Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Falleció Cardenal Jorge Medina Estévez

Comparte esta noticia

Anuncios

Este domingo, en Santiago, murió quien fuera Obispo de Rancagua, Cardenal Jorge Medina Estévez. La ex autoridad de la Iglesia en O’Higgins, tenía 94 años y además de estar presente en la región, fue Obispo en Valparaíso y ocupó diversos cargos en el clero, especialmente en el Vaticano.

Medina nació en la capital en 1926 (23 de diciembre) y realizó sus estudios primarios y secundarios en el Liceo Alemán.
Además, y antes de ingresar al seminario, obtuvo el grado de bachiller en artes y biología, junto con ser doctor en Teología (1955) y Derecho Canónico.

SU VIDA RELIGIOSA

El Cardenal Medina estudió en el Seminario Menor de la capital y fue ordenado sacerdote el 12 de junio de 1954.
Luego fue miembro de la facultad del Seminario Mayor y asistió como perito al Concilio Vaticano II (1962-1965).

Fue Juez del Tribunal Metropolitano, pro-gran canciller de la Universidad Católica de Santiago; y canónigo penitenciario de la Catedral Metropolitana de Santiago. También fue Consultor de varios dicasterios del Vaticano.
Posteriormente, en 1965, enseñó filosofía en el seminario y hasta 1994 teología en la facultad de la Pontificia Universidad Católica de Chile, donde fue decano.

En 1984, por decreto del Papa Juan Pablo II, fue elegido como obispo titular de Tibili y auxiliar de Rancagua, siendo consagrado obispo el 6 de enero de 1985. Allí fue trasladado a la sede de Rancagua (25 de noviembre de 1987) dejando la zona en 1993, cuando fue designado a la sede de Valparaíso.

En tanto, en 1996, fue nombrado Pro Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, para luego renunciar al gobierno pastoral de la diócesis (junio de 1996).

Anuncios

Tras eso, fue promovido a Arzobispo (septiembre de 1996) y asistió a la Asamblea Especial para América del Sínodo de los Obispos, en Ciudad del Vaticano (noviembre y diciembre de 1997).

La extensa carrera como pastor tuvo su punto cúlmine cuando fue creado cardenal diácono (1998); recibió la birreta roja y la diaconía de San Saba. Mismo año en que fue nombrado como Prefecto.

EN ROMA

En la Curia Romana fue miembro de las Congregaciones para el Clero, para la Doctrina de la Fe y para los Obispos; miembro de Pontificio Consejo para la Familia y de las Comisiones para América Latina y Ecclesia Dei, y; miembro de la Comisión Teológica Internacional y de la comisión encargada de elaborar el borrador del Catecismo de la Iglesia Católica.

Junto con ello, fue autor de numerosas obras: libros, folletos teológico-pastorales y artículos sobre temas eclesiológicos, de espiritualidad y derecho canónico.

Finalmente, hay que consignar que en 1996 recibió el doctorado honoris causa de la Universidad de Notre Dame, en Indiana y, debido a sus enseñanzas y publicaciones, recibió un Doctor Scientiae et honoris causa de la Pontificia Universidad Católica de Chile y también fue sido nombrado Capellán ad honorem de la Soberana Orden Militar del Hospital de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta.

Su velatorio se desarrolló en la Parroquia La Transfiguración del Señor, ubicada en Las Condes, y su Misa Funeral se efectuó este lunes 4 de octubre en la Catedral Metropolitana de Santiago.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios