Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

En mayo estará listo informe de auditoría a la Municipalidad de Rancagua.

Comparte esta noticia

Anuncios

Por: Patricio Miranda Humeres

 

Con fecha 6 de enero está firmado el contrato entre la Municipalidad de Rancagua y la empresa Casanova Consultores Tributarios SpA, en el que se acuerdan y formalizan los términos para la realización de una auditoría al municipio, respecto de sus finanzas y cumplimientos entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de mayo de 2021, cuando la comuna estaba bajo la administración del exalcalde Eduardo Soto.

Son 120 días corridos con los que la empresa cuenta para entregar el informe final, por lo que la primera semana de mayo el documento debería estar terminado.

Con todo, el proceso para llegar a la firma del contrato no estuvo exento de dificultades. Ello, porque la licitación original, publicada el 7 de septiembre del año pasado, fue revocada por el municipio en octubre, aduciendo que “los montos ofertados por las empresas oferentes, no dan seguridad respecto de la profundidad, magnitud y alcances de lo que se espera de la Auditoría que debe efectuarse en la Municipalidad de Rancagua, en razón de su tamaño y su calidad de Capital Regional”.

Esto, porque el presupuesto que el mismo municipio había destinado, según las bases, era de $20 millones. Tras la revocación, el monto subió a $40 millones.

 

En plena ejecución

Durante la última sesión del Concejo Municipal, Elías Casanova, representante de la empresa auditoria, rindió cuentas del avance y explicó los procesos que están desarrollando al interior del municipio.

Casanova señaló que la auditoría comprende tres fases, la primera de ellas ya concluida y que tuvo que ver con el requerimiento de la información y conocimiento de la institución y sus departamentos.

La segunda etapa, de ejecución, busca evaluar el estado financiero, partidas contables, balances y presupuestos. También se revisarán los aspectos de control interno. “Técnicamente se llama control interno a evaluar los procedimientos, que se hayan ajustado a los estatutos administrativos, a las leyes, que se hayan cumplido las bases, los contratos y que estos también se hayan ejecutado”, detalló Casanova al concejo.

El auditor afirmó que, actualmente, están entrevistando a 45 funcionarios de distintos departamentos y grados. Una vez finalizadas las entrevistas, comenzará el proceso de levantar conclusiones para redactar el informe final.

Consultado por el concejal Hugo Guzmán (ind. RD) respecto de si esta auditoría podría eventualmente tomar aristas que involucren a la Corporación Municipal de Rancagua (Cormun), Casanova no descartó que ello ocurra: “Si es relevante, sí. Puede tomar aristas. Pero, de todas maneras, el objetivo es la municipalidad. Lo que pasó en otro lugar, otras islas o funciones, es otra cosa. Pero, efectivamente, si es relevante, sí lo vamos a considerar”.

Anuncios

Por su parte, la concejala María del Carmen Orueta (ind. RN) planteó otra inquietud. “¿Esto también va a dejar en relevancia aquellos puntos débiles donde no existen procedimientos, como para tener la posibilidad de crearlos y establecerlos para el futuro y tener un mejor funcionamiento como municipalidad, en la parte interna en el manejo de las tareas y actividades?”, consultó a Casanova, quien respondió con un rotundo “absolutamente sí”.

 

Auditoría a la Cormun

La empresa de Casanova no está a cargo solo de auditar a la municipalidad. En otro proceso licitatorio, Casanova Consultores Tributarios SpA se adjudicó la revisión financiera y de gestión de la Corporación Municipal el 28 de febrero pasado, también por un monto cercano a los $40 millones.

Pese a que ya ha pasado más de un mes desde la adjudicación, en el portal Mercado Público aún no figura la Orden de Compra ni el contrato.

Que la misma empresa esté realizando ambas auditorías generó inquietudes en el concejo municipal. Ello, porque el 13 de julio del año pasado, cuando se celebró el tercer pleno del concejo, el concejal Patricio Henríquez (PS) reiteró un punto que se había tratado en sesiones anteriores.

“Tomemos el acuerdo de que sean ojalá dos empresas, una que audite a las corporaciones y otra al municipio, para mayor transparencia y evitar cualquier posibilidad de que no se entregue la información completa”, solicitó.

Aquella postura fue respaldada por la administradora municipal, Alicia Barrera, quien recomendó que el acuerdo quedara consignado en acta y el mismo alcalde Juan Ramón Godoy manifestó que “por un tema de transparencia, que no sea la misma empresa que haga todo el municipio, que podamos separar corporaciones y municipalidad”. Finalmente, el acuerdo fue aprobado por unanimidad.

Fue el concejal Emerson Avendaño (ind. Ecologista Verde) quien recordó el acuerdo en la última sesión del concejo el 15 de marzo. Al respecto, Godoy tomó la palabra: “Cuando se hace la auditoría, tiene que ver con la empresa que gana las licitaciones. Independiente del acuerdo del concejo”.

Anuncios

Está previsto que cuando se vuelva a reunir el pleno del concejo, la primera semana de abril, la empresa auditora dé cuenta del proceso relacionado a la Corporación Municipal.

FOTO2

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios