultores que están siendo afectados por la escasez hídrica que afecta a la región y gran parte del país, una de las más graves de los últimos 60 años.


La entrega fue liderada por el Intendente Juan Manuel Masferrer junto al Seremi de Agricultura, Joaquín Arriagada; acompañados por el gobernador de Cardenal Caro, Carlos Ortega; el alcalde de La Estrella, Gastón Fernández; el director regional de INDAP, Juan García; y autoridades locales.
El Intendente Juan Manuel Masferrer indicó que “la zona central está viviendo una de las sequías más graves en los últimos 60 años, y en ese sentido el Presidente Sebastián Piñera nos ha pedido sentido de urgencia antes las emergencias. Esto no es un regalo, es un reconocimiento al trabajo y a años de esfuerzo, y nosotros como Estado nos corresponde llegar con ayuda pronta ante una situación de emergencia como la sequía que nos afecta como región”, dijo.

APOYO A PEQUEÑOS AGRICULTORES
El Seremi de Agricultura, Joaquín Arriagada, resaltó la prontitud con que el Gobierno inició la entrega de la ayuda a los productores agrícolas más afectados. “La distribución de ayuda en esta primera etapa se realizará en la zona del secano, hemos iniciado con la entrega de forraje a pequeños ganaderos, quienes recibieron cubos de alfalfa para alimentar a sus animales”, indicó el titular de Agricultura en O’Higgins.


“En el caso de los apicultores –continuó Joaquín Arriagada- se trabaja en definir una fórmula de ayuda en conjunto con sus asociaciones gremiales, que podría ser consistente en suplementos alimenticios u otros aditivos suplementarios. Los agricultores de nuestra región de O’Higgins no están solos, ese es el mandato que nos dio el Presidente Piñera, apoyarlos como Gobierno en esta difícil situación de emergencia”, subrayó el Seremi Arriagada.


INDAP contempla entregar ayuda en alimento a más de 2 mil 900 pequeños ganaderos y a más de 600 pequeños apicultores. Los primeros 200 millones de pesos que aportó INDAP se destinaron a la compra de 23.168 sacos de cubos de alfalfa, alimento elegido por su mayor calidad promedio respecto de otros alimentos.


En los próximos días la entrega de forraje continuará en las comunas de Paredones, Litueche, Chépica, Marchigüe, Lolol, Santa Cruz, Pichilemu y Pumanque.


En tanto, con el aporte de 200 millones de pesos del Gobierno Regional se considera terminar las entregas en las áreas antes mencionadas, pero se ampliará a las áreas INDAP de San Fernando, Rancagua, las Cabras, Doñihue, Rengo y San Vicente y sus comunas aledañas.

“APOYO A LOS PEQUEÑOS PRODUCTORES AGRÍCOLAS”
El director regional de INDAP, Juan García, señaló que “la entrega de ayuda es muy importante hoy para el sector ganadero, y trataremos de hacerla de manera más rápida y efectiva”.


Subrayó que “es importante que tanto nuestros usuarios como los agricultores de la región entiendan que nos veremos enfrentados a una situación difícil, la que debe llevarnos a ser muy cautos respecto de decisiones productivas a tomar en esta fecha, por ejemplo, cuántos animales podré mantener, cuántas hectáreas podré sembrar, qué inversiones necesito hacer o dejar de hacer, todo en base a la disponibilidad de agua que espero tener”.


El Director Regional de INDAP agregó que “la magnitud del fenómeno de sequía que enfrentaremos no se ve desde hace más de 60 años, por lo cual es vital poder informase al respecto y tomar las mejores decisiones posibles”, cerró el jefe regional de Indap.


La declaración de Zona de Emergencia Agrícola implicó la asignación de 1.900 millones de pesos para ir en ayuda de los agricultores más afectados. De esa suma, $800 millones los aporta el Ministerio de Agricultura y la inversión restante el Gobierno Regional.


Con dichos recursos se hará entrega de forraje a los pequeños ganaderos y ayuda a los apicultores; bombas de agua fotovoltaicas, cosechadores de agua, estanques, abrevaderos y otros a los productores más afectados. Asimismo, a través del SIRSD-S del SAG –programa de recuperación de suelos degradados– se dispondrá de $790 millones de pesos y los agricultores que no son usuarios de INDAP podrán postular hasta el día 12 de septiembre a prácticas de emergencia.

Continuar Leyendo

Síguenos en Facebook

Lo más visto

Oficial Carlos María O'Carrol 518, Rancagua, Chile - Mesa Central: +56 72 276 6080