Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

Vecinos piden más seguridad vial en sus barrios.

Comparte esta noticia

Anuncios

Vecinos de la ciudad de Rancagua están pidiendo mayor seguridad vial en su entorno. En el caso de la Población Irene Frei, su principal avenida cuenta con una curva que se ha tornado peligrosa, debido a que cada día transitan más vehículos por esta vía producto de la llegada de más conjuntos habitacionales al sector.

 

Los habitantes del sector han visto cómo los accidentes en esta zona han aumentado, incluso con resultado de muerte, tal como lo grafica Celia Araya, primera directora del Gobierno Vecinal de dicha población. “Hace tiempo hemos venido solicitando a la municipalidad que se coloquen rejas o pollos de cemento grandes para contener a los autos ya que algunos han llegado al frente de las mismas casas e incluso hace algún tiempo falleció un joven en moto”.

 

Por su parte Margarita Galaz, quien es presidenta de esta comunidad, señaló que, gracias a un árbol existente en este lugar, la banca de fierro y un poste peatonal, los autos no han podido llegar hasta las mismas casas. “Incluso un poste debió ser repuesto la última vez que fue chocado, pero insisto aquí se necesitan rejas de contención u otras defensas”.

 

“Hace tiempo vinieron de transito de la municipalidad a hablar con nosotros, les mostramos en terreno el problema y nos dijeron que lo arreglarían. Quedaron de mejorar esta curva con señalética y rejas de contención, pero hasta la fecha no hay nada”, agregó Juana Garín, quien es segunda directora.

 

VILLA LOURDES

 

En Villa Lourdes el drama no es muy diferente al de la Irene Frei. Este lugar se convirtió en una pesadilla para la señora María Abarca Villalobos, una adulta mayor que tiene su casa en Avenida Lourdes con calle Santa Filomena. En este cruce se han producido una seguidilla de accidentes vehiculares y el último ocurrió hace poco en donde un vehículo impactó nuevamente el frontis de su vivienda produciéndole alarma, susto y desesperación.

 

“Hace algún tiempo falleció atropellado aquí un vecino del barrio, un adulto mayor. No sé qué esperan para colocar un semáforo y rejas de contención. En mi casa ya no sé qué hacer, vivo tremendamente asustada”, comentó la señora María Abarca, propietaria de una vivienda afectada. Su hija, Karen Acevedo, relató que constantemente visita a su madre y siempre la encuentra nerviosa. “Al frente hay un supermercado y llegan muchos vehículos, más todos los que vienen y van por esta avenida y sin contar los fines de semana que esto es una pista de carrera. Este problema viene desde hace mucho tiempo, por eso pido a las nuevas autoridades que hagan algo”, comentó.

Anuncios

 

Para María Ibarra una de las vecinas, agregó que la calle Santa Filomena no da para más, que estas calles se han convertido “en el cruce de la muerte, casi todos los días hay accidentes aquí, atropellos y choques. Esto no es vida para mi vecina ni para nadie”.

 

Los vecinos hicieron un llamado a las autoridades tanto de la Seremi de Transporte como del municipio para que puedan solucionar este problema de una vez.

 

(FOTOS DE ARCHIVO)

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios