Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Diario Digital

Lee la Edición de Hoy

El antes y después de las aguas en Santa Elena

Comparte esta noticia

-El pasado lunes, las aguas llegaron a su nivel más alto en la población Santa Elena de Rancagua, tras las inundaciones que originaron el desbordamiento del estero “La Cadena”, producto de las torrenciales lluvias caídas en la región y que hoy las más de 20 familias se levantan y tratan de recuperar parte de lo perdido.
Anuncios

Siempre se ha dicho que “después de la tormenta viene la calma”, pero en el caso de las familias de la población Santa Elena, del sector poniente de Rancagua, esa “calma”, llegó acompañada de tristeza, impotencia y dolor, ante la pérdida de sus viviendas y bienes de tantos años de esfuerzo y sacrificios.

Unos cuatro días han transcurrido, desde que las aguas del estero “La Cadena”, se desbordaran, al parecer por fallas en la planificación de la mantención y limpieza del mismo y que ante el sistema frontal caído en la región en las últimas semanas, la gran cantidad de agua arrasó con todo a su paso, en las 32 parcelas y perjudicando a unas 25 familias.

Las aguas que llegaban a más de un metro de altura en todo el sector, este jueves pudimos observar que el ambiente llegó a la normalidad, donde solo quedó el vestigio del daño ocasionado por las fuertes precipitaciones, que según, muchos de los vecinos, este fenómeno nunca había ocurrido en los más de 25 años de fundado del sector.

Aunque todo pareciera tranquilo, muchas de las viviendas comienzan a ser habitadas de nuevo por las familias, quienes iniciaron el proceso de limpieza, arreglos y desinfección de los inmuebles, que, ante el desborde de aguas servidas, la contaminación está a todo lo largo y ancho del sector.

Las autoridades han recomendado a los residentes y familias que ya comienzan a recuperar muchas de las cosas y bienes que se creían perdidas, a usar mascarillas y la utilización de alcohol gel, para así evitar el contagio de enfermedades, producto de la contaminación que reina en este parcelamiento.

Los lugareños sacaron a las calles algunos enseres que sufrieron daños, tales como: muebles, colchones, camas, artefactos electrodomésticos, ropa y hasta alimentos, los cuales están siendo depositados en unos contenedores que instaló la Municipalidad de Rancagua a las afueras de la población.

Anuncios

Algunos trabajos realizan cuadrillas de la municipalidad, con el fin de sacar las aguas estancadas en las partes más bajas de algunos callejones, a través de moto bombas, las cuales son arrojadas al canal que bordea gran parte de este parcelamiento.

Hipólito López: “Nos estamos levantando de a poco…”

Uno de los residentes afectados, Hipólito López Conteras, dijo que más del 80% de sus bienes sufrieron pérdidas, ya que el agua en el interior de su vivienda creció hasta 41 centímetros; mientras que en la parte externa quedan rastros de que la crecida del agua llegó hasta casi un metro.

“Nos estamos levantando de a poco y revisar todo lo que se pueda recuperar, para así comenzar de nuevo”, expresó López, mientras que realizaba las labores de limpieza junto al personal de una empresa de aseo que había contratado para sanitizar y descontaminar el interior de su casa.

Afirmó, que no ha recibido ayuda inmediata del gobierno y mucho menos de la municipalidad, ya que la mayoría de las cosas llegaban a otro sector. Al mismo tiempo reconoció el trabajo que personal de Bomberos, Carabineros y Ejército realizado para asistir a los afectados al momento de las inundaciones.

Reconoció que, la mala limpieza del estero “La Cadena” fue lo que originó la inundación, ya que lamentablemente se iniciaron los trabajos desde el puente hasta Punta de Cortez y que hace más de 8 años que no se le hace limpieza al estero.

Hipólito López confesó que cuando vio su casa que el agua llegaba a casi un metro de alto, sintió “una tristeza tremenda, porque no fuimos nosotros los que fallamos, sino otras personas que podían hacerlo y esto lo venimos diciendo desde el año pasado”.

Anuncios

Tanto Hipólito como el resto de los vecinos, esperan que en dos semanas se puedan recuperar de esta tragedia, ya que todo se debe secar, para luego comenzar con una buena limpieza antes de habitarla”.

Municipalidad instaló punto de acopio

Ante las afectaciones que vivieron los vecinos y vecinas del sector Santa Elena, producto de las inundaciones de los últimos días, la Ilustre Municipalidad de Rancagua, inició una campaña en ayuda a los habitantes afectados, iniciando este jueves a partir de las 09:00 de la mañana con un Centro de Acopio a un costado del edificio Municipal de la Plaza Los Héroes.

Los interesados en aportar su ayuda, pueden hacerlo con alimentos no perecibles, artículos de higiene personal, cloro, papel higiénico, pañales, escobas, guantes de látex y alimentos para mascotas.

Este punto de acopio estará instalado hasta hoy viernes hasta las 17:00 horas, con el fin de ayudar a los vecinos del sector rural de la capital regional.

Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios