Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

“Hay poco pasto y casi nada de agua para nuestros animales”

Comparte esta noticia

Anuncios


El martes último, más de 160 usuarios de Graneros, Mostazal y Codegua recibieron sacos de cubos de alfalfa. La jornada de entrega fue encabezada por el SEREMI de Agricultura, Joaquín Arriagada, el director regional de INDAP, Juan García, y los alcaldes de Graneros y Codegua, Claudio Segovia y Ana María Silva.

Matías Soto, del sector Las Mercedes de Graneros, indicó que “la situación está muy difícil y esta ayuda es muy buena. Yo tengo 20 caballos, están en el cerro (Santa Julia), pero hay muy poco pasto y casi nada de agua. Hay hartos animales allá y varios han muerto. Da mucha pena. Así es que agradecemos harto esta ayuda”.

Esta semana también se hizo entrega de forraje a pequeños agricultores de Rancagua y Machalí. Julio Donoso, del sector El Guindal, señaló que él tiene 2 caballos y 24 vacunos. “Estamos muy afligidos por la sequía y agradecemos esta ayuda de INDAP”, expresó.

El director regional de INDAP, Juan Carol García, indicó que solo para la compra de forraje se ha destinado una suma de $430 millones de pesos, $230 millones de pesos aportados por INDAP y $200 millones de pesos que aportó el gobierno regional. A la fecha se ha entregado forraje –sacos de cubos de alfalfa– a más de mil 800 pequeños agricultores, usuarios de INDAP, de comunas del secano, por estar entre los más afectados. Agregó que esta semana se reanudó la entrega de forraje en otras comunas de la región, contemplándose también llegar con ayuda a más usuarios de la zona del secano. Se estima que recibirán este apoyo también unos mil 800 usuarios.

Más de 160 usuarios de Graneros, Mostazal y Codegua recibieron sacos de cubos de alfalfa para suplementar la alimentación de sus animales.

El SEREMI de Agricultura, Joaquín Arriagada, señaló que la situación es muy compleja a causa de la sequía y que se prevé que en los próximos meses será aún más complicada. Explicó que por esa razón, la región de O’Higgins y otras regiones del país, fueron declaradas zonas de emergencia agrícola, lo que ha permitido liberar recursos para apoyar a los agricultores más afectados por la sequía.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios