Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

La pandemia nos cambió en muchos ámbitos, incluido el comportamiento delictual.

Comparte esta noticia

Anuncios

Fernando Ávila Figueroa

 

La pandemia ha provocado un cambio radical en nuestro estilo de vida. La rutina debió  adaptarse a la contingencia, situación a la que no ha estado ausente la delincuencia, donde los antisociales cambiaron su forma de actuar para llevar a cabo sus ilícitos.

La menor circulación, y por ende aglomeración de personas en las calles, dio pie para que la delincuencia desarrollara ilícitos con un mayor grado de organización, donde si bien las cifras de las policías demuestran una baja en el delito,  los hechos que se han producido han sido de gran connotación pública, lo que hace que exista otra percepción de la comunidad.

Ejemplo de ello es la desarticulación  de dos bandas criminales que se dedicaban al robo con violencia en la Región de O´Higgins. La primera, se caracterizaba por tener nombres de países al más puro estilo de la serie española, “La Casa de Papel”. La banda estuvo involucrada en una serie de robos que afectaron a diversos domicilios, entre ellos a familias del sector de Tinguiririca en la comuna de Chimbarongo. Mientras  que la segunda banda criminal desarticulada, se hacían pasar por falsos Carabineros, involucrados en el robo a una casa perteneciente a una funcionaria de Carabineros en la comuna de Coinco; y en el robo al Banco Estado de Mostazal.

Según cifras del último STOP,  existe una disminución de un 17,2% en los delitos de mayor connotación social, que representan 2 mil 294 delitos menos, y un aumento del 25% en las detenciones. Estos datos representan más de 2 mil personas que dejaron de ser víctimas de delitos en este período. Con respecto a la tasa de detención, los niveles están por sobre el nivel nacional, ya que el nivel país tiene  entre  un17 a un 18% de tasa de detención, y en la región se está sobre el 25%. La provincia de Cachapoal, presenta una disminución de 19.6% y una tasa de detención del 27.3%, mayor que la registrada a nivel regional.

El Fiscal Jefe de la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos de la Fiscalía Regional de O’Higgins, Carlos Fuentes, aseguró que los delitos de robos contra la propiedad durante la pandemia han ido a la baja. Citó como ejemplo en Rancagua el robo en lugar no habitado, ya que en el período de pandemia, se redujo en 47%,  el robo en recintos como locales 19% menos, robo con violencia o intimidación en la calle 19% menos, situación disímil a lo que pasó en comunas como Pichilemu, donde en el mismo período, el robo en lugar no habitado subió un 171%, lo que demostró que se comenzó a apreciar delitos como robo con violencia o intimidación en la casas, con sujetos que antes de la pandemia robaban en la calle, ahora iban a buscar las cosas al interior de las casas.

Recordó que estos hechos originaron que se juntaran un par de bandas, las que cometieron una frecuencia de delitos en diferentes puntos de la región, con 25 robos en el mes de mayo, actuar violeto,  donde golpeaban a sus víctimas y robaban lo que más podían. El Fiscal destacó que se pudo detener a la banda en una serie de procedimientos, banda conocida como la de  “Los Países”, quienes mantenía drogas, armas,  ejecutaban robos con violencia e intimidación, etc.

Anuncios

El Fiscal dio a conocer que se trató de una banda que integraron cerca de 11 sujetos, todos en prisión preventiva y formalizados, de comunas como Rengo, Codegua, Graneros y Rancagua, donde dos bandas menores se habrían juntado para formar una más grande, incluso haciéndose pasar por policías.

 

Se hacían pasar por Carabineros

 

Precisamente uno de sus atracos afectó a una funcionaria de Carabineros en la comuna de Coinco,  quien fue víctima de un robo con intimidación.  Al menos siete personas, las que según la información portaban vestimentas muy parecidas a las que utiliza carabineros, entre ellas el polar, deciden ingresar a una vivienda,  donde habitaba una Cabo Primero de la comuna de Coinco, esto en calle Francisco Díaz Muñoz.

Cuando ya estaban al interior del inmueble, amenazan a la funcionaria, portando armas de fuego y llevándose una serie de especies, entre ellas ropa de la institución de las carabinas cruzadas, como pantalones, casaca, y la placa de servicio, más dinero en efectivo. Tras ello los sujetos se dan a la fuga.

El Fiscal Fuentes adujo que en paralelo se descubrió a otra banda que fue la que cometió el robo al Banco Estado en la comuna de Mostazal, la que era integrada al menos por cinco personas, lugar donde intimidaron, y sacaron la plata, mientras otros quemaban un vehículo como manera distractiva. Estos sujetos fueron encontrados en horas de la tarde del ilícito, donde se descubrió que a los cinco involucrados iniciales, había cerca de 10 personas, descubriendo autos robados, tenencia de armas, drogas, recuperando parte del dinero, quienes también tenían en su poder uniformes de carabineros, descubriéndose que al menos uno de estos tipos habría participado en el hecho delictual que afectó a la carabinero de Coinco. Entre sus partencias estaba la ropa de la institución que le fue sustraída.

 

ROBO AL BANCO SANTANDER

Para el Fiscal el primer hecho grave en época de pandemia se da la noche del 23 y madrugada del 24 de marzo, cuando se iniciaba el toque de queda y estado de catástrofe, y que afectó las dependencias del Banco Santander en el Paseo Independencia de Rancagua. Dicho ilícito mostró una estrategia muy organizada, con corte de energía, verificaron que no hubiera nadie, entrando por un forado, descerrajando la bóveda y huyendo con cerca de 250 millones de pesos, encontrando a tres de los sujetos, los que están detenidos. ”Los delitos en general de robo tienen una tendencia a la baja a nivel regional, el problema es que los pocos delitos que van quedando fueron más violentos y más planificados, y se efectuaron en bandas. La pandemia, el toque de queda  o la cuarentena va afectando ciertas zonas y la forma en que se comporta el delito”, dijo el Fiscal.

En este sentido destacó que se han registrado zonas donde antes no había delitos de este tipo, citando como ejemplo Coltauco, donde en promedio al año se registra un robo con intimidación, pero este año ya van 10, esto debido a que como existe una dificultad de desplazamiento, el delincuente ya no va Rancagua, o San Fernando, quedándose en su zona para cometer los ilícitos.

Anuncios

Fue así como por ejemplo en la comuna de Codegua, un sujeto en 36 horas cometió tres delito de robo con intimidación, apuntando con un arma hechiza locales comerciales de esta comuna, sujeto que fue detenido y formalizado. Esto evidenció que si el promedio en el mes de julio de esta comuna era que  producían dos robos con intimidación, en sólo un día y medio hubo tres, los que demostraba que algo estaba pasando.

Para el Fiscal no se puede abordar todo desde los números, ya que estos van a la baja, pero cuando se logra conversar con las comunidades, la percepción es otra, subiendo delitos como estafa, y delitos a través de internet, esto debido a que existe mucha gente que se ha quedado trabajando desde la casa o realiza sus compras a través de internet, lo que hace  que sujetos se aprovechen de la situación para ofrecer insumos, y alimentos, donde la gente pagaba y nuca llegaba el pedido.

“La sensación de la comunidad no está principalmente dada por la difusión, colabora un poco sí, pero si uno se va a la comuna de San Fernando, donde por ejemplo hubo varios robos con  intimidación en domicilios, la afectación no solo está en la casa o la familia que tuvo ese problema, está en el barrio completo, ya que todos se sienten amenazados y con temor”, aduce el Fiscal, quien cree que cuando se da un delito de la intensidad señalada si le pregunta a la comunidad antes de la detención de los delincuentes, lo más probable es que no hayan querido salir de sus casas por el temor, por la violencia y la intensidad de los delitos que afectó a todo su sector cercano.

Otro de los delitos que se han visto incrementados en este período fue el robo a camiones repartidores de cigarros, esto según el Fiscal debido a que se trata de un robo muy rentable, donde los delincuentes vuelven a introducir lo robado al mercado formal en algún negocio pequeño, o de mano en mano. Recordó dos robos simultáneos en la región durante este período, dos bandas diferentes las que una vez detenidas produjo que este tipo delito bajara a cero.

 

Robo de cigarros negocio rentable

Fueron dos camiones repartidores de cigarros los que sufrieron un violento robo uno en la comuna de Olivar y otro en la comuna de Rancagua, este último dejando un vehículo volcado cuando uno de los antisociales huía de Carabineros.

Se informó que el robo del camión frente al mercado de Rancagua se logró detener a  cinco personas en dos procedimientos y recuperar la totalidad de la mercadería. El segundo robo, fue en Olivar y afectó también a un camión repartidor de cigarrillos. Ahí se logró detener a cuatro sujetos y recuperar la mercadería. Ambos robos son independientes entre sí, ya que se trataba de dos bandas distintas.

Anuncios

Según el subprefecto de los servicios de la Prefectura Cachapoal, Patricio Tirado, se trató de dos procedimientos que afectaron a la empresa Chiletabacos. Agregó que en Olivar cerca de ocho individuos a rostro cubierto intimidan al chofer del camión con armas de fuego, llevándose 10 mil cajetillas de cigarros avaluados en 30 millones de pesos. Se dan a la fuga y tras un cierre de la comuna se logra detener a cuatro sujetos, se recupera la mercadería, y dos vehículos con encargo por robo, procedimiento que concluye en la localidad de Buin.

El segundo procedimiento fue en Rancagua, cercanías del mercado Modelo, donde al menos seis sujetos intimidan al chofer de un camión, roban la mercadería y huyen hacia el norte de Rancagua en un vehículo. Es en República de Chile con Viña del Mar donde hacen un traspaso de vehículo, huyendo por República de Chile, siendo alertados carabineros, iniciándose un seguimiento que termina con el vehículo volcado en Avenida España con República, deteniendo a un sujeto y recuperando la mercadería.

Los sujetos provenían de la Región Metropolitana y además portaban un inhibidor para que así las comunicaciones y los celulares  de Carabineros fueran interrumpidas, todo colocado a disposición de la Fiscalía.

El persecutor Fuentes adujo que el contacto con las policías es diario, ya que de lo contrario la delincuencia los sobrepasaría. Es así como el objetivo es poder adelantarse con lo que está pasando, creyendo que la comunidad también aporta antecedentes. “Aquí tiene que estar en constante comunicación la Fiscalía, las policías y la comunidad”, puntualizó.

Para el Jefe de la Sexta Zona de Carabineros, General, Alex Chavan,  durante la pandemia ha habido un cambio positivo en los delitos, ya que en términos generales los de mayor connotación social han ido en disminución. Adujo que a la fecha ha habido una disminución del 17, 2 % a igual fecha del año pasado con menos 2.294 delitos, trabajo que es georreferenciado apoyado con la labor que realiza el Ejército en algunos sectores.

La autoridad policial dice que esto de una u otra forma ha ayudado a disminuir la delincuencia de mayor connotación social, pero cree que no ha habido un cambio tan drástico del accionar delictual en época de pandemia, citando como ejemplo que la problemática actual se basa en robo con violencia, donde se registran 37 casos más que el año 2018 a igual fecha, mientras  que el robo con intimidación, donde se utiliza alguna arma para amedrentar, ha habido una disminución de 79 casos, que traduce en 14% menos, al igual que el robo por sorpresa el que ha disminuido un 29, 9%, con 93 casos menos. El delito de lesiones ha disminuido en un 13,2%.

Anuncios

Otro de los delitos es el robo de vehículos, sin embargo, el General indica que se trata de vehículos estacionados, sin que la víctima esté presente, quienes por lo general se estacionan en lugares donde no hay parquímetros, controles o poca iluminación. Este tipo de delito registra un aumento de 29%.

 

 

Disminución del robo en lugar habitado 

La disminución de los delitos  de robo en lugar habitado  es muy importante para el General, ya que se trata de un delito que victimiza mucho, esto debido a que es el lugar donde la persona se supone tiene mayor seguridad, con una disminución de 16% que se traduce en 247 casos menos, mientras que el robo en lugar no habitado ha disminuido en un 4,3%.

“En términos generales los números son bastante buenos para la región. El hecho que exista un delito que tenga mucho más connotación efectivamente va a entregar a la ciudadanía una sensación de inseguridad, pero lo importante es que bandas que han cometido ilícitos han sido detenidas. Aquí hay un poco de todo, de lo que puede ver la gente en los medios de comunicación, y de los comentarios que reciben de las personas con la que conversan, pero si nos vamos a las estadísticas, ya que siempre va a ver diferencia de lo que diga la estadística y lo que represente la sensación de seguridad, en la última encuesta Enusc, la región disminuyó en un 2,6% en cuanto a la victimización, donde se le pregunta a le gente que fue víctima o cree que será víctima de un delito”, dijo el General.

Por su parte, el Jefe de la Policía de Investigaciones en la Región de O’Higgins, Prefecto Inspector, Lautaro Arias, dio a conocer que efectivamente ha habido un cambio en la modalidad de los delitos, ya que por ejemplo los robos por sorpresa, o los conocidos como “mecheros”, requieren gran cantidad de gente circulando, pero debido a la pandemia, la población flotante disminuyó en los diferentes puntos comerciales de Rancagua y las comunas más pobladas.

Otro tema que abordó el Prefecto fue el relacionado con el aumento de homicidios, ya que ha habido un incremento desde el inicio de este año de un 40%, la mayoría de ellos aclarados y con detenidos formalizados. Este año se han registrado 26 homicidios en la región, mientras que el año 2019 a la misma fecha habían ocurrido 18 homicidios, sin embargo, para el Prefecto no se ha podido determinar que exista una relación directa por cuarentena o por la pandemia, ya que la mayoría de ellos han sido por rencillas, donde ha habido vinculación entre víctima y victimario. De estos 26 homicidios ocurridos este año 2016, seis de ellos no han sido resueltos, y de estos seis, dos han ocurrido al interior de la cárcel de Rancagua.

El Prefecto cree que si bien ha habido una disminución de delitos, los que han ocurrido al ser más violentos, originan un mayor grado de inseguridad en la población, “La pandemia ha hecho que las personas se queden en sus casas, y el delincuente ha tenido que ser más osado, e ingresar de forma violenta a los inmuebles. Después que detuvimos a estas bandas hubo una disminución de delitos violentos en un 30% aproximado”, sostuvo la autoridad policial.

Anuncios

 

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios