Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Funcionarias de jardines infantiles pararon sus labores por un día

Comparte esta noticia

Anuncios

  • Indican que se trató de una manifestación “de advertencia”, con el fin de expresar su descontento sobre el proyecto de ley que pretende establecer un sistema de subvención para los niveles medios.

Marcela Catalán

Con una batucada salieron a marchar las funcionarias de jardines infantiles de Rancagua, quienes este martes 18 de junio detuvieron sus labores. La paralización de actividades se llevó a cabo a nivel nacional, y  también incluyó a recintos pertenecientes a Integra, Junji y VTF (Vía Transferencia de Fondos).

Viviana Cárcamo, presidenta del sindicato de los planteles VTF de la ciudad, explicó que el objetivo de la movilización fue expresar su descontento respecto a un proyecto de ley. Éste genera un sistema de subvención, para los niveles medios de la instrucción parvularia.  La iniciativa atraviesa por el primer trámite legislativo en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados.

La dirigenta indicó que fue un paro de advertencia, por lo que más adelante el tema podría adquirir ribetes mayores. En cuanto a la propuesta, argumentó que si bien habla de “un aumento de párvulos, al ver la letra chica, nos damos cuenta de que escolarizarán los niveles medios mayores. Es decir, los niños de dos a tres años llegarán a los colegios. Ocurrirá lo mismo que en el año 2000, cuando escolarizaron prekínder, que antes era atendido por los jardines infantiles. No entendemos qué pretende hacer el Gobierno con las salas cunas universales”, sentenció. Agregó que la idea podría significar inminentes despidos. “Obviamente habrá precariedad laboral”, criticó.

En cuanto al estado de las negociaciones con el Ejecutivo, Cárcamo aseguró: “instauraremos ahora una mesa de trabajo con el seremi de Educación, para que vayamos viendo las falencias del proyecto y que éstas sean modificadas”.

La ministra de la cartera, Marcela Cubillos, garantizó que la medida “aumenta la subvención a los niños más vulnerables, (que tienen) de dos a cuatro años, de $131 mil a $217 mil. Es decir, la sube en más de un 67%. Es una inyección de recursos directa para los pequeños más vulnerables. Eso es nivelar la cancha, e implica ir terminando con las discriminaciones producidas en la entrega de recursos, por parte del Estado a los niños, independiente de los jardines donde estudien. Aquí se focaliza en los más vulnerables”, remató.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios